Últimos temas
» El Cuervo // Afiliación de élite
an unexpected reunion [skÖll] EmptyMiér Nov 13, 2019 6:18 pm por Invitado

» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
an unexpected reunion [skÖll] EmptyMiér Nov 13, 2019 5:26 pm por Natsume

» BLOOD MEMORIES +18 [Cambio de botón]
an unexpected reunion [skÖll] EmptyLun Sep 23, 2019 7:13 pm por Invitado

» Entre copas y licores.- Privado.-
an unexpected reunion [skÖll] EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
an unexpected reunion [skÖll] EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
an unexpected reunion [skÖll] EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
an unexpected reunion [skÖll] EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
an unexpected reunion [skÖll] EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
an unexpected reunion [skÖll] EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
an unexpected reunion [skÖll] EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
an unexpected reunion [skÖll] EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
an unexpected reunion [skÖll] EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
an unexpected reunion [skÖll] EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
an unexpected reunion [skÖll] EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
an unexpected reunion [skÖll] EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

an unexpected reunion [skÖll] 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

an unexpected reunion [skÖll]

Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Dom Feb 24, 2019 1:09 am

Lo único que de vez en cuando resonaba en aquel amplio despacho sobre las breves indicaciones del psicologo era el tic-tac de las bolas de metal impactando al son de un metrónomo. Sus palabras resultaban calmadas pero firmes, queriendo guiar al hombre que se situaba en el diván, haciendo que sus pulsaciones se relajaran, que su consciencia abandonara momentaneamente su mente, que pasara a un segundo plano como un espectador, pero presente. -Háblame mas de ese día -le pidió meintras revisaba aquellas notas que él mismo habia compuesto -¿donde estás? -preguntó dejando de escribir algo con el, le dejo hablar y entonces comenzó a guiarle, queria todos los detalles: con quien, que tiempo hacía, donde fisicamente se encontraba él, que pensaba, como se encontraba. Lo que podía sonar a una sarta de bobadas, y con razón, pero todo lo que sucedía era tan importante con saber como y porqué sucedía.

Esa sesión no debería de durar mas de una hora, las personas no duran en trance todo el rato y ya habia gastado veinte minutos mentalizando y preparando a su paciente antes de sumirlo a aquel estado de mentalismo, donde su predisposición y juegos de sugestión harían todo el trabajo. No existía la magia, ni la telepatía ni el control mental, la hipnosis era como la magia: una ciencia enmascarada, la gente creía que el con la hipnosis podrian sacarte todos tus secretos o que quizás podrian robarte y no te enterria o mas absurdo aún, implantar recuerdos en tu mente que se activen tiempo despues. No. Él solo podía hacer preguntas y los demás simple y llanamente decidían que contarle, podían negarse en cualquier momento, eran conscientes de todo a su alrededor y si querian levantarse e ir al baño lo harian como si estuvieran tumbados en su casa.

No esperaba a nadie por aquellas horas, era su segundo paciente del dia, y el último (había tenido una semana bastante tranquila) y salvo las citas en el hospital psiquiátrico el resto estaba bastante calmado. Mas el timbre sonó (y no poco precisamente) fue de forma insistente hasta el punto de que sus palabras se cortaron y su paciente, con el mal humor que lo caracterizaba se puso de peor humor aún y comenzó a quejarse. -Disculpame, quizás es un paciente o algo urgente, pero al menos hemos podido hacer avances, mantenemos la sesion de la siguiente semana salvo que te surja algo, ¿de acuerdo? -se disculpó por la situación y le acompañó hasta la puerta aunque a él le falto tiempo para salir farfullando algo de que había sido una pérdida de tiempo y algun que otro insulto de por medio. Suspiró de forma breve apretandose los ojos con cierta fuerza antes de abrirlos y recordar que, efectivamente, alguien había llamado varias veces al timbre como si fuera a quemarlo. Sus orbes cansadas pero analíticas miraron de arriba abajoa la susodicha, una joven mujer, muy joven, hasta el punto de que no sabia si era mayor de edad porque parecía ir con ropas de un colegio, o un instituto mas bien.

Su cabello rubio, ese flequillo con esos abultados dos moñitos en la parte posterior de su cabeza ciertamente le trajeron algun vago recuerdo, algo que en teoría no recordaba pero sintió que debía de haber algo que olvidaba. Por supuesto él no conocía a nadie de esa edad, la persona mas joven con la que se hubiera relacionado en las ultimas semanas debia de tener veintimuchos asi que no podía saber que hacia alli ni con lo que parecía ser algun tipo de equipaje. -¿Si? -preguntó dubitativo. -¿Querías algo...? -pensó que quizás era una paciente pero definitivamente no habia tenido nunca a una paciente tan joven y en esos casos solían acudir a uno de los que su medico de cabecera delegaba, esos que cubrian los hospitales, no a uno particular especializado en psiquiatrias hospitalaria como él. -¿Quieres pasar? -le preguntó curioso.
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Jue Feb 28, 2019 1:04 am

An unexpected
reunion



El jetlag no dejaba de hacer ruido en su cabeza como un cuco cada hora en punto. Era un sonido constante, una presión y un pitido en sus oídos que destrozaba sus horarios y su cuerpo, arrastrando los pies mientras avanzaba desde el aeropuerto al taxi más cercano y de allí, al edificio cuya dirección llevaba escrita en un papel arrancado y viejo dado por su madre. Las maletas golpearon el suelo de mármol, sus dedos fantasmagóricos timbraban con insistencia, y su mirada indiferente y cansada seguía clavada en aquella puerta de roble frente a ella con la placa de “Dr. Hiroshi Jun”. No conocía demasiado la historia de su madre con aquél hombre; pequeñas pinceladas que cualquier progenitora daría a su retoño durante años cada vez que pregunta por su padre, o aquellas historias que de más mayor nacían a raíz de “he conocido a un chico”, o anécdotas sobre su  juventud con aquél hombre que conoció en un Erasmus a Inglaterra, en aquella universidad de psicología que ella tanto mencionaba.

Su rostro inexpresivo siguió de la misma forma cuando el varón abrió. Frente a sus ojos, un hombre de aproximadamente metro ochenta, asiático, fornido y rozando los cuarenta se presentó, respondiendo ella con un encogimiento de hombros y un bufido. —Un vaso de leche y galletas, no te jode— espetó. Era obvio que él no sabía nada de ella. Por lo que pudo ojear del recibidor sin llegar a entrar, ni siquiera habían fotos de ella de bebé o de su madre cuando joven. Tampoco nada que le hiciera saber que ella existía para él. —¿No me reconoces?— sin embargo, Sköll seguía siendo la viva imagen de su madre en sus años más jóvenes, cuando probablemente conoció a aquél hombre. —Deja lo que estés haciendo por un buen rato. Tú y yo tenemos mucho que hablar— fue lo único que mencionó, tajante, con aires de superioridad, entrando en aquella casa arrastrando las maletas y dejándolas tiradas en mitad del salón. Dirigió una mirada frívola al paciente, bufando y señalando la puerta. —Te puedes ir yendo. Aquí sobras— espetó, girándose altanera hacia el asiático y cruzando los brazos bajo el pecho.

Sköll Hiroshi Heaton. Hija de Alexei Heaton— fue lo único que dijo, mirándole de arriba abajo —, y por desgracia, tu hija también. Suerte que no heredé nada de ti— los ojos, simplemente. Su madre tenía los ojos azulados, y ella había heredado los miel de aquél psicólogo. —El no ponerte condón te pasó factura, viejo— se burló de forma ácida, quitándose el abrigo lleno de nieve, soltándolo sobre el sofá tras dejar un rastro de aquellos copos congelados que nada más tocar el parqué se volvieron agua, o el tapizado de cuero de aquél mueble. —¿Te sueno más ahora?— espetó arqueando una ceja, alisándose la falda y pasándose la mano por el flequillo para aplanarlo frente a su frente. —Mamá pensó que era un buen momento para conocer a mi padre, y para exigirle todo el dinero de una manuntención que jamás pasaste. No me malinterpretes, no es por ser sanguijuela, sólo para pagar su tratamiento.




an unexpected reunion [skÖll] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Vie Mar 01, 2019 12:55 am

Frunció las cejas al escuchar aquella respuesta, realmente era algo que no esperaba, una descortesía de esa manera no era absolutamente nada típica en el país nipón y sin embargo, eso solo desató su curiosidad aunque no iba a mentir, no soportaba que lo insultaran de aquella manera, pero ni él ni nadie lo cual era un pensamiento bastante idiota. -Recuperaremos la cita esta misma semana si te viene bien -le dijo por encima de la rubia que no había tenido la consideración de ser mínimamente respetuosa con su cliente, uno al que ella, por activa o por pasiva había echado y, como un psicologo particular, medio pluriempleado, seguía necesitando tratar bien a sus clientes para que no cortara su flujo de economía pues una casa como la suya realmente no se mantendría por si misma. -Pues no, no se quien eres -y no lo sabía aunque por la forma de mirarla hasta ella debia de darse cuenta de que había algo, por pequeño que fuera, que estaba intentando resonar en el interior de su memoria aunque no sabía que era. Podia ver que era guapa, atractiva, joven, extremadamente joven, pero no nada familiar, nada de lo que hubiera en su vida desde...bueno, desde nunca que él se acordara. Pero no podía estar mas errado.

Avanzó hasta el salón mirando aquellas maletas, ella no pensaba instalarse ahí, ¿no? Porque bueno, eso no era un refugio para gente necesitada ni tampoco era su paciente (y si lo fuera habian normas que no debía de mantener). -Un placer -soltó casi sin prestar atencion a lo que decia -yo soy Hir... -pero se calló cuando dijo aquello. ¿Había dicho el apellido que él había oido? No podia haberselo imaginado y cuando dijo el nombre de esa mujer ese recuerdo latente si que emano de su mente. Durante un momento se apoyó contra el sofá. ¿Podía eso ser cierto? Recordaba aquella mujer, con el nombre todo era mas facil y si, ella se parecía, muchisimo, a su madre aunque eso no podia ser, él y ella apenas estuvieron tres meses y ni siquiera continuos, él estuvo tres meses de erasmus y coincidiría con ella en un par de fiestas que culminaron en algo intimo pero nunca pensó que ella tendria a su hija. Nunca le habia dicho nada, simple y llanamente pensó que habria sido un encuentro fugaz y furtivo, tan efímero como intenso.

-Sí, recuerdo a tu madre -él bien podía creer que ella era hija de su madre, porque se parecía mucho a ella, eran como dos copos de nieve pero lo que era a él, apenas veía el mas mínimo signo. -aunque nunca me dijo que tuvo una hija, no hubo mas contacto cuando terminó mi Erasmus ahí. -y aun así estaba la duda: ¿porque alguien tardaba dieciocho años en aparecer de repente en su vida? -¿Tratamiento? -¿lo hacía entonces por dinero? ¿Por necesidad? ¿Y que le ocurría? Sintió la imperiosa necesidad de saber mas porque solo tenia buenos recuerdos de aquella epoca y, ¿hasta que punto alguien podía enviar a su hija a la otra punta del mundo para buscar un dinero que simplemente podia no conseguir? No sabia si era su hija o no pero aunque no lo fuera, ¿tenia derecho de dejarla fuera cuando quizás era ese el unico lugar al que podía ir? Se frotó los ojos intentando pensar aunque no podía. -¿Vienes desde los estados unidos? -le preguntó, porque ahi fue donde él hizo uno de sus Erasmus y donde conoció a su madre. Tuvo que ser un largo viaje. Murmuró antes de señalarle la casa. -Imagino que no tienes ningun sitio en el que quedarte y -aunque no sabía si era su hija o no no podia dejarla en la calle -no está entre mis costumbres dejar a nadie sin ayuda y menos aún a una joven como tú en la calle como si fuera un perro. Puedes quedarte aqui, tengo un dormitorio de invitados, no es gran cosa pero bueno, tiene su casa, su armario, y unos cuantos muebles. -no era la habitacion mejor decorada pero imaginaba que tampoco esperaría un hotel de cinco estrellas.

Se acercó a una de las maletas intentando cogerla antes de pedirle permiso ni que fuera con la mirada. -Aunque no se cuanto esperas conseguir de mi, no soy precisamente rico, puedo tener una bonita casa, pero me ha costado mis años de trabajo y aun está por terminar. -el dormitorio de invitados por ejemplo no tenia las paredes de cristal, era más cerrado que el resto de la casa porque no podia pagar todos los costes por transformar esas paredes en cristales templados y opacos de afueras para dentro. La guió hasta el segundo piso y abrió la puerta del dormitorio dando la luz. -Esta es, deberias de tener espacio suficiente para tus cosas en lo que...bueno, vamos viendo los temas pendientes. -que tenía demasiadas preguntas para ella. -¿Hay algo especial que necesites? En plan...¿no seras alergica a algo no? Para saberlo, ahora mismo iba a hacer la comida y... bueno imagino que despues del viaje tendrás hambre.
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Dom Mar 03, 2019 6:37 pm

An unexpected
reunion


Bueno, no lo sé. Digamos que el encontrar al padre de tu hija se complica cuando ha pillado un avión de vuelta a Japón y ha dado un móvil falso— escupió, acomodándose en un sillón y cruzando las piernas junto a los brazos. —Has sido un cabrón con mi madre, Hiroshi, y eso no pienso perdonártelo jamás. Nunca te interesaste por ella más que aquella noche, y probablemente huyeses tras eso—. Bostezó, tanto cansada como aburrida de él, tan rápido, apoyando la cabeza en el respaldo y rodando la mirada. —Vaya, imagino cuánto te interesó mi madre cuando ni siquiera eres capaz de querer saber sobre ella. Dime, ¿ya la has cambiado por otra niñata?— se quejó, incorporándose de golpe y mirándole con ojos frívolos, casi asco. —Mi madre tiene cáncer desde hace un año.  Ni siquiera ella es capaz de pagarse la quimioterapia ni la medicina— añadió, frunciendo el ceño —, y ella no es americana. Es escocesa. Estaba allí por la misma razón que tú, paleto—.

Rio sin ganas, bajando del sofá y aferrándose al asa de una maleta de ruedas llena de ropa, mirándole con superioridad desde tras ésta. —Tú abandonaste a mi madre como un perro tras ese encuentro, ¿cómo voy a saber yo si vas a hacerme lo mismo?— farfulló, mirando la casa de forma descarada y arqueando una ceja. —Podríamos ir adelantando ésto para que me vaya y te deje en paz. Veo que tienes un puto casoplón, debes tener dinero de sobra. Dame lo que necesita mi madre y me compraré un billete de vuelta a Escocia ésta misma noche— sentenció. Bufó al verle andar a la segunda planta, siguiéndole con las manos vacías dentro de los bolsillos de la chaqueta del uniforme escolar y entrando tras él, dejándose caer en la cama para comprobar la comodidad del colchón e ignorar sus palabras. —¿Tienes sangre?— preguntó arqueando la ceja. —Alguna carne sangrienta de animal en la nevera, o lo que sea. Mi madre me dijo que tú eras médico, debes tener bolsas en el congelador o donde sea que las guardes— encogió los hombros, sentándose sobre una de sus piernas flexionadas y mirándole desde la cama. —Y si tienes filetes de ternera, te lo agradecería— crudos o no, le daban igual.

Miró por la ventana la ciudad, extrañada de aquél mundo que parecía futurista en comparación a su Escocia. —¿Qué se supone que es NeoArghia?— preguntó en un siseo, bajando de un salto y caminando curiosa hacia el cristal para ver a través de éste. —¿Qué es éste mundo flotante que os habéis montado?



an unexpected reunion [skÖll] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Lun Mar 04, 2019 11:39 pm

-No se qué clases de historias te ha contado tu madre sobre mi -pues aunque él recordaba muy vagamente como habia sido aquel trimestre en el extranjero, donde habia estudiado mas bien poco y disfrutado de la vida mas bien mucho, tampoco es que pudiera pretender fingir conocer a alguien que habria muerto el mismo día que se fue, porque en ¿Que? ¿Dieciocho años? Esa mujer ya no existía y por eso decía que estaba muerta, igual que el Hiroshi de hace tanto tiempo. Ya no era ese joven, y su madre tampoco era la de sus breves recuerdos. -Yo jamás he dado un movil falso, si te lo ha dicho: miente. Llevo con este numero desde los dieciseis años. -pero no iba a creerle y daba igual, no estaba él ahí para discutir con ella sobre lo que su madre le dijo o le dejó de decir. -Yo no la he cambiado porque nunca fuimos nada y porque han pasado casi veinte años desde la ultima vez que simplemente la recordaba, eramos dos estudiantes que se encontraron en la misma facultad y fueron a unas cuantas fiestas juntos, no es que la haya abandonado debajo de un puente sin nada y me haya marchado a vivir la vida loca, ella se fue incluso antes.

Él simplemente se despidio y se marchó a la semana de vuelta a Japón. -Siento escuchar eso. -no iba a alegrarse por las desgracias ajenas y menos por alguien que él conocía, o había conocido. Era cierto: no podía saber si por ahora, ella era su hija o no pero nadie se arriesgaria tanto a recorrer el mundo a ciegas para intentar estafarle y él seguía llevando la profesión por dentro y no le negaría la ayuda a quien lo necesitaba. -Hablaremos del dinero en otro momento, no soy rico por mas que creas que sí. -y primero tenia que confirmar si ella era quien decia ser, no su persona, sino si la relación que los unía era realmente cierta. -Retrasaremos tu vuelta a Esocia, si vas a pedirme una cantidad importante, como magino que lo harás necesitaré al menos un par de dias para conseguirlo -en el supuesto de que fuera a darselo -asi que tienes ahi tu habitacion para lo que la necesites. -al fin y al cabo ella era una invitada, hacia bien ocupando la habitacion de los invitados.

Subio y dejó las maletas en la puerta para que supiera a cual se referia y cuando bajó al piso inferior frunció el ceño ante la pregunta. Sus pasos se volvieron mas abruptos pero lentos como si estuviera tratando de asimilar lo que le estaba diciendo. -¿Sangre? Soy médico sí, pero de la mente, no del cuerpo. No tengo bolsas de sangre para transfusiones, si me dijeras en el hospital quizás, pero vamos, que soy psicólogo. No se para que lo quieres pero si, tengo carne roja, incluso de Kobe, por si te apetece probarla, ya sabes, la mejor carne del mundo y la más cara. -mas que la humana realmente porque la gente desesperada podia ofrecer muy poco pero el kobe costaba lo que costaba: una fortuna. -Te preparare la cena si quieres, cuando me digas. -caminó hasta ella, poniendose a su lado y contemplando el exterior de la ciudad flotante, y como los edificios brillaban y casi parpadeaban.

Tomó aire, de forma profunda, llenó sus pulmones y lentamente los dejó vaciarse antes de apoyar el codo en el cristal. -Una prisión. Neoarghia no es mejor lugar que cualquier otro lugar pero aqui...la gente es mas presa de la tecnología y del futuro que en cualquier otro lugar. -y eso no era algo bueno, ni malo. Era la evolución. Quien no se adaptaba, perecería. -Aqui puedes hacer lo que quieras, mientras que no quieras joder a las megacorporaciones claro. Hay de todo, los últimos androides, as últimas tecnologías, y los últimos problemas. -suspiró cruzandose de brazos. -Yo vine aqui porque hacia falta, cuando a las personas las sometes a mucha tecnología se olvidan de otras cosas, muchos no saben como relacionarse, los traumas y las derivas genéticas y la presion de los que no tienen mucho aqui es mucho mas grave asi que vine aqui por trabajo, y toda esta cas aque ves no se ha construido en un mes, he tardado mas de diez años, y ni está pagada ni terminada. -la miró de refilón. -Es la ciudad más avanzada, con la gente más avanzada, la tecnología más avanzada y los mismos problemas de siempre, pero en otra version sutilmente diferente. Esto no es un paraiso por mas que quieran que sea asi, esta más cerca del cielo que Tokyo pero es mas una carcel que otra cosa. -tomo aire y la miró a los ojos. -¿Como es tu vida en Escocia, Sköll?
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Sáb Mar 09, 2019 6:50 pm

An unexpected
reunion


Aquello le olía mal; o era un despreciable hombre podrido en dinero pero no quería ayudarla o es que simplemente era gilipollas, porque acababa de delatarse mencionando que poseía en su nevera una carne que cualquier persona pobre no podría pagar. Frunció el ceño y le golpeó con el puño sin ejercer fuerza en su costado, como una advertencia de que de ella no se reía nadie frente a sus narices, gruñendo como un animal. —Dices no tener dinero pero me ofreces una carne que vale más que mi vida, ¿qué cojones te pasa, Jun?— casi se le escapaba un “papá”, pero ella jamás le consideraría su padre; éste era quien te criaba y te cuidaba desde niña, no quien simplemente se prestaba a crearte en una noche con una cualquiera, y Jun era de los últimos. Masculló en voz baja en su idioma natal, cruzándose de brazos bajo el pecho y cambiando el peso de pierna. —Pero si me haces esa carne, no me la cocines demasiado, las prefiero crudas— siseó, y sabía que eso podría llegar a enfermarla e incluso matarla; pero ella se creía una no muerta, ella estaba segura de que sería inmune a todo aquello. —Y antes de las diez; comer a partir de esa hora me sienta mal, y no quiero pasarme la noche vomitando en tu baño, ni engordar— puntualizó la rubia.

Le escuchó con atención, pese a que su expresión fuese de pura indiferencia; casi quería demostrarle que no le importaba él, que si él jamás tuvo la necesidad de saber sobre ella o preocuparse por su hija, que ella no le respondería como una hija normal que ansiaba conocer a la persona que junto a su madre, la trajo al mundo. Era odio puro el que sentía hacia él, o eso pensaba. Para ella, jamás llegarían a mantener una relación familiar normal, sino de puro interés para salvar a su madre y nada más, luego desaparecería y él le importaría más poco, que no le dolería alejarse de él. Encogió los hombros cuando le formuló aquella pregunta, observándole con el rabillo del ojo y bostezando, mostrando así los curiosos colmillos que robaban la atención de todo aquél que se fijaba en la boca de la adolescente al hablar, o al notarlos directamente contra su piel.

Pues una mierda, ¿qué va a ser? Acabé los estudios sin mucho mérito; si pensabas que tenías una hija erudita, te equivocas. Me he pasado toda mi infancia cuidando de tu… ¿mujer?, porque ni siquiera era capaz de hacer muchos esfuerzos por sus huesos de cristal. Tampoco he tenido mucha vida; lo único que puedo destacar es que he leído bastante y visto demasiadas películas, pero por lo general, he tenido, tengo y tendré una vida de mierda— confesó, suspirando de forma pesada. —Vivo en una casa apartada de la civilización, no tengo amigos, ni siquiera novio.  Mi madre quiere tranquilidad, así que me encuentro rodeada de naturaleza, animales y campistas— aunque éstos no duraban demasiado. Muchas noches aparecían vacas muertas con sangre seca en el cuello o cadáveres de personas que acampaban allí o iban a hacer montañismo. Obviamente, siempre los relacionaban con suicidios, por no hallar nunca a la adolescente como culpable. —¿Y de tu vida aquí? ¿Muchos locos y muchas mujeres?— se burló de él, riendo de forma ácida y alejándose del cuerpo de su padre para ir hacia la cama y abrir una de las maletas en busca de ropa más cómoda.

Le miró con rabia, haciendo una señal con la cabeza y gruñendo. —Si te das la vuelta o sales de mi habitación, mejor. Quiero quitarme esta mierda de uniforme de una puta vez, y no pienso dejar que me mires, viejo verde.





an unexpected reunion [skÖll] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Sáb Mar 09, 2019 8:36 pm

No iba a mentir, que le llamara pervertido era entendible, pero él no era quien llevaba un traje de colegiala ajustado para un cuerpo excesivamente exuberante pero imaginaba que en su mente él siempre tendría que ser el culpable. El objetivo en el que reflejar sus frustraciones, sus odios y...bueno, que él iba a ser la diana en la que escupir todo su odio visceral y aun así tenía que poner buena cara. Rodó los ojos y suspiró, cerrando la puerta tras él para que se cambiara tranquila, o hiciera lo que quisiera y bajó a la cocina para preparar la comida, pero cambió de parecer, no iba a usar esa carne que le habia ofrecido si la habia repudiado, le haria uno de ternera normal, la carne de Kobe no podía servirse cruda, eso era como matar el sabor, se tenia que tostar, lentamente y no iba a sacrificar una pieza única, que comia una vez cada un mes o dos.

Se puso un delantal, se lavó las manos y sacó los ingredientes para la cena inminente y al escuchar los pasos decidió seguir con aquella conversación o 'lectura de cosas que has hecho mal aunque no dependan de tu control' que le habia estado haciendo. -No pondré en duda tu versiond e la historia pero cuando yo la conocí nunca tuvo una enfermedad de ese tipo. -quizas se habia confundido y era todo un malentendido pero todo empezaba a sonar demasiado exagerado y si seguia por ese caminomas que causarle pena aumentaría aun mas sus dudas sobre si siquiera era hija suya y todo lo que decia era una invención muy estudiada diseñada para saarle el dinero. Dejó caer un poco de mantequilla en la sarten, puso sal, perejil y pimienta y fue agitando lentamente la sarten. -Pero al menos me alegra saber que vives en un buen entorno. -la tranquilidad no podía hacer mal a nadie, debia de ser mucho mas saludable y simplemente seguro vivir donde decía que lo hacía a hacerlo en Neoarghia donde por mas que quisieran vender la sensacion de seguridad necesitabas un seguro muy caro para poder permitirte siquiera la asistencia de los jueces en cualquier problema, y de un seguro médico no hablamos ya, porque los hospitales tenian jueces asociados para socorrer y rescatar armados ante cualquier problema. -¿Mujeres? Las hay en Neoarghia como en cualquier lugar -no sabia de donde se sacaba eso -yo trato a gente con problemas psicologicos, no se que relacion tendrá eso con las mujeres. -porque si sugeria que el mantenia relaciones a diestro y siniestro se llevaría una gran decepcion. -Si las buscas, hay barrios especializados para eso, como en cualquier ciudad, salvo que, bueno, aqui se anuncian publicamente. El futuro. -dijo alargando como si realmente vivieran ellos en el siglo treinta y uno, un sarcasmo.

Hecho el trozo de carne y comenzó a cocinarlo, contando los segundos para girarlo, no entendia porque queria algo practicamente como si fuera un steak tartare donde o no se cocinaba apenas o se cocinaba muy poco pero al cabo de diez segundos le dio la vuelta. -Mi vida aqui no es de lujo y disfrute como tu te piensas, aqui hay mucho trabajo, mucho. Esta ciudad es el centro del mundo y habiendo tanta gente es normal que hayan mas problemas de todo tipo, me vine aqui porque hacian falta psicologos y ya llevo aqui decada y media, 'la ciudad del futuro y las oportunidades' casi cualquier persona puede encontrar lo que necesita aqui. Yo tengo dos trabajos, aqui atiendo a los pacientes mas 'normales' y luego en el ala psiquiatrica me encargo de aquellos que son mas delicados y requieren un cuidado especial. -puso su carne extremadamente poco hecha en un plato y sacó el otro trozo de carne visiblemente mas diferente y lo posó con sumo cuidado contra la sartén. Fue a la nevera y cogió un cuenco con arroz y empezó a prepararunas cuantas bolas rellenas como segundo plato en lo que a su vez batía unos huevos. -Pero me extraña eso de que tu no tengas novio, debes de ser de la clase de mujeres extremadamente populares, como esas animadoras aunque no se si alli las hay.

Nunca habia estado en Escocia y no tenía planes de visitarla, ni de viajar en general. -¿Pretendes ver algo de la ciudad en lo que estas aqui? -preguntó con curiosidad, quizas asi podian recuperar algo del tiempo que habian pasado sin conocer el uno del otro o al menos él de ella. -Por si quieres que te lleve a algun sitio tengo...bastantes dias libres que podria cogerme por no tomar mis vacaciones en su momento asi que podria hacerte una guia turistica si quieres. -algo habria que hacer en lo que los resultados del analisis de paternidad ocurria, porque preferia un si o un no cien por cien seguros a una duda que seinstalara en su corazon por siempre o una estafa que podia haber sido prevenida. Dio la vuelta a la carne, puso las bolas de arroz en un cuenco y luego hizo una tortilla cremosa y lo puso todo en la mesa. -¿Y a que se viene ese gusto exótico por la carne sin cocinar? -pregunto curioso. -Yo siempre he sido de todo lo contrario, cuanto mas hecha e incluso algo tostada mejor.
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Vie Mar 15, 2019 4:24 pm

An unexpected
reunion



La rubia se cambió de ropas, optando por un conjunto más cómodo de leggins y sudadera holgada. Sus pies descalzos parecían forrados de algodón; sus pasitos no se oían, ni siquiera el crujir de la madera de la escalera por la que descendía, dirigiéndose a la puerta de la cocina y clavando la mirada en él con el ceño fruncido. ¿Por qué se quejaba de no tener dinero si ahora fardaba de estar ocupadísimo en términos de agenda en el trabajo? ¿Es que todos los que eran ayudados no le pagaban o simplemente pensaba que su hija era tan idiota como para creerle? —A mí nadie me habla fuera del círculo familiar de mi madre— le corrigió, sentándose en la mesa del comedor tras tomar su plato y dejarlo allí, soplando para que, pese a no haber sido asado mucho tiempo, se enfriase aún más rápido. —Si te crees que tu hija tiene amigos, te equivocas. A tu hija no se le acercan ni las ratas desde que era una niña. Agradéceselo a tu mujer— y con eso se refería a su madre, que pese a que no estuviesen casados, ella siempre le habló de él a su pequeña como «mi marido». Quizás porque quedaba más elegante que cuando te preguntaban dijeras que estabas casada que el decir que te embarazaron una noche de rebote. —Ella siempre me sobreprotegió, ¿sabes? Nunca quiso que me relacionara con la gente, ni siquiera los niños del pueblo. Pensaba que me harían daño y le arrebatarían a su amuleto más preciado— porque de relacionarse Sköll con los demás infantes de su edad, tomarían el culto en el que ella y su madre estaban metidas y la llamarían loca. Probablemente iría al extremo de llamar a la policía por las condiciones en las que fue criada la rubia y las asquerosidades que debía comer y hacer desde tan joven.

Pinchó la carne cruda simulando apuñalar a un ser humano, dirigiéndola a sus fauces para arrancar y desgarrar como un animal hambriento. Muchos la relacionarían con el cuervo por su forma de comer carroña, otros con el lobo, porque dejaba limpio incluso los huesos, como si jamás hubiesen tenido carne y músculos pegados a éstos. —No lo sé. Me basta con quedarme en la habitación todo el tiempo y que no me de el sol— razón por la que estaba tan pálida, hasta el extremo. —¿Ah sí? ¿Me vas a llevar de putas? Porque es lo único que me has comentado que tiene esta ciudad; barrios plagados de prostitución— se burló de forma ácida, volviendo a desgarrar y tragar casi sin mascar, limpiándose la grasa de la cara. Si decían que Sköll había salido de una tribu donde no conocieron los modales al comer ni la elegancia, no se equivocarían demasiado. Encogió los hombros mostrando indiferencia, agarrando la cerámica para pasar la lengua por el aceite y la grasa, junto a la sangre del animal en el fondo, limpiándolo con la sinhueso y bebiendo agua como si jamás se hubiese podido hidratar en la vida. Se quitó los restos de la cara y la boca con la manga, dejando allí la mancha de grasa en la tela grisácea y mirándole de reojo, alerta ante aquella pregunta.

Mamá me ha dicho que no cuente nada sobre mi dieta o sobre mi vida y crianza en Escocia— fue lo único que dijo, relamiéndose para retirarse el agua y apartar el plato de un empujón, ladeando la mirada a él y cruzándose de brazos bajo el pecho. —Quiero más carne.



an unexpected reunion [skÖll] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Vie Mar 15, 2019 7:53 pm

No supo que fue lo que más le extrañó de las dos cosas mas raras que había parecido ver en todo lo que llevaba de década: si ver a la que decía ser su hija comer de una forma tan voraz que él apenas pudo dar mas de dos bocados y verla relamer el plato como un animal casi (y eso sonaba raro incluso si la comida que había preparado estaba buenísima porque apenas le había dado ni sabor ni cocción) o si el hecho de que pintara a su madre como un autentico monstruo posesivo que solo pensaba en si mismo, anteponiéndose incluso a las necesidades de su hija, algo con lo que no estaba ni minimamente de acuerdo. Se levantó frunciendo el ceño aun medianamente preocupado pero le enseñó un par de filetes que había. -¿Uno o los dos? -porque a la velocidad a las que se los había comido casi pensaba que además habría pasado hambre desde hacia meses para comer a ese ritmo. -Quizás soy el último que debería criticar a nadie, pero creo que una joven como tú no se merece una infancia así, sin amigos ni...joder. -masculló aquello ultimo, conteniendolo porque sabia que pasaba cuando aislabas a las personas, y los niños necesitaban socializar de una manera u otra aunque fuera incluso de forma telemática, pero necesitaban desarrollar muchas cualidades mas.

-Además, a mi no me parece que seas una joven con la que sea 'difícil' relacionarse, definitivamente te fallan las formas pero bueno, todos hemos sido así cuando eramos jóvenes, aunque fuera por rebelarnos. -echó la carne roja en la sarten para cocinarla lo mas mínimo e intentar que al menos no pillara una infección por comer carne cruda. -Lo siento por tu madre, de verdad, pero el criarte a si no ha sido pensando en ti. -no al menos si eran esas razones que le daban las que había dado le parecían muy muy laxas. -Pero imagino que no quieres hablar de eso ni mucho menos que yo sea el que critique nada de tu madre. Te ha criado, te ha cuidado y amado, eso es mas de lo que pueden decir muchos y es algo por lo que le estoy agradecido, si no lo hubiera hecho no habría podido conocerte -aun no sabría si era su hija o no pero algo muy dentro de el le decía que para él ya lo era. -En fin, toma -le sirvió aquel trozo de carne extra y volvió al suyo dando lentos bocados para sentir aquel éxtasis de sabor.

Hiroshi negó con la cabeza. -Tu has sacado el tema, pero en Neoarghia hay bastantes mas cosas. -seguro que mucha gente iba allí por las libertades, la prostitución en Neoarghia era un negocio legal así que partiendo de ese punto era difícil negar la importancia. -Por ejemplo está el HUB a la estación Nova, yo nunca he ido, y no te voy a mentir que quizás tomar una lanzadera hacia el espacio da algo de miedo pero supongo que es algo que deberíamos de hacer al menos una vez en la vida, ¿no? -al fin y al cabo, ¿cada cuanto surgía una ciudad en lo alto del espacio, o se descubrían razas sintientes y pensantes mas allá de los humanos? -Hay un gran recinto para conciertos, óperas y funciones de cultura si te gusta ese tema, también hay un parque de entretenimiento a veinte minutos de aquí. -pero tras mirar aquella expresión de cansancio cerró la boca. -Bueno, como imagino que no querrás no te insistiré. -se calló dando un trago de aquel sake para rebajar el peso de la carne en su estómago.

Tras unos instantes contemplándola y viendo como ella era a sus ojos una mujer hecha y derecha, extremadamente joven pero hermosa casi se sintió afortunado de que algo suyo fuera tan hermoso, casi como una flor que había abierto sus dorados pétalos por primera vez. -¿Hay algo que quieras saber de mi? Ademas de echarme mierda quiero decir. -porque si iba a salir con eso pese a que él se esforzaba en intentar hacer algo con ella y comprenderla, le respondería con indiferencia.
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Sáb Mar 16, 2019 8:32 pm

An unexpected
reunion


¿Y aquello le sorprendía? ¿Qué se esperaba aquél hombre cuando dejaba a una niña con una enferma como su madre? No me malinterpretes, Sköll había crecido en un mal ambiente sin relacionarse con nadie más que locos psicópatas que creían en cultos y sacrificios, por eso ella tenía una forma tan extraña de actuar, porque los niños repetían lo que los adultos de su ambiente realizaban, así como se relacionaba con los demás de la única manera que había visto. Era una chica que no sabía de sentimientos, que si sentía amor, no tenía ni idea de lo que era, ni cómo demostrarlo o gestionarlo como una persona normal lo haría. Ella actuaba como un salvaje, por mero instinto y nada más, era por eso que nadie quería acercarse a ella, porque su forma de demostrar las emociones era demasiado extraña, y peligrosa. —Y eso que aún no he empezado a hablar y a contarte nada, viejo— habló encogiendo los hombros mientras esperaba un segundo plato de carne.

Que se hubiera criado en ese ambiente y lo viese normal no quería decir que algo en su cabeza, al ver las demás familias de aquella ciudad, no hiciese “click” y tuviese la mosca tras la oreja, recordándole que quizás no había tenido una crianza muy normal, que todo lo que ocurría en aquella casa era digno de un documental paranormal, o de meter a todos en un manicomio y no dejarles nunca libres, bajo ninguna circunstancia, para que dejasen de causar daños. —No me ha amado— aunque, ¿qué sabía ella lo que era un amor de madre si jamás lo había sentido? No podía decir si lo que había tenido de pequeña lo había sido o no. Ella no era nadie para opinar ni catalogar los sentimientos de los demás hacia ella. Tampoco para saber lo que sentían en dichos momentos. Para ella, la ira y la alegría eran lo mismo. El dolor y el placer iban de la mano, y la tortura y la enseñanza no eran nada si no iban juntas. —Ella me mandó aquí para el dinero, no para que te conociera, no te confundas.

Se inclinó hacia el plato para volver a devorarlo con prisas, atragantándose un par de veces y sin siquiera llegar a saborearlo. Le miró de reojo, retirándose la grasa de la barbilla y bufando como un animal, entornando la vista. —¿Entonces a dónde me vas a llevar, viejo?— indagó, apartando los huesos limpios a un lado del plato y empujándolo con fuerza hacia atrás en aquella larga mesa, para acercarlo a Jun. —¿De putas, a ver aliens o cuadros?— volvió a burlarse, reclinándose en la silla y apoyando el brazo sobre el respaldo. —No lo sé, Jun, ¿qué tal la vida sin saber que tenías una hija? ¿Muchos problemas? ¿Fuiste más feliz que ahora? Supongo que sí, a nadie le alegra saber que ha dejado a un asco de niña como yo en el mundo y que además vas a tener que soltar pasta en ella. Seré una carga.



an unexpected reunion [skÖll] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Hiroshi Jun el Mar Mar 19, 2019 12:50 am

-No me llames así, por favor. -le pidió, aunque no era de su agrado casi ningún mote si que no iba a aceptar uno que realmente no era cierto, hubiera aceptado cualquier cosa pero viejo, por tener unas pocas canas en el lateral de su rostro, si es que esa era la razón, era pasarse y no era de nuevo respetuoso. Él no la llamaba niñata ni pensaba hacerlo así que ella no debía de decirle aquello. -Bueno, entonces espero que llegue el día o el momento en el que quieras contarme lo que sea. -no sabia si era su hija y aun así ya se había sincerado con ella mas que con cualquier otra persona. Quizás porque no era una psicóloga, él no iba a psicólogos, podía autoreconocerse de forma objetiva pero con ella las palabras salían sin pensarlo así que creía sinceramente que lo era. La consideraba su hija aunque por motivos legales necesitaba una respuesta, y personales. Seguía queriendo saber la verdad de manera irrefutable, saber si ella era de su propia sangre o si su ilusión se quebraría por el peso de la propia certeza. -Pero bueno, como dice el sabio: tiempo al tiempo.

Sus palabras le entristecieron. ¿Como era criarse sin el amor de su madre? Quizás era una adolescente simplemente y mentía, o exageraba porque condicionaba la verdad a lo que ella percibía pero sus palabras le parecieron extremadamente sinceras algo que le llegó a doler incluso, o preocupar. ¿Podía esa ser la fuente del extraño comportamiento que mostraba? No quería apresurarse con su diagnostico y menos no estando ejerciendo de psicólogo. -Me dolería saber eso pero no puedo esperar que me tenga afecto -aunque él si que guardara un buen recuerdo de ella en sus periodos de estudiante, en esos tres meses que se conocieron si que había llegado a sentir amor por ella pero un amor imposible, destinado a la tragedia. -Ademas, supongo que es normal cuando su salud peligra. -ya estaba dispuesto a gastarse lo poco que le quedaba ahorrado, después de salvar a Agnes que lo había abandonado el mismo día que la rescataba del hospital, en ayudar a su madre fuera ella o no su hija. Hasta ese punto de ceguera andaba él.

-Olvida lo que dije. -soltó levantándose de la mesa para recoger los platos antes de guardarlos dentro del lavavajillas. Sus palabras escupían un ácido que percibió directamente y no podía culparla, él tenía la culpa de todo eso, lo que significaba que en efecto no podía dejarle con aquellas preguntas sin responder. Hablar era la primer parte hacia la sinceridad, la segunda era decir la verdad.  -Bastante solitaria si te interesa. -le respondió mirándola mientras se lavaba las manos y las secaba contra una toalla y luego la miraba a los ojos. -Habría preferido saber de tu existencia del mismo momento en el que hubieras nacido. -dobló la toalla y se giró, apoyando la cintura en el borde de la encimera de piedra pulida, mirándola. -Por supuesto, no habría sido mi vida como ahora pero...por mas que tu veas aquí una casa y una aparente riqueza lo único que tenia no... -prefirió borrar aquellos recuerdos de su mente, como hizo ella.  -...en fin, que preferiría haber tenido a alguien que me acompañara y con quien estar, pero supongo que pensaras que es una bobada o que miento.

-Yo te he acogido en mi casa, y ahora también es tuya, te puedes quedar aquí el tiempo que necesites, al menos unos tres o cuatro días, es el tiempo que necesito antes de darte lo que pides. -cruzó sus brazos y se movió rápidamente hacia el baño antes de darle un bastoncillo. -Preferiría no tener que hacerlo pero como no estas en mi libro de familia necesito que me des una muestra para comprobar que somos padre e hija, y para que no digan que te he secuestrado o algo así. -porque su madre podría decir algo así y si no se demostraba lo contrario podía sacarle aun mas dinero, que por lo que sabia de ella, y recordaba, no sería una mala mujer pero por lo que decía quizás se equivocaba. Esperó a que le devolviera la muestra y lo guardo en una bolsita. -Te prepararé el baño, que imaginó que querrás uno después de mas de quince horas en un avión. -le sugirió -y dado que te ha gustado poco tu cuarto te cederé el mio, ¿de acuerdo? Prefiero que los días que estés aquí no pienses que te he tenido en cuartucho solo porque no hay mas habitaciones. [/b]
Hiroshi Jun
Mensajes :
30
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Sexualidad
Pareja :
Pareja
Pb utilizado :
Hanzo
Procedencia del PB :
Overwatch
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
an unexpected reunion [skÖll] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

an unexpected reunion [skÖll] Empty Re: an unexpected reunion [skÖll]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.