Últimos temas
» El Cuervo // Afiliación de élite
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyAyer a las 6:18 pm por Invitado

» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyAyer a las 5:26 pm por Natsume

» BLOOD MEMORIES +18 [Cambio de botón]
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyLun Sep 23, 2019 7:13 pm por Invitado

» Entre copas y licores.- Privado.-
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
when the party's over —Priv. Cassiopea. EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

when the party's over —Priv. Cassiopea. 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

when the party's over —Priv. Cassiopea.

Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Lun Dic 10, 2018 12:36 am

when the party’s over




Faniahh/Lala/Cyalana




 
 La mujer a su derecha que acariciaba su brazo era preciosa; su cara redondeada daba un aspecto inocente a aquellos ojos de tigresa de tonos verdosos, rodeados por largas pestañas que adornaban el maquillaje oscurecido. Alan se había fijado en ella y había notado que aquellas pestañas eran falsas, que estaban a punto de caerse con cualquier otro movimiento de cabeza que hiciera para acomodar la larga melena negra sobre su espalda y que, pese a cómo le había vendido el pintalabios que usaba recordándole que no se correría en cualquier beso salvaje que él le diera, había mentido. El rojo de aquél carmín teñía su mentón como si acabase de devorar carne humana sin ningún cuidado, y aquello le daba un aspecto descuidado, pero igualmente, no perdía aquella fiereza que la envolvía. Las ropas ajustadas que ella poseía remarcaba las curvas superiores, esos pálidos pechos asomando por el ajustado corsé plagado de cadenas delicadas y plateadas que robaban el aliento y la mirada del moreno allí sentado, pero incluso con aquella salvaje y hermosa mujer a su lado, sus orbes viajaron por más de una en busca de la que tantos dolores de cabeza le daba con sus berrinches y problemas.

Ladeó la mirada hacia la sala de la primera planta, inclinando el cuerpo para ver el gentío y localizar una cabellera peculiar junto a un varón que no hacía más que intentar tocarla. Podía ver en los gestos de aquella mujer y sus acciones que no estaba cómoda, y él no pensaba dejar que nadie tocase a su hermana en su presencia. Apartó sutilmente a aquella mujer de ojos felinos, descendiendo las escaleras con prisas, adentrándose entre la multitud para llegar hasta la chica y aferrarla del brazo sin siquiera mirarla. Simplemente la apartó y se puso delante de ella, dándole la espalda y cruzando los brazos bajo el pecho. Con una simple mirada frívola recorrió al varón, bufando acompañado del crujir de sus nudillos contra la palma, moviendo la cabeza con altanería en una señal de que saliese fuera. —Caballero, deje a Dulcinea del Toboso en paz— se burló en voz alta, observándole con monotonía. —Y tú, te dije que te quedaras en casa— le espetó a la chica sin voltear a mirarla, apoyando la mano en sus clavículas para empujarla suavemente hacia atrás y apartarla de aquél hombre borracho todo lo que pudiera. —Si te vuelvo a ver junto a ella, será la última vez que uses tus piernas y tus manos— amenazó, volteando ésta vez tras agarrar a la joven por la cintura sin siquiera presionarla, simplemente un intento de protegerla simulando ser algo íntimo para ella, queriendo espantar a los varones que probablemente la mirasen.

Se desplazó hacia una zona más apartada. No quería ser duro con ella, porque a pesar de que fuese una mujer fuerte y autoritaria, conocía a la modelo lo suficiente como para saber que en el fondo era frágil, que todo lo que él dijese le afectaría, y no quería causar daño en su pequeña. —La próxima vez que te escapes para venir aquí, al menos avísame y te tendré protegida. Sabes que no me gusta éste trabajo. Tú vales mucho más como para degradarte de esta forma— le espetó, girando ahora sí el rostro para mirarla y observarla de arriba abajo. Mostró una mueca en sus labios, incómodo y retirando la mano del cuerpo de Cassiopea. —Lo siento, te he confundido con otra persona— suspiró, rascándose la nuca y apartando la vista de ella. —Pero espero al menos que el haber hecho el gilipollas te hubiera servido para algo y no para simplemente joderte el trabajo.
 


Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Lun Dic 10, 2018 9:59 pm

La joven Cassiopea habia aguantado más situaciones de las que nadie realmente imaginaria, y en aquel momento esa podia ser una de en las que más incomoda habia estado. En primer lugar habian pagado por ella por su compañía lo cual sonaba bien pero no lo era, signficaba que no tendria que aguantar diez asquerosos minutos donde a saber las perversiones que desearan que hiciera o hacerle sino que tendría que estar hasta que el se sintiera satisfecho o simplemente llegara la hora límite, aunque ya habia cobrado eso siempre era bueno. Además del hecho de que no podia simplemente vaciar la mente y aislarse de lo que pasara tenia que vestir unas ropas que le habian dado y que le iban mas pequeñas de lo que le gustaria, su vestido cuyo falda imaginaba debia de llegar a los muslos apenas llegaba al inicio de los mismos y la parte superior tan ajustada que casi le costaba respirar y le quedaba mas corto tambien por arriba revelando un evidente escote que solo hacia que tuviera que soportar mas miradas que no buscaba. Y para colmo, por si no fuera poco, tenia que estar en un local donde la estaban exhibiendo como si fuera un trozo de carne y ella estaba acostumbrada pero habia un limite en lo que soportaba y estaban a punto de rozarlo.

Y aunque ella estaba hermosa la habian obligado por alguna razón que no entendia a vestir una peluca azul y encima a imitar un estilo de maquillaje que ni sabia porque simplemente nunca habia tenido la oportunidad de aprender lo que curiosamente no importaba tanto uando estaba excesivamente sugerente, nadie se fijaria en un ala de cuervo inconsistente o un labial puesto a duras penas y ni hablemos de la sombra de ojos. Ella solo se mantenia junto a aquel hombre su unico papel era sonreir, asentir y responder a lo que quiera que le preguntaban, y por supuesto si alguien intentaba propasarse no necesitaba ayuda ajena para partir una nariz de forma contundente.

Todo iba bien, o lo bien que podía ir, habia pasado una hora y estaba que se tiraba de los pelos y no porque la peluca picara -que lo hacía- sino porque no soportaba estar ahi, ni esas risas que se dirigiran los hombres cuando la miraban y que su cliente estuviera borracho como una cuba. Y alguien la cogió de las claviculas y le apartó de su cliente, en un primer momento pensó en resistirse y lo intentó pero con ese vestido apenas podia mover las piernas. Aquel hombre por su voz se estaba pensando que era alguien que no era porque eso de 'quedarse en casa' iba a ser una absoluta decepción en su caso. -Ey, oye. -le dijo aunque le tomó del brazo y tiró y como no podia moverse realmente en ese ajustado traje lo unico que podia era esperar que aquel quien fuera se diera cuenta de que a quien buscaba evidentemente no era ella. Soltó un suspiro cuando al final se giró, la miró y vio que efectivamente habia cometido un error. -Sí, eso te he intentado decir. No soy quien creías. -soltó casi exasperada aunque en el fondo incluso agradecida, pero sus palabras le recordaron que efectivamente eso iba a ser muy contraproducente para ella. Prefirió ignorar eso de 'tu vales mas que esto' porque eso era objetivamente falso, ella solo valía lo que le decía su megacorp, no mas ni menos.

Se movio contra la gente apartandola y yendo hacia la barra donde al menos pudiera sentarse y alejarse del resto de personas. -Dichosa peluca de mierda. -soltó en forma de evidente queja antes de quitarsela de la cabeza y dejarla en la barra, su cabello moreno y largo emanó de debajo y cayó sobre su espalda. -No, no ayudó en nada, he perdido un cliente y probablemente tenga que pagarle yo toda la noche con beneficios. -porque en si hablaba con la megacorp, ¿qué iban a hacer? ¿desentenderse de un cliente o culpar a la indebter de la que jamas se desharian por lo valiosa que era? Ella el eslabón debil de esa cadena. -Pero me vas a invitar a algo -le anunció -bastante cargado, white Knight -soltó como si aquel fuera su apodo ahora, había actuado como un caballero al que nadie le habia pedido la ayuda asi que ahora estaba en deuda con ella, y no al revés, y tendria que sorportar ese apodo le gustara o no porque era un hombre y por antonomasia y experiencia los hombres eran su enemigo particular, tarde, o temprano. -Déjame adivinar: buscas a esa dichosa Agnes, ¿verdad? -le preguntó mirandole a los ojos. Rodó la mirada y soltó un suspiro, tomando asiendo en ese taburete para subirse el vestido y esconder aquel escote que al más mínimo movimiento de no ser por la física de su propio pecho se caería de lo corto que le iba. -Sí, todos han dicho lo mismo, incluso del imbecil del que me has separado, no paraba de mencionarla y decir me pusiera la ropa que me dio porque era como ella pero con mucho mas cuerpo y bla bla bla. -llevó las manos a su pelo recogiendolo en una única cola antes de mirarle. -Porque si pensabas que era ella lo siento, no se ni quien es.


when the party's over —Priv. Cassiopea. UjHuD75i_o
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Dom Dic 16, 2018 5:28 am

when the party’s over




Faniahh/Lala/Cyalana




 
Hey fiera, tranquila— espetó antes de rodar los ojos, emanando un resoplido de cansancio por aquella voz chillona que no hacía más que quejarse. —Puedo pagarte el dinero que has perdido— propuso, enarcando una ceja al oír aquella orden de “ahora me pagas unas bebidas” —, o directamente te puedes ir a la mierda por desagradecida— sentenció, cruzando los brazos bajo el pecho, negándose a pagarle lo que a ella se le antojase. La miró de arriba abajo antes de mostrar una mohín de desagrado, pidiendo una cerveza y mirándola de soslayo. —Pide lo que quieras, te lo vas a pagar tú— le dejó en claro, porque Alan no pensaba ir pagándole los antojos a la gente porque se les viniese en gana. No era ninguna de sus hermanas, ni siquiera su familia. No le debía nada.

Emanó un suspiro de cansancio, pellizcándose el puente de la nariz y cerrando los ojos con fuerza para controlar la jaqueca. —¿Te puedes callar un momento, petarda?— le soltó de forma brusca, abriendo éstos para mirarla con frialdad y entornarlos. —Es mi hermana, cuidado con lo que hables de ella— amenazó, señalándola con el mentón —, y lamento decirte que ella vale más que tú— sentenció, sentándose en el taburete y tomado el botellín de cerveza para dar un trago, girándose para darle la espalda y quitársela de encima intentando que se fuera por ignorarla.

Alan dirigió la mirada al barman, que no paraba de burlarse por la situación, como si automáticamente el nórdico hubiese pasado de ser un cliente a ser el niñero de aquella joven, que tuviera que cargar con ella porque no se la quitaría de encima hasta que pagase lo que ella quisiera o hasta que estuviese satisfecha de tocarle los cojones con sus comentarios y sus quejas a sus espaldas. —No mientras, cría. Cualquiera en éste local la conocería— siseó, apoyando una mano en la barra y, con gesto cansado, girarse para mirarla. —Más pequeña que tú, plana— soltó burlándose de su propia sangre, enarcando una ceja —, ojos grandes y verdes, pelo azul bastante largo. Y piel llena de tatuadas y perforaciones— añadió, como si fuese un toque importante para diferenciarla de todo el mundo. —Vamos, la que mueve el culo dentro de una copa de champagne gigante o baila con abanicos japoneses— encogió los hombros, dando otro trago. —Pero lamento decirte que no te parecías en nada a ella. Te falta palidez, erotismo, ser diestra en el maquillaje, y te sobran curvas— sonrió un poco como burla, señalándola directamente al rostro con el meñique. —Y que dejes de fruncir el ceño. Ella siempre lleva una sonrisa en la cara, aunque ande tramando la forma de separarte la cabeza del cuello.



Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Lun Dic 17, 2018 4:10 pm

La castaña ladeó el rostro apenas una pizca para mirar al contrario, su ceja diestra se alzó y y su cabeza se inclinó hacia adelante con el simbolo universal de una disculpa sarcástica, un '¿perdona?' en el que no hacían falta siquiera las palabras. Decidió pasarselo por alto porque si encima le habia jodido no la noche, pero sí posteriores, donde no podría siquiera decirle a ese cliente que volviera, por mas que lo odiara, por mas rabia que le diera, porque entonces estaria en deuda con él y él, como todos los hombres, solo buscaban aprovecharse de ella y de cualquier mujer. Y de cualquier hombre en realidad. -No, no vas a pagarme la noche porque ya me lo han pagado -aclaró al joven, quizás tenía más edad que ella pero Cassiopea apostaba por lo contrario. Sus pintas de malote con sus tatuajes le gustaban, le parecian inusuales, algo que no habia visto nunca pero aun así se estaba ganando una enemiga poderosa si seguía yendo por ese camino porque ni dejaba que los clientes la pisotearan despues de tanto y ese...quien fuera no iba a ser menos. -asi que -miró al camarero y señaló la barra directamente frente ambos dos. -dos chupitos bien cargados. -no iba a mentir, habia empezado con muy mal pie y ella no pensaba disculparse por exigir una compensación y a él le saldría más a cuenta pagar dos copas que pagar una noche con ella aunque no es que ella fuera de las caras.

-No es una sorpresa tampoco. -contestó a lo que debía de ser un insulto, pero para insultar a una indebter habia que ser imaginativo y eso no era algo que no hubiera escuchado antes. -¿Cría? Gracias por halago, pero me llamo Cassiopea. -ella ya sabia que era hermosa y que su cuerpo estaba diseñado para levantar deseos y pasiones tanto como para que nadie sospechara de ella por eso la contrataban para matar a sus objetivos sin que pensaran lo mas mínimo. -No visito este tipo de locales por placer, ni ningún otro. -le explicó aunque le daría absolutamente igual. Cassiopea parpadeó ampliamente al escuchar su descripcion sintiendose atónita ante lo que oía porque nunca habia visto nada de ese tipo de espectáculos y mucho menos en ese local que parecia una discoteca. -No se quien es, pero si te sirve mi cliente si que la conocía, no dejaba de mencionarla en todo momento, embobado con ella hasta el jodido punto -dio un sorbo directo para tragar aquel chupito y golpeó con el fondo del mismo la mesa antes de coger la rodaja de limon y succionar con fuerza. -de obligarme a vestirme como una muñeca de famosa. Joder. -se relamió los labios antes de pasarse el dorso de la misma para retirsarse aquellas gotas de licor y limón. -No hace falta que me digas lo del maquillaje, ni lo que llevo, no lo elegí y ni me preguntes de donde lo sacó -porque ella no sabia que efectivamente esas ropas no es que fueran similares a las de la misteriosa Agnes pero que eran las mismas que llevaba. 

Se subió de nuevo aquella parte superior del vestido solo para que no le oprimiera tanto los pechos porque llegaba al punto de dificultarle el respirar del agobio. Odiaba sentirse entallada generalmente. -Pero he de darte las gracias, habré perdido un cliente pero lo siguiente que me pediria es follar conmigo y que me llamara Agnes o yo que sé. -bufó echandose parte del pelo del flequillo hacia atrás. -Es lo que tiene el ERO, lo que manda es el dinero. -le aseguró hablando por experiencia propia. -Y cuentame, señor desconocido y lleno de tatuajes, ¿viniste aqui solo para buscar a tu hermana? -porque el como le ordenaba donde estar y que hacer casi parecía que era una persona controladora pero ella no iba a meterse en problema que ni le venían. -¿Y donde dices que tu famosa hermana baila y eso? -le preguntó con curiosidad. -Después de la que me ha liado, indirectamente, me causa demasiada curiosidad el verla si es tan maravillosa y perfecta. -no iba a mentir, estaba jodida desde el primer minuto que ese capullo le obligó a vestirse de alguien. Como si ella no fuera el mayor regalo que pudieran tener, porque ella no vaia nada, era una propiedad, una posesión que alquilar pero su orgullo era lo único que le quedaba. -Aunque cuando tenga otras pintas. -murmuró frotandose el ojo, corriendo el maquillaje y tiñendose el parpado y la cuenca del mismo, eso le gustaba más.


when the party's over —Priv. Cassiopea. UjHuD75i_o
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Jue Dic 20, 2018 8:25 pm

when the party’s over

 


Faniahh/Lala/Cyalana
 



  
Alan encogió los hombros, tamborileando los dedos completamente tatuados contra la barra de cócteles y rodando la mirada. —Tampoco te he preguntado cómo te llamas, petarda— volvió a soltar, presionándose el tabique con el índice y el pulgar para zafarse de la jaqueca que le ocasionaba. ¿Acaso no era muy difícil ignorarle? Estaba trabajando, ¿no? Pues que se fuera a seguir haciendo lo que hiciera. —Sólo te necesito para que me digas dónde vive ese hombre y por qué tanto interés en mi… hermana— habló, girando el rostro a ella, y apoyando los talones en los posapiés del taburete. —Y nada más, una vez me respondas, cierra la boca, pero no me des el coñazo— sentenció, emanando un suspiro agotado.  Se detuvo a mirar las ropas de la mujer por unos segundos, frunciendo el ceño antes de estirar la mano a la falda de su vestido y tirar de ella para acercarla a su cuerpo. —Eh, esta ropa es de mi hermana— espetó, agarrándola de la cintura con fuerza, no porque quisiera sobarla, sino porque necesitaba que se girara y le diera la espalda. Se  bajó del taburete y volteó la parte de atrás del cuello de aquella prenda, fijándose en aquella diminuta talla que embutía a Cassiopea y arrugando la nariz. —Necesito que te mires el escote, por dentro— volteó la cabeza para no mirarla, cruzando los brazos bajo el pecho. —Si hay una mancha de pintauñas negro en la tela, te acompañaré a que te cambies de ropa y me des la de mi hermana—.

Le dio tiempo suficiente para que siguiera sus órdenes, encogiendo los hombros. —¿Tengo pinta de putero como para pensar que vengo aquí de normal?— bufó negando con la cabeza. —Yo no necesito pagar a ninguna mujer para conseguir un polvo, niña. Sólo buscaba a mi hermana, y ahora hago de niñero a una cría insoportable, punto— masculló, ladeando la cabeza para señalar la salida con el mentón. —Si quieres te llevo al trabajo de ella, pero primero quítate eso, cámbiate y dámelo— ordenó, como si fuese una sentencia que ella no podía quebrar o negarse. —Pero tampoco pienses que es una musa. Agnes es del montón—. Alan se desabrochó la chaqueta, metiendo la mano dentro del bolsillo para dejar el dinero de su cerveza sobre el mostrador y pasar junto a Cassiopea. —Te pagas tus chupitos y te vienes fuera. Ese vestido fue un regalo de una persona muy importante para ella, no pienso dejar que te lo quedes tú— amenazó de forma fría, mirándola a los ojos y con el ceño ligeramente fruncido. —Te acompaño a casa o a donde coño tengas la ropa. Si no sales en diez minutos, entro a buscarte, Cass, y créeme, te voy a quitar yo el vestido si hace falta.
  


Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Vie Dic 21, 2018 1:32 pm

Pese a que la conversación consistía en un veinte por ciento en 'no me interesa' y otro veinte por ciento en insultos de la persona contraria hacia la joven, pero Cassiopea solo rodaba los ojos porque ni siquiera era original y al paso al que iba soñaria con la palabra 'petarda' hasta que tuviera pesadillas. -Sabes que cuando quieres algo de los demás debes de ofrecer algo a cambio, ¿verdad? Podria ser una horrible persona que no haria nada filantrópico, y te aviso: no soy una buena persona y no hago nada por ayudar a los demas si yo no obtengo mi beneficio. -y fue en ese momento cuando le señaló con la bebida porque ella estaba empecinada en algo y cuando se le metía entre ceja y ceja iba a conseguirlo tarde o temprano. Se dejó agarrar porque ya estaba acostumbrada a eso y su instinto se desactivaba cuando simplemente no estaba sola. -¿Me vas a acusar de robo además? -le preguntó girando la cabeza. -Pero veo que no puedes resistir la tentación de acercarte a mi, a ver si te puedes ir olvidando ese de apodo o me agotarás la paciencia, tattoo-boi. -a falta de un mejor nombre usaría ese.

Ladeó el rostro mirandola e inclinando el rostro hacia abajo porque sentada en el taburete era más alta que el contrario. -¿Eso es lo mejor que se te ocurre para querer verme las tetas? -sabía que no habia dicho justo eso pero si él le lanzaba palabras de desamor ella no iba a quedarse detras. Se bajó del aquel taburete y se estiró el cuello del vestido que basicamente se cortaba poco mas de la mitad de su abultado pecho que se quedaba aun mas oprimido. El interior del vestido era de un color oscuro pero mas grisaceo probablemente para que no lo pusieras al revés aunque la forma incitaba a ser una imposibilidad. Miró el tejido junto al escote, habia notado que efectivamente habian unas marcas mucho mas oscuras pero ni se dio cuenta porque no miró el interior antes ni tampoco le habrían llamado su atención. -Qué hijo de la gran puta. -soltó sintiendose aun mas ofendida, ella valía mucho mas que un vestido robado, ella valía más que todos los que estaban en esa ciudad, Cassiopea merecía estar rodeada de lujos y recibiendo todas las atenciones que ella quisiera y no la situación que se había vueto una constante y que no cambiaría nunca.

-Si tan solo esto fuesta un prostibulo, ni estaria aqui ni me habrian traido. -porque llevar a una puta a un prostibulo era como redundante, ya habian pagado por ella para que iban a llevarsela a un sitio donde conseguias mujeres por dinero, era como comprar un coche y luego irte a un concesionario totalmente diferente. -El que está haciendo de niñera soy yo y ni me pagan, asi que ademas de niñera, tonta. -murmuró terminandose el chupito y mirandole. -Me parece justo. -porque ella ya tenia la forma de conseguir lo que queria y ademas ese vestido por ms que le gustara era demasiado opresivo. -Abre tu camino, caballero y te aconsejo que te guardes las amenazas, estare entallada pero no confundas mi encanto con indefensión. -le soltó cuando comenzó a ir al exterior, momento que aprovecharia la castaña para inclinarse hacia el tabernero y con su encanto natural instarle a que dejara la cuenta a nombre de su compañero. -Ya sabes, he de cambiarme, ducharme, sentir el agua caliente recorrer mi cuerpo... -se morderia incluso el labio inferior mirandole y cuando el muy 'listo' cayó ante el truco mas viejo del libro se separó. -El volverá, te doy mi palabra. Y mi numero. -pero el numero que escribió no existia porque se lo habia inventado asi que si sonaba y alguien lo cogía, quizás era porque el destino lo quería.

Al cabo de dos minutos terminó saliendo hasta el exterior, sintió el frío de la noche golpearle su cuerpo y como su piel se le erizó, pero no tenia para comprarse un abrigo y quedo en vestir como se lo habia dicho. Caminó lentamente hacia el y le miró a los ojos mentras se cruzaba de brazos y se los frotaba intentando calentarlos. -Te explicaré como va esto: una vez yo entre no podré salir, asi que me tendras que acompañar, para eso tendras que decir que eres mi cliente, una vez dentro me seguirás hasta mi habitacion y esperaras fuera. Te daré el vestido y me dirás donde trabaja tu hermana y vere yo cuando puedo salir. -porque si trabajaba de noche las posibilidades eran infimas y su curiosidad le podía y algo de rabia para ver como era la tan sagrada Agnes de la que no paraban de comerle la oreja con ella.

Fue entonces cuando recordó la pregunta que le habia hecho y casi que preferia cualquier cosa a caminar en silencio y encima pasando frío, quizás así se le olvidaba que estaba helada. -El hombre se llama Itsuki Akiko, no se mas de él, que estaba obsesionada con tu hermana sai que imagino que la habra visto en persona, unos cuarenta y muchos años, mal aliento, sudoroso y más simple que el mecanismo de un botijo. -le aseguró. -Si esperas que sepa su dirección o su teléfono no has estado nunca en el ERO. -le contestó quitandose aquella coleta para cubrirse los hombros desnudos para intentar calentarse lo más mínimo. -No creo que vuelva a contactarme pero si lo hace no será para nada bueno asi que si me das tu telefono te puedo avisar de que ha venido a verme igual te interesa hablarlo con él.
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Sáb Ene 05, 2019 1:53 am

when the party’s over




Faniahh/Lala/Cyalana




 
Ya no era divertido andar cuidando de aquella mujer. Ahora era más bien algo pesado, un puto coñazo que prefería quitarse de encima. Si ella se sentía su niñera, él se sentía su Super-Nanny, sólo que en lugar de darle pegatinas para que se comportase bien, él sería capaz de abofetearla para que cerrase la boca o gritarle que parase de una vez. —Mira, niña, no sé si te parece divertido tocarme los huevos o sacar de contexto todo lo que te diga, pero me estás llevando al puto límite y si no te callas, me aseguraré de que estés bien jodida con esos babosos— amenazó ante la gota que colmó el vaso; él no era ningún pervertido, tampoco un desesperado para andar buscando cualquier momento e intención suficiente con el que ver el cuerpo de una mujer. —Si para el único hombre que se te acerca a ayudarte, le rechazas y tratas de esta forma, no me extraña que estés jodidamente sola— continuó con aquél veneno, soltándole de malas formas el dinero contra la mano para que pagase y dejase de hacer la tonta con aquellos jueguecitos.

Salió de allí y la esperó en la puerta, metiendo las manos en los bolsillos y observándola por fin de soslayo al estar a su altura. Se percató de que tenía frío, pero ya había intentado mucho por ella como para ahora ablandarse y ceder a todo aquello. —Si piensas que voy a darte la chaqueta, vas jodida— amenazó, sacando un cigarro y prendiéndolo con calma —, haberlo pensado antes de escupir tanto por la boca, niña. Hay veces que es mejor comportarse— añadió, encogiendo los hombros y echando a andar. Dio una profunda calada antes de expulsar el humo lentamente por la boca, mirándola de reojo y ladeando un poco el rostro al oírla. —¿Ese no es el carnicero del distrito tras el pub?—preguntó señalándola con el cigarrillo. —Ya sabes, el de la mujer con parálisis y los gemelos— añadió, volviendo a meter aquella nicotina en sus pulmones. Se crujió los nudillos, metiendo una mano en el bolsillo de la chaqueta y pasando el brazo derecho por el hombro de Cassiopea al ver el ERO.

Así que antes me huías y ahora me pides que sea tu cliente— sacó de contexto, como todo lo que ella hizo desde ahí hacia atrás. —Qué más quisieras, petarda— siseó, tomando el filtro entre dos de sus dedos y tendiéndole a ella el cigarro para que lo acabase. Rebuscó la cartera en el bolsillo trasero del pantalón y tiró el dinero suficiente sobre el mostrador, recogiendo la llave y señalando el ascensor con el mentón a Cassiopea. —Primero el vestido, luego me encargaré de ese mamonazo; vayamos por partes, pequeña— aclaró, porque prefería tomárselo todo con más calma que ir a prisas como ella parecía hacerlo todo. —Pero quizás te haga ilusión saber que el acosador de mi hermana esta noche no va a dormir tranquilo. Y que te dejará en paz todo lo que te queda de vida.




Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Dom Ene 06, 2019 7:10 pm

-Puedes quedartela. -le informó, ni se la había pedido ni la necesitaba. Sí, hacía frío y más teniendo en cuenta que era plena noche cerrada, con algo de viento y ademas parte de la ciudad se alzaba sobre el mar y se sostenía a más de dos cientos metros del suelo lo que hacía aún mas dificil de soportar ese frío que le hacia castañear los dientes de no ser porque apretaba la mandibula y aún con todo eso una gran cantidad de vaho escapaba de sus labios solo con su respiracion. Se cruzó de brazos y siguió caminando, si ya tenia pocas ganas de estar fuera y más con aquel capullo que la obligó a estar como una muñequita de famosa por aquel local. -No lo sé. -contestó con sequedad, intentando contener un compungimiento de pecho que intentaba ocultar. -La primera vez que lo vi...creo que-que dijo algo de carne, probablemente. No conozco la ciudad te lo creas o no, ni menos este barrio tan...lujoso para mi. -y era un barrio corriente que en realidad cualquiera podria permitirse pero ella no tenia ni un uno por ciento del dinero que el mas modesto tendría alli.

-Si lo es, ¿como ha conseguido su ropa? -preguntó curiosa, desconocia a que se dedicaba la contraria, dado que tampoco habría visto ningun espectáculo de dicho tipo aunque supiera lo que hacía. -Porque no te mentire, si me dices que le entraron a robar -tomó aire frotandose los antebrazos suavemente y dedicandole una escueta mirada a su acompañante porque ella tenia prisa por llegar al ERO aunque en realidad deseara no volver a entrar alli. -me lo creería, yo no le habria dado ni la hora y estoy se-segura de que habria intentado follar conmigo pese a que no se lo podía permitir, ni me pagó para eso.

La contraria se detuo y giró la cabeza alzando una ceja y miró de abajo a arriba al susodicho. -Ya, si quieres cruzar el umbral del ERO y sabiendo que yo no puedo salir mas te vale decir que lo eres. -o su hermana se quedaria sin esa ropa que él tanto y tan desinteresadamente quería aunque bien podria ser otro pervertido como el otro. Lo unico que le excusaba era que dentro del ERO, una vez cruzaran aquellas puertas él no podria intentar nada porque habian cámaras y guardias, por otra parte volvería a la misma prisión de la que tanto queria huir asi que era volver al punto de partida, otra vez. -Déjame que hable con el guardia, espera aqui. -Cruzó la entrada exterior de aquel edificio y levanto la mano suavemente para saludar a uno de los guardias exteriores, el pobre pensaba que tendria alguna oportunidad con Cassiopea porque ella simplemente le era cordial porque mas de una vez habia dejado que volviera mas tarde de lo normal pero no iba a tener nada con nadie que perteneciera a ese asqueroso mundo. -Sí, viene conmigo, es mi cliente, he de devolverle la ropa. -hace siete años quizas le hubiera causado pudor decir aquello, confesar que ni la ropa que usaba era suya, pero ahora ya le daba igual.

El joven guardia le indicaria al acompañante de Cassiopea que pasara y ella le esperó antes de acceder al complejo. -No se que imagen tienes del ERO pero ahora veras que se parece mas a un psiquiátrico que una carcel aunque en los dos hay barrotes. Y celdas. No te dejes engañar por el lobby. -murmuró antes de dar paso a la planta inferior. Esta era más parecida a la de un hotel, con zonas amplias, decoracion con azulejos dorados y con trabajadores vestidos de uniforme aunque la seguridad seguia estando presente. -Cogeremos el ascensor de ahi, no el de cristal. -caminó con mas tranquilidad agradeciendo el calor de la planta mas baja y tratando de controlar sus escalofríos. Esperó a que el susodicho entrara con ella y subió hasta la séptima planta. -Bienvenido al ERO. -soltó con sarcasmo una vez las puertas se abrieron se mostraba lo que realmente era el ERO, una serie de habitaciones contiguas, estrechos pasillos, apenas entraba la luz exterior y las pocas luces que habian eran escasas. -Haz lo que veas, yo no tengo interés en que vuelva aqui, si lo hace probablemente me meta en mas problemas asi que incluso me sentiria aliviada. -confesó, porque sabia que aunque tenia privilegios nada impediria que tres o cuatro guardias le recordaran lo que era ser una Indebter que no valía absolutamente nada. -Por aqui.

Indicó con la cabeza girando a la izquierda ante de abrir la unica puerta que habia en ese pequeño giro y se mostró una habitacion, lo mas simple posible, como todas la primera pared (de las cuatro que habian) eran de cristal translucido para que siempre se supiera que pasaba, habia una cama y practicamente nada mas, un pequeño armario donde solo tenia tres conjuntos, envejecidos y maltrechos pero que era lo que podia permitirse. -Pasa o espera fuera, no cambiara nada. -le dijo como si no fuera evidente antes de llevar las manos a la espalda de forma infructuosa. -¿Me bajas la cremallera? -le miró de reojo. -Esta tan ceñido que no puedo de espaldas. [/color]
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Mar Ene 08, 2019 7:19 pm

when the party’s over




Faniahh/Lala/Cyalana




 

Si está obsesionado con ella, lo habrá tomado de su vestuario en el club, y yo qué sé. Si lo supiera, no estaría tan impresionado con que él lo tuviera en sus manos y te lo diese a ti como si nada— respondió con un encogimiento de hombros, deteniéndose junto a la recepción con las manos en los bolsillos del pantalón y la espalda apoyada en la columna más cercana. Observó el lugar con monotonía, soltando un suspiro e incorporándose, separándose de aquél apoyo de un pequeño impulso con el pie que mantenía apoyado en aquél yeso y yendo hacia ella para seguirla. —Si te tienen retenida día y noche aquí y te fuerzan a acostarte con quienes no quieres, créeme que no me imaginaba que ésto sería la Casa Blanca o la mansión en Dubái de un famoso— bufó un poco como risa, mirándola de soslayo. —Me recordaría más a la Prisión de Alcatraz que a un paraíso.

La siguió hasta la habitación, deteniéndose en la puerta y dándose la espalda para darle la intimidad que la chica necesitaría para desnudarse y volver a vestirse. —No te preocupes, ya me quedó claro que no soy tu cliente, no puedo mirarte— se burló sin ganas, tampoco es que quisiera serlo, él no era partidario de pagar para eso o de acosar con la vista a una mujer que estaba tan maltratada psicológicamente con el tema. Arqueó una ceja al oírla, girando sobre los talones y pasando dentro. —No creas que voy a mirarte con deseo o tocarte como lo haría ese hombre— aclaró, posando las manos en sus hombros en un intento de transmitirle confianza y tranquilidad. —Yo no soy de ese tipo de gente, por raro que te parezca. Esto lo hago por mi hermana, y no puedo evitar verte como ella— a pesar de que la diferencia fuese que por su hermana sentía una fuerte atracción física que rozaba lo insano y por ella no sentía más que lástima por el cómo la trataban. —Date la vuelta— pidió girándola suavemente, sin ejercer presión con las yemas de los dedos en sus hombros y dirigiendo éstos a la cremallera para descenderla con cuidado, con miedo a que se quedase trabada o se rompiese y todo se fuera a la mierda.

No me extraña que te quede tan apretado— bromeó, deslizándole los tirantes con cuidado para retirárselos, apartando las manos para cruzarlas bajo el pecho y clavar la mirada en sus ojos, en un intento de decir sin palabras “no voy a mirar más, no te preocupes”. Aún así, acabó volteando para darle más intimidad. —Mi hermana pesará no sé, ¿cuarenta y cinco kilos? ¿Cuarenta y seis? Y es bastante pequeña, más que tú. Quizás metro cincuenta y seis, siete si lo estiras mucho. Ella es muchísimo más delgada y sin forma que tú— quiso añadir como burla sin maldad un”lo que me extraña es que no lo hayas reventado”, pero supuso que aquello le molestaría, más porque una mujer siempre lo llevaría más al lado de “¿me estás llamando gorda?” que al de “¿me estás diciendo que tengo buen pecho y caderas?”. Apoyó la mano en la pared de cristal a un lado de él para llevar la otra al interior del bolsillo de la chaqueta, echando un poco la cabeza hacia atrás y frunciendo el ceño, esperándola.

¿Te dejan aquí encerrada como un animal todo el tiempo?— preguntó extrañado, observando la habitación tratando de esquivarla a ella con la vista. —Menudos capullos— se quejó en un bufido, cruzando las piernas a la altura de los tobillos. —¿Qué hiciste para acabar aquí?
 


Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Jue Ene 10, 2019 3:14 pm

-Te sorprendería la de gente que no ha visto lo que voy a enseñarte. -y las palabras que escogió eran tan ciertas como que no habia un segundo sentido en ellas. Los clientes no solian ir a las habitaciones porque simplemente no podian realizar ningun acto de trabajo en esas dependencias asi que alguien que solo queria follar te llevaba al motel mas cercano o a un callejón si es que no queria ni molestarse en la mínima de las decendias hasta que se sintiera satisfecho o la hora llegara. -Algunos se piensan que esto es lo que ves ahi, la recepcion de un gran hotel o el hall en la zona donde puedes 'conocernos'. -que era como una sala común donde podian convivir los indebter mas 'reformados', los otros, las causas perdidas o demasiado peligrosos, se apartaban del ublico hasta que se reformaran, a base de golpes, abusos y castigos hasta que se quebraran o rompieran del todo. -Básicamente -resumió cuando giró para presentarle lo que era su habitacion, una mas de tantas, una prisión con una gran cristalera. -como si fueramos un prostíbulo y tienda de esclavos en cubierta.

-No mirar se hace complicado cuando no hay nada que te lo impida. -le daba igual que la miraran, a eso se habia acostumbrado, eso no quitaba que no le gustara cuando ella no buscaba una reacción en la otra persona. Esperó a que se acercara, recogiendose el cabello en un moño que sujetaba con la mano diesta, sintió un escalofrío cuando notó la piel de las manos ajenas bajando por su espalda y esta llegaría a erizarse suavemente, puede que no le odiara, aunque no fuera a llamarlo su amigo del alma pero pese a sus malas experiencias y lo mucho que odiaba a los hombres sabia reconocer que no le habia hecho nada, personal y que aun así, el tacto era tan delicado que su aliento escapó de forma breve de sus pechos, relajandose lo mas que podia antes de notar como el vestido pese a lo ajustado comenzaba a bajar.

-Gracias -dijo esa vez con doble sentido porque era la primera vez que alguien decía verla como un ser querido aunque fuera solo porque vestía como ella o porque sentía algo de pena que no mostraba del todo. Una tenia su orgullo y Cassiopea no era menos que cualquier persona y que sintieran pena por ella era algo que le repugnaba pero quizás por la extraña relacion de tira y afloja que tenían no se lo tomó a mal. -Soy la que mejor cuerpo tiene en este lugar -su orgullo salía a flote en lo único de lo que podia presumir, de su cuerpo y figura totalmente naturales. Siguió desvistiendose para bajarse del todo aquel vestido, dado lo ceñizo incluso el haber usado un sujetador era un problema por lo que no le quedo mas remedio que simplemente ir sin nada de cintura para arriba en lo que a ropa interior se llamaba, dejo caer el vestido al suelo moviendo sus caderas mientras tiraba hacia abajo y luego caminaba hacia el armario para sacar la poca ropa que tenía. Se cubrió minimamente antes de colocarse el sujetador y miró aquella habitacion, escueta, pequeña, sobria y con solo unas luces artificiales en el techo y varias camaras de seguridad, dos, apuntando a lados opuestos para que no hubiera un punto ciego jamás. -¿Que hice? La gente no tiene porque hacer algo para terminar aquí. -tomó la sudadera y se la puso antes de coger lo mas parecido a un pantalon de deporte, que hacia las de ropa de diario y de pijama y se lo subió antes de tomar el vestido en sus manos, adecentandolo para despues tenderselo. -Toma. -pero sabía que esa respuesta no iba a contentarle ni realmente ella pensaba que eso era algo que no quisiera decir porque nuna le habian preguntado. -Mi madre era una viciosa, en el sentido mas literal de la palabra. Cuando no pudo pagarse ella misma sus vicios decidio pedir ayuda a las megacorps, ¿como? Pues ofreciendome a mi a cambio, ella pudo no hacerlo pero le di igual, yo no tendria mas de diez años en ese entonces y desde ese momento me tienen aqui. -lo miró a los ojos sentandose en la cama mientras luchaba por recogerse el cabello en su típica coleta y en quitarse aquel maquillaje con unas toallitas mas secas que húmedas.

-Intenté escaparme muchas veces pero el castigo se puede soportar, una vez, dos, cinco, doce, y luego llega un punto donde ya no merece la pena. -se relamió los labios cortados por el frio una vez consiguió deshacerse de aquel lipstick que se habia adherido con fuerza a us carnosos.-Asi que no hice nada, y aqui estoy y estaré hasta el resto de mis dias. Lo que gano, el noventa por ciento va para mi megacorp, el otro diez, me lo quedo yo como mi sueldo porque aqui solo hay alojamiento. -y la comida que le cobraban realmente ni era comida. -Y ni aunque me prostituyera las veinticuatro horas durante todo un mes podria equilibrar lo que me cobrarian por retrasos en mi deuda. -por eso ya, literalmente, no podia pagar lo que debía, ni podría nunca.

Tras soltar un alargado y cansado antes de mirarla. -Pídele disculpas a tu hermana de mi parte, nunca pensé que llevaría un vestido robado, lo que me faltaba ya. -ser una ladrona que aun así ni robaba algo que le sirviera. -Y gracias por venir al rescate, pese a cualquier cosa que diga. -porque puede que para ella fuera peor que intervinieran y si no le mataba, como dudaba que haría realmente, quizas recibiera una visita de algun guardia de parte de su megacorp por mas que fuera una mercenaria entrenada para ellos seguia siendo una herramienta que pulir, usar, tirar y repetir. Una y otra vez. -Y no hagas nada que te lleve aqui, ni los chicos duros como tu duran demasiado en el ERO. -y una condena se podia transformar muy rápidamente en una deuda y las deudas las manejaban las megacorps.


when the party's over —Priv. Cassiopea. UjHuD75i_o
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Alan Duskwatch el Vie Ene 11, 2019 6:53 pm

when the party’s over




Faniahh/Lala/Cyalana




 
Alan sonrió un poco al escuchar aquél comentario orgulloso, pellizcándole el pómulo pese a todo para que, pese a andar allí encerrada, no se sintiese triste y creyese que, al menos, él podía ser un apoyo para ella. Aunque sólo durase segundos hasta que volviesen a los insultos. —Es bueno tener amor propio— bromeó, encogiendo los hombros —, aunque te creo. No lo dudo— añadió, apartándole la mirada para darle su espacio, dando unos cuantos pasos atrás para no agobiarla. La escuchó aunque le diese la espalda, observando el exterior de la ciudad tras aquellos cristales limpios, si no fuesen por huellas de manos. Extendió la mano hacia atrás para tomar a ciegas el vestido, apoyándolo contra su hombro y cruzando los brazos dejándole su tiempo para hablar y expresarse, sin interrumpirla. —¿Y si alguien pagase toda tu deuda?— preguntó girando hacia ella para mirarla, bajando la cabeza al andar ella sentada. —¿Podrías salir de aquí y ser perdonada?— añadió arqueando una ceja.

Negó con la cabeza, dedicándole una pequeña sonrisa y señalando el vestido con un cabeceo en dirección hacia el hombro que lo aguantaba. —No te preocupes, se lo dejaré en el armario y ni se dará cuenta— intentó calmarla quitándole peso al asunto, emanando un suspiro y apoyándose en aquél cristal. —Te regalaré uno igual para que dejes de robárselo— bromeó sin ninguna maldad; al menos ya sabía que ella no entraba en una talla “S” como su hermana. —Por fin lo dices, petarda— picó de nuevo, alzando las cejas y bufando como risa. —De nada, Dulcinea— se burló, volviendo a mencionar la forma en la que la llamó antes de que se hiciese todo el caos entre los dos. Encogió los hombros, fingiendo estar ofendido por advertirle de algo que probablemente no ocurriese, porque nunca entraba en deudas y nunca se dejaba arrastrar como préstamo de nadie. —No te preocupes, ni aunque quisieras tenerme aquí, volverías a verme por el ERO, para tu desgracia— volvió a picar, sonriendo de nuevo y yendo hacia la puerta de cristal con calma, moviendo la cabeza suavemente. —Supongo que esto es un adiós definitivo… ¿Cass?— preguntó, inseguro de si se llamaba así o no.



Alan Duskwatch
Mensajes :
113
Edad :
25 años
Genes :
Impío.
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
La petarda de pelo blanco
Pb utilizado :
Dabi
Procedencia del PB :
Boku no Hero
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Cassiopea Lindholm el Dom Ene 13, 2019 2:06 pm

Si le preguntaban si odiaba a los hombres ella soltaría un rotundo si, porque los hombres, como concepto, no habian sido más que para ella una maldición que había tenido que soportar. Si alguno decía apiadarse de ella solo quería aprovecharse cuando sus defensas bajaran, si alguno decía ser una figura de autoridad no solo no la ayudaban sino que la condenaban a una vida de una esclava que no podia decir que no, que no podía decir una sola palabra. Esa forma de ver el mundo evidentemente se expresó tambien cuando coincidió con aquel joven, que ella creía que apenas rozaria la mayoria de edad pese a su complexión, no es que ella fuera precisamente delgada y escuálida tampoco por supuesto. Pero con el paso de los minutos y casi las breves horas que habia pasado con el no podia decir que fuera alguien que se habia aprovechado de ella ni que quisiera su mal, de hecho Alan soltó en multiples ocasiones que lo que le pasara le daba igual lo cual se sentia demasiado humano como para no verlo con mejores ojos, aunque apenas pudiera pronunciar un agradecimiento sincero.

Tampoco es que viera con mejores ojos a las mujeres, una fue la que le hizo estar condenada durante toda su vida pero al menos su contacto con ellas era tan escaso que solo se tradujo en un ferviente rechazo a la idea de ser madre, algo que preferia evitar por encima de su vida. -Gracias, me gusta que coincidan con lo que pienso. -y quizas era la primera vez que iba a tolerar y animar a que le dijera lo hermosa que era ante lo que debía de sentirse muy halagado. -En teoria -murmuraria sentandose en la cama, acicalandose el pelo solo para evitar que se enredara cuando formara aquella coleta -asi es como las megacorps recuperan la inversion, vendiendonos. Si le sumas el hecho de que es inusual que no acaben volviendo aqui y nos vendan con una deuda aun mayor puedes ir viendo su modelo de negocio.

Pero aquel no era el caso de Cassiopea pues el suyo no fue un caso corriente. -Pero yo ya empezé con casi dos millones de deuda, a mi no me iba a comprar nadie. -aunque esa verdad se escapaba a sus ojos, siempre suplicó que la ayudaran, que ella haría todo lo que hiciera falta. Con lágrimas, con chillidos, pero los hombres solo querian a una joven puber para follar, ¿para que pagar mas de lo que ellos la utilizarían? -ademas, mis servicios han sido más complicados que solo el alquiler de mi cuerpo-y no iba a decirle que en realidad muchas veces la llamaban para eliminar a ciertas personas, enemigos de megacorps, competidores, lo que fuera, y habian invertido demasiado tiempo, esfuerzos y secretos en ella como para dejarla estar en un sitio donde no estuviera siempre vigilada. -asi que ni el ciudadano mas rico de Neoarghia me sacaría de aqui. -se rascó en silencio el cuello con sus medianamente largas uñas antes de apoyar las manos en el filo de la cama. -Pero suficientes historias tristes por hoy.

Asintió cuando dijo su nombre, ella preferia 'Cassiopea' para cualquier persona que viniera a verla porque así ella no se sentia atada, era una forma de distanciarse, pero Cass lo reserva para los que no tenía, sus amigos y allegados. -No definitivo -aquellas palabras casi las dijo con ilusión, quizas porque si estaba en lo cierto alguien vendria para visitarla con la unica intencion de volver a verla, aunque ya habia dicho que no lo haría incluso la persona mas sabia seguia siendo estupidamente crédula aunque fuera en una ocasión. -tienes que darme ese vestido en una talla que no sea como llevar un corsé -que sentir como te apretaban las costillas y el pecho y no te dejaba respirar era una sensación que no le recomendaba ni a la peor de sus enemigas. -y tendrás que contarme sobre lo de tu hermana -no solo como encontrarla, sino como se tomaba que se lo puso -dile la verdad, solo asi podrá tener mas cuidado -o estar mas alerta porque no era su culpa tener a un jodido stalker que le robaba- y también, cuentame la próxima vez que nos veamos que le pasó a ese capullo, aunque no hagas una estupidez. -se levantó de la cama camino hasta el y se detuvo frente a su cuerpo, mirandolo con una sonrisa antes de pasar su diestra por el rostro ajeno sujetandolo suavemente antes de besarle la mejilla. -No quiero que haya un nuevo compañero de 'habitacion' en la de al lado. -suplicó a su modo antes de separarse. -Y gracias por la ayuda esta noche. -le dijo de nuevo, ahora si, a modo de inevitable despedida.
Cassiopea Lindholm
Mensajes :
100
Edad :
25 Años
Genes :
Humana
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
Alan
Pb utilizado :
Riven
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
when the party's over —Priv. Cassiopea. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

when the party's over —Priv. Cassiopea. Empty Re: when the party's over —Priv. Cassiopea.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.