Últimos temas
» El Cuervo // Afiliación de élite
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyMiér Nov 13, 2019 6:18 pm por Invitado

» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyMiér Nov 13, 2019 5:26 pm por Natsume

» BLOOD MEMORIES +18 [Cambio de botón]
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyLun Sep 23, 2019 7:13 pm por Invitado

» Entre copas y licores.- Privado.-
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
The rabbit down the hole [pRIV.] EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

The rabbit down the hole [pRIV.] 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

The rabbit down the hole [pRIV.]

Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Jue Mar 07, 2019 8:19 pm

Neoarghia, la ciudad que podía visualizarse desde el espacio y desde la mismísima estación Nova, aunque no era mas que un punto brillante, como un haz de luz intenso desde la distancia seguía siendo muy llamativo en contraste a cualquier otra ciudad que hubiera en el archipelago japones. Durante mucho tiempo lo habia mirado, sobretodo de pequeño pues hasta los diez años no pisé aquella enorme casa que llevaba en nuestra familia desde que la ciudad se alzara sobre Tokyo. Pero en persona la ciudad no era muy diferente de como podía ser la estación, sí, no habría un techo de cristal que impedia ver el firmamento pero casi que era peor. La ciudad apestaba, era oscura pese a las luces de Neon que usaban en todos lados y todo parecía demasiado intrusivo incluso cuando su casa estaba en una zona relativamente apartada debido a lo grande de la mansion, aunque por cosas de espacio las viviendas se seguian anexionando una con otra lo que le restaba imponencia de no ser porque la mansión podria alojar mas de dos decenas de personas sin molestias.

El edificio blanco y pristino tenia una sobriedad informal por dentro, seguian estando todos los inventos esperables, androides que esperaban en alas concretas de la planta baja y las superiores, suelo de madera, muebles perfectamente detallados y hechos a mano...todo lujos. Lujos que a mi siempre me habian dado igual. Mi cuarto era quizás lo unico diferente, eso y el cuarto exterior que uso como taller. La idea era estar ahi, en Neoarghia, no mas de dos semanas, tiempo en el cual mi madre aprovechaba para comprar lo que en la estación era dificil de obtener (la ropa y las joyas siempre han sido su pasión y la moda de la estacion siempre es muy dependiente de las naves que suben). Mis hermanas se van con mi padre a sus reuniones con mi padre o simplemente hacen cosas que yo no sé y yo...como la oveja negra de la familia que soy, me dedico simple y enteramente a mi pasión: mis muy profesionales inventos.

Estaba demasiado inmerso en esos cachivaches, intentando que el disipador funcionara correctamente, no queria tener que usarlo y que la espuma de gran absorcion no se disparara, porque entonces mis huesos, si es que sobrevivia, se acordarían mucho de mis errores. Aunque no estaba yendo como quería. El sonido incesante del timbre fue precedido por unos golpes directamente en mi taller. Me quité las gafas de protección, aparté el sudor caliente de mi frente y sople mientras miraba la puerta. -Amo Aren: tiene una visita en la entrada principal. ¿Desea que le reciba aqui? O... -su voz era áspera, como la de todos los androides. No me gustaban, no al menos esa version, he oido de otros que tienen consciencia y, sinceramente, preferiria a alguien que no me tratara como esperaria mi padre. -Ya voy, debe de ser el profesor particular, aunque pense que llegaría mas temprano. -dejé las herramienas y crucé el pequeño pasillo que conectaba con el interior de la casa. Era mas facil atravesar el corredor central que rodear toda la casa para ir a la puerta y sin mirar siquiera la abrí. -¿Sí? -pregunté dubitativoantes de mirar a quien estaba al otro lado. Pero cuando la vi, en ese mismo instante casi que volví a sentirme como...como si tuviese fiebre. Una fiebre extraña, que no se concentraba en la frente sino en el moflete y bajaba rápida como un relampago.
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Agnes Muller el Vie Mar 08, 2019 2:13 am

❝The rabbit
down the hole


¡Es la última vez que te hago un puto favor, Alan! ¡Deja de meterme en tus mierdas, la última vez que te ayudé casi acabo en la cárcel, o en bancarrota por culpa de tu novia!— chilló al teléfono móvil, discutiendo con la persona al otro lado de la línea y apartándose las hebras del rostro. —¡Yo también tengo cosas que hacer, ¿entiendes?!— insistió, resoplando. Supuestamente debía pasarse por su casa para tomar unos libros y archivos e ir directamente a la dirección enviada en un mensaje de texto. No sabía en qué se había metido ésta vez, pero temía que fuese de nuevo la vida turbia con la que se había estado ganando el sueldo y ésta vez, ella también participase inconscientemente.

- - -

Llevaba horas caminando sola por aquellas calles desconocidas. En un pasado, habría ido sin miedo por éstas, sin ningún arma punzante oculta en la cinturilla del pantalón o sin tener predeterminado en el botón de “encendido” del móvil el número de la policía si apretabas tres veces seguidas. Tenía miedo de que volviesen a matarla, de volver a notar heridas abriéndose contra su carne sin ser siquiera capaz de reaccionar, de encontrarse cara a cara con su asesino. No era de extrañar que fuese por la calle mirando a todos lados, acelerando el paso o abrochándose el abrigo completamente para evitar que la reconocieran por los tatuajes visibles que sus ropas dejaban al descubierto.

Paró frente a una mansión, asegurándose al mirar la dirección y el Google Maps, arrugando la mirada extrañada y acomodándose la bolsa de tela con un estampado típico de Wednesday Addams en blanco y negro. El hombro le pesaba, le dolía; el soportar unos cuatro kilos de hojas y libros contra una zona huesuda que aún no había podido ejercitar de nuevo por la falta de tiempo y las semanas viviendo a base de suero en un hospital le pasaban factura. Timbró insegura, arreglándose la falda corta y vaquera de tono negro en su cintura, metiendo dentro uno de los filos de la camisa de cuadros roja y holgada en la parte delantera de la prenda inferior y acomodándose las medias semitransparentes.

Sonrió cuando la puerta se abrió ante ella, ladeando el rostro y arqueando una ceja al ver a un joven con pintas de menor de edad ante sus ojos, asegurándose de leer en el móvil el nombre de a quién buscaba. —¿Aren Akishino?— preguntó, esperando que aquél niño fuese a por un chico más mayor que fuese su hermano, por ejemplo. Pero se sorprendió de que no se moviera y simplemente hubiese movimiento de un androide tras él. Arrugó los labios extrañada, abriendo los ojos con sorpresa seguidamente y riendo incómoda. —Mi hermano no ha podido venir hoy. Supongo que tú eres la persona a la que está ayudando con la tecnología y todo eso— encogió los hombros. Tampoco le importaba, sólo quería dejar allí los libros y volver rápido a casa antes de que anocheciera, porque cuando salía la luna, no podía evitar de estar sola en la calle el empezar a llorar, temblar y pedir ayuda por traumas pasados. —Me pidió que te dejase todo esto— añadió, sacando un par de libros del interior de aquella bolsa y unas cuantas carpetas con folios, entregándoselo y dando una palmada de satisfacción a la altura del vientre. —Bien pues… supongo que me voy ya y te dejo con lo que quiera que andes haciendo.



The rabbit down the hole [pRIV.] LFYSNNre_o
Agnes Muller
Mensajes :
115
Edad :
25 años
Genes :
Dracónica
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
*Laughs maniacally with a sexual undertone*
Pb utilizado :
Jinx
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Sáb Mar 09, 2019 7:11 pm

No lo noté, pero de haberme visto a mi mismo en tercera persona (como esos videojuegos cutres donde la cámara pasaba a otro plano solo porque quedaba mas cinemático) probablemente habría visto a un Aren con la boca entreabierta, la mirada bailando entre el el rostro divino de la contraria y las curvas de su cuerpo hasta que se enmascaraban lentamente en su abrigo. Ella era, como describirla...quizás lo unico hermoso que había visto bajo aquella ciudad y sus luces de neon y hologramas. A mi solo me gustaba el bosque, la naturaleza, los pocos parques que habian en la ciudad flotante y mas que menos acababa siempre bajando a Tokyo para visitar su belleza pristina e inmaculada más que quedarme en aquella esquirla de metal gigante y tecnológica que era Neoarghia. Quizás ella simplemente lo primero bello que habia visto fruto de los humanos y no de la madre naturaleza. -S-si soy...soy yo. -murmuré antes de ladear la cabeza hacia atras para intentar ver que buscaba con tanto ahínco. -¿Y tú eres...?

No imaginaba quien podía ser, en mi mundo las mujeres asi no aparecian llamandome a la puerta y menos desde que me habia dedicado a demostrar que yo no iba a ser como mi padre, que nadie que se acercara a mi esperando eso iba a conseguir lo mas minimo. Yo era quien acudia a los demas para ayudarlos no ellos a intentar obtener algo que no tengo siquiera. -¿Tu hermano? -fue entonces cuando até los hilos, sí, habia estado pidiendo libros y clases simple y llanamente para tener algo que hacer y si me ayudaba ademas con mis inventos mataba dos pájaros de un tiro. Tomé los libros que tenia y aunque la contraria parecia dispuesta a irse de inmediato algo dentro de mi no quería que se marchara. -¡E-e-espera! -creo que la emoción del momento me estaba superando pero bastante tenía con que las palabras no se me atragantaran en la garganta y con eso tengo más que suficiente. -Quiero decir -intenté relajarme para no asustarla. -he de pagarte lo que le debo, aunque no me haya dado la clase, al menos me ha traido los libros y...tu has hecho el esfuerzo de venir, asi que no quiero que te vayas -y me podria haber callado ahí pero los dos sabiamos que perteneciamos a no mundos, sino universos totalmente diferentes. -sin que al menos te pague, pasa y ponte comoda si quieres, yo ire a por mi cartera. -no era complicado usar dinero cuando eras una persona extremadamente rica pero mi padre se aseguraba de darle lo justo y lo minimo, si pensaba que con eso iba a dejar de jugar a ser un héroe, como el decía, se equivocaba bastante.

Retrocedí sin cerrar siquiera la puerta y avanzé hasta mi habitacion situada a treinta segundos de distancia desde la puerta de la entrada a la ultima habitacion de la planta baja. Murmurando cosas sin sentido, como "genial, seguramente ahora piensa que eres un imbecil que no sabe ni hablar sin ponerse nervioso, que orgulloso estoy de ti Aren" o "y te quedas mirandola fijamente, es que es para golpearte la cabeza". Al final regresé con o que sería el equivalente a sesenta mil créditos, bastante mas de lo acordado dado que eran unos ochocientos dólares. Volvi aún entre murmullos, intentando dejar de reciminarme aquella mala presentacion que habia dejado por los suelos la poca autoestima que me quedaba y busqué donde pudiera estar la contraria, encontrandola en lo que era el salón, una gran estancia abierta con varios sofas alargados y puestos en cadena, las librerias llenas con libros y un enorme televisor tan delgado que apenas generaria sombra. -Los...libros iban a ser treinta mil, el resto es una compensacion por las molestias. -murmuré ofreciendole el dinero antes de mirarla. -Sí aun quieres irte, te acompaño hasta la puerta. -yo sabía que ella no queria estar ahi, bastaba mirarla para saber que esos ojos al contemplarme y su cuerpo sobretodo, decian querer retroceder, casi como si estuviera asustada o asqueada de mi, o decepcionada. Probablemente a padre le habria caido bien. -Le pedí a tu hermano una hora de clase, pero supongo que a ti estas cosas ni te van ni te vienen. -por como lo dijo entendí que a ella la tecnología debia de darle bastante igual. -No solo estudio esto asi que si por alguna razon extraña te apetece darme una clase de lo que sea, no pondré pegas, de donde vengo los estudios suelen ser muy...raros. -sobretodo cuando me habían metido en una institución educativa para los futuros dirigentes de las federaciones donde ni por asomo tocaré nada similar a lo que quería ser: el heroe que exploró el espacio con su nave. Al menos podia seguir trabajando como heroe, aunque la paga era mas bien poca.

Negué con la cabeza deshaciendome de aquella idea. Alguien con una belleza como esa no se quedaba en la casa de un extraño y le daba clases, mas bien sería la que se burlaba de gente como él, aunque con menos malicia y perversion que su padre cada vez que ambos estaban en la misma sala.


Hablo (solitario) - Aren/Dante (conjunto)
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Agnes Muller el Dom Mar 10, 2019 9:59 pm

❝The rabit
down the hole



Se mantuvo quieta frente a él, encogiendo los hombros y analizando la situación. Ya sabía de sobra que probablemente fuese el hijo de un millonario o por el estilo; no había más que ver la mansión y aquél androide empleado, no había que ser muy listo. Aún así, alzó la mirada a él extrañada, abriendo la boca para hablar dubitativa. —Agnes, Muller— añadió más tarde, inclinándose hacia el marco de la puerta para apoyar allí el costado y el brazo estirado hacia arriba, asintiendo con una ceja alzado. —Sí, Alan. El de los tatuajes. Es tu profesor,¿no?— continuó, emanando un suspiro y entregándole todo. —Mira… tengo prisa, hagamos ésto rápido. Dame el dinero y me iré. Cualquier duda le llamas a él, aunque hoy no podrá pasarse. Está ocupado— en una cita con aquella petarda del ERO, pero ocupado.

Suspiró rodando la mirada cuando la invitó a pasar, apoyando la mano diestra en su cintura desnuda y frunciendo el ceño. —Rápido, niño— insistió, arrugando la nariz y entrando tras él, quedándose en el pasillo de aquella entrada antes de seguirle al salón tras ver una indicación por su parte. Cruzó las piernas sentándose en el sofá, sacando el móvil para revisar las redes sociales mientras se mantenía ajena a los movimientos de los droides custodiando la entrada de la casa o yendo de un lado a otro cargados con bandejas o ropa limpia supuso, negando con la cabeza y chasqueando la lengua. Estiró a ciegas la mano para recibir el dinero contra su palma, guardándolo en el interior del sujetador por no llevar ninguna riñonera encima o bolsillos largos donde no se fuesen cayendo al andar o sobresalieran, alzando la mirada para clavar la vista en él, entornada. —¿Siempre tenéis bichos de éstos dando vueltas por la casa para todo?— siseó, levantándose decidida a irse una vez le respondiera y cruzando los brazos bajo el pecho.

¿Puedo fumarme un cigarro?—preguntó sacando la cajetilla del pequeño bolsillo de la chaqueta, prendiendo el mechero lejos de la punta y accediendo cuando él le dio permiso, acercándose a una ventana para no ensuciar el aroma de la casa con la nicotina. —Escúchame niño. Estoy deseando irme a mi casa a seguir durmiendo y prepararme para la sesión de mañana. Quiero arreglarme éste pelo de mierda y la cara, lo último que querría es quedarme en un lugar como éste rodeada de lujos y mierdas— siseó, apoyándose en un mueble y observándole de reojo. —De lo único que podría darte clases es sobre modelaje, literatura, música, ganar enemigos o sexo, y ni siquiera domino ya todo eso. Así que céntrate en lo que te de mi hermano y no malgastes tu tiempo conmigo.


The rabbit down the hole [pRIV.] LFYSNNre_o
Agnes Muller
Mensajes :
115
Edad :
25 años
Genes :
Dracónica
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
*Laughs maniacally with a sexual undertone*
Pb utilizado :
Jinx
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Lun Mar 11, 2019 10:15 pm

En cuanto aquella joven hermosa me dijo su nombre fue como si este se me quedara inscrito en fuego. Agnes. Muller. Hasta cada silaba sonaba extrañamente melódica en la lengua en la que ambos estábamos hablando lo cual no era algo que yo dijera mucho pues ni la poesía ni la música habían sido de mi aprecio ni de mi interés, mas allá de leerla o escucharla en ocasiones esporádicas pero nunca de componerlas. Yo no era un artista, solo un...héroe en busca de su sueño. -Ajá, aunque solo me ha dado una clase. -que no fue nada mal, al principio pensé que se habría equivocado pero en cuanto se presentó pensé que tenia un nombre que no iba con su físico pero no le juzgue, es mas, ¡estuve encantadisimo de dar clase con él!

Mi paso se aceleró cuando ella me metió prisa, la primera impresión que me dio, obviando su cuerpo, que era algo complicado de hacer teniendo en cuenta que parecía haberse metido de lleno en mi mente -y eso que intentaba sacarla de ahí porque hasta yo se que eso no estaba bien- no obstante parecía que yo no le caía bien. No me sorprendió, era un poco inocente el pensar que alguien que pisara o conviviera en esas cuatro paredes o un área de diez kilómetros a donde estuviera su padre o hubiera estado, no iban a profesar molestia por mi persona. Además, ni que yo tuviera alguna posibilidad con ella así que incluso agradecía que se comportar así. Era una buena forma de recordar en que lugar debíamos de estar cada uno y aun así seguiría pensando que podía ayudarla, porque todo el mundo merece y necesita ayuda por breve o nimia que sea.

Entregué el dinero y traté de fingir que no me había quedado mirando con demasiada atención ese escote y su brasier y la escuché. -Hay cinco por toda la casa, aunque a mi no me hacen caso les dije que no me atendieran, puedes decirles que se retiren si quieres. -a mi no me molestaba su presencia pero no soportaba tenerlos siguiéndome, queriendo hacerlo todo por mi y no dejándome tranquilo. Me encogí de hombros, si quería fumar podía hacerlo mientras no fuera en una de las habitaciones, pero su padre fumaba, y dos de sus hermanas también así que no creí que fuera a molestar a nadie -No son las materias en las que me especializo per... -un fuerte rubor emanó de mis mejillas. -¿Se-s-sexo? -hubo una mirada dubitativa, un calor ferviente en las mejillas y las orejas y luego una risa muy muy nerviosa. -Mu-muy graciosa Agnes -dije mirando a todos lados, maldiciéndome internamente por no ser capaz de siquiera luchar contra mi subconsciente, intenté no hacer caso de eso, ¡solo podía ser una broma para incomodarme! O para burlarse de mi, lo que fuera.

-Yo no soy bueno en nada de eso, y no se como la música podría servirme -pronuncié aún nervioso. -la verdad es que eso de...moda, podría servirme. -dicho así casi parecía que fuera a abrir mi linea de ropa pero ni mucho menos. -Verás, tengo algo un...prototipo, pero nunca he sido bueno con los colores ni las formas, es...algo muy valioso y no me vendría mal la ayuda de alguien con gusto. -y dije eso porque si yo no le interesaba entonces era que simplemente tenia el gusto del que yo carecía. -Se trata de un diseño para un... -¿como decirlo? Iba a reírse, lo sabía, y estaba más que seguro de eso. -un traje de héroe -solo tenia el diseño, no lo había mandado a construir a un porque no era una prenda que fueras a usar de forma normal si no un traje que tendría que aguantar la descompresión en el mismísimo espacio. -Puedo traerte los planos si quieres aunque bueno, seguro que se te ocurre algo mejor. -fue entonces cuando la miré a sus ojos antes de negar con la cabeza. Menuda tontería le he soltado, normal que quiera irse . -Da igual, si quieres irte no pasa nada, tampoco he de obligarte a quedarte si no quieres, al menos ha sido un placer hablar contigo.
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Agnes Muller el Miér Mar 13, 2019 12:33 pm

❝The rabbit
down the hole



¿Qué edad tienes, doce años?— soltó, enarcando la ceja mientras cubría del viento la llama del mechero, prendiendo el cigarro y dejando escapar un suspiro con el humo que se quedó en sus pulmones. Guardó el encendedor y apoyó la espalda en el marco de la ventana, observándole con una ceja arqueada, las piernas cruzadas a la altura de los tobillos y el brazo izquierdo bajo el que sostenía el cigarrillo. —Hazme caso, niño. Nada de lo que sé me ha servido para algo. La escritura y los libros sólo me han llevado a juicio y a perder la cabeza, el sexo a andar medicada y viendo a un psicólogo todo el tiempo, la música a perder los nervios y la cordura— dio otra calada más profunda, soltándola en dirección a Aren; —y el modelaje para joderme la vida, para siempre— finalizó, mostrándole la cicatriz curva del pómulo. —Sigue con mi hermano y sus clases, lo que él te esté dando seguro que te sirve más que lo que yo podría darte—.

Rodó la mirada; lo que le faltaba por oír. Respiró de forma brusca, resoplando y girándose hacia la ventana para darle la espalda y seguir fumando, frunciendo el ceño. —¿Me estás tomando el pelo, niñato?— espetó, cambiando el peso de pierna —, porque no he venido hasta esta mierda de barrio para que te rías en mi cara, pijo de mierda— continuó con rabia, negando con la cabeza. —¡No me dedico al corte y confección, por dios! Búscate a una modista, yo sólo uso lencería y me sacan fotos, a veces ni eso, y nada más— le aclaró, dándose un golpe con la palma de la mano en el rostro y chasqueando la lengua. —Mira, olvídate de todo eso. Mañana le das el coñazo a mi hermano, odio a los niños— confesó nerviosa, apartándole la mirada y clavándola en un mueble del salón, abriendo de más los ojos.

Eh, quién es el de la foto— exigió, acercándose al marco y dando una calada al cigarrillo, dejándolo colgando de sus labios y entornando la vista. Recordaba el rostro de aquél hombre de cuando estuvo trabajando en el Blue Ram; el tío adinerado que no quería más que forzar a ambas mujeres sólo por su diversión. —No me jodas con que es tu padre—siseó, mirándole de reojo y yendo rápida al sofá donde antes estuvo sentada. Se cargó al hombro la chaqueta y la bolsa de tela, dirigiéndose directa a la salida, con prisas. —¡No digas que he estado aquí!— vociferó, abriendo la puerta y sorprendiéndose de no haber tenido que ejercer apenas fuerza en el pomo, recibiendo una fuerza inversa hacia donde ella se estaba moviendo y retrocediendo al tener delante el cuerpo de aquél hombre. —Joder— siseó.


The rabbit down the hole [pRIV.] LFYSNNre_o
Agnes Muller
Mensajes :
115
Edad :
25 años
Genes :
Dracónica
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
*Laughs maniacally with a sexual undertone*
Pb utilizado :
Jinx
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Miér Mar 13, 2019 11:04 pm

¿Por qué todo el mundo se comportaba como auténticos capullos cuando yo estaba delante? Yo no hacía nada en su contra y ¡mira como me trataba! Como si yo estuviera tratando de hacerle perder el tiempo e incluso le había pedido que me ayudara con las lecciones, pero no parecía importarle. En eso si que encajaba en esa casa, nadie de los que allí vivían demostraban lo mismo por mi: no parecía importarle lo mas mínimo. -¿Por qué iba a bromear? -me callé al escuchar aquello. -Bueno, yo...lo siento, de haber sabido que ibas a tomártelo así no te lo había propuesto yo era por... -murmuré lentamente antes de escuchar como con cada palabra parecía incluso que iba a clavarme un cuchillo. -¡Y yo que sé! -me excusé separándome de ella, no solo se había burlado de mi sino que ahora iba a hacer que yo fuera el malo de la película, ni mucho menos. Ni por asomo. -Si tan molestas estas vete, veo que de los dos el único que aprecia la compañía del otro -y algo mas que apreciarla pero lo último que iba a decir era revelar aquello. -así que si tanto te desagrado puedes irte porque no se... -pero ella parecía ignorarme hasta el mismo punto de que miraba un marco de una foto con mas atención de la que me había dedicado a mi, y quizás era la primera vez que alguien desconocido a mi o mi familia me trataba así, casi empezaba a darle la razón a mi padre: yo debía de ser algún tipo de inútil que provocaba la mayor de las animadversiones. Que daba asco básicamente.

-¿Que foto? -total si no iba a poder hablar porque me ignoraba al menos podría disfrutar de su presencia aunque fuera solo con los ojos mientras no se fuera. -Ahá -asentí con la cabeza -¿que pasa con el? -con él pasaban muchas cosas pero ella no podía conocerle pues apenas llevaban tres días en Neoarghia y una joven como ella no se movía ni por asomo en los mismos círculos que él. Aunque claro, yo no era aún consciente de cuantas mujeres como ella había destruido mi padre. -¿Eh? ¿Y ahora a que viene...? -pero la puerta se abrió y ambas figuras tuvieron un encontronazo, por una parte la peliazul que parecía haber visto un fantasma o algo así. Fruncí el ceño sin saber que pasó hasta que vi a mi padre dar un paso hacia adelante. Y sentí aquel mismo agobio cuando me miraba, aunque esta vez ni siquiera me prestaba atención. Quizás lo único bueno de esa situación.

-Hombre -la voz rasposa emanó de mi garganta, incapaz de contener una sonrisa al ver a aquella mujer en las puertas de mi misma casa. Ya sabia quien era, yo mismo la había investigado cuando mi hijo dijo de tener unas clases particulares con aquel joven, pero eso solo lo sabía yo. Cerré la puerta, evitando que escapara, no no, aquello solo había empezado. Dejé el maletín tirado en el suelo avanzando a la altura de la contraria. -veo que tenemos una visita inesperada -la miré de refilón antes de fijarme en el incordio de mi hijo, desesperante, una escoria, una autentica...oportunidad. -Aren, ¿que tal si traes unas bebidas? -pregunté, directo, sin esperar un no. -Vengo sediento -y otra mirada mas fue a parar al cuerpo de la peliazul, apoyé su diestra cuando el se giró no solo en la espalda ajena, tan delicadamente que ni se percibía y bajándola hacia el trasero ajeno lo sujeté con fuerza, probando aquellas nalgas antes de marcarlo por encima de la ropa con las uñas. -Ven, tomemos asiento en lo que charlamos. -y caminó con ella de nuevo hacia el salón, colocándose en el sillón frente a la mesa, poniéndose lo mas alejado en el sillón, de tal forma que su hijo no viera lo que hago, hubiera sido demasiado suave para el dolor que quería causarle. -Y dime... -pregunté relamiendome los labios. -veo que ya conoces a mi hijo, ¿para que te ha pedido que vengas exactamente? ¿Te ha pedido a ti también esas estúpidas clases? -pero no tenia interés en su respuesta sino en mover su mano diestra, oculta bajo las nalgas ajenas para deslizarse un poco mas hacia adelante, siguiendo la curva de su trasero. Y se miró para ver a su hijo, sonriendole suavemente.


Hablo (solitario) - Aren/Dante (conjunto)
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Agnes Muller el Vie Mar 15, 2019 2:03 pm

 
   
—the rabbit down the hole


 


Se sentía como el ratón, atrapada en las fauces del gato que hizo acto de aparición frente a ella. Un temblor notorio sacudió su cuerpo, aterrada, observándole callada mirándole a los ojos. «Tú otra vez no, por favor…». Tragó saliva, retrocediendo, sintiéndose acorralada frente a sus zarpas, sin quitarle la mirada de encima y quedándose estática cuando él avanzó hacia ella. —No me toques— ordenó golpeando su mano, en un intento de apartarla de sus curvas. Sonó un golpe seco por aquél manotazo, frunciendo el ceño y enfrentándose a él con una simple mirada. —No vuelvas a tocarme— insistió con rabia. Trató de rodearlo y salir por la puerta, mas su brazo la detuvo, retrocediendo y siendo obligada a volver al salón, pese a que sus deseos eran los de volver a casa. Allí se sentiría segura, enterrándose bajo mantas o entre los brazos de su hermano.

Se sentó lo más alejada que pudo de aquél hombre, sin dejar de temblar en estado de shock cuando aquella mano volvió a su cuerpo. Eran como serpientes deslizándose por ella, sentía el mismo pavor, que no podías siquiera hacer un movimiento brusco para evitar que se revolviese y atacase como el animal carroñero y agresivo que era. Ni siquiera encontraba palabras para hablar; se encontraba acorralada allí sola, y sólo deseaba que aquél niño volviese al salón a sacarla de allí cuanto antes. Cerró los ojos con fuerza, conteniendo las ganas de llorar. Su memoria le devolvió oscuros recuerdos del pasado, donde tenía que aguantar con la boca cerrada el cómo su padre se aprovechaba de ella y la amenazaba para evitar que hablase, y aquello le trajo rabia y dolor a su cuerpo, una impotencia que aparecía en su rostro pálido en forma de lágrimas y ojos enrojecidos. —Por favor...— suplicó, sin querer mirarle, evitando voltear y ver la cara de su padre en aquél hombre —, para de tocarme— insistió, con sus piernas nerviosas sufriendo un tic que la obligaba a sacudirlas, apoyada sobre la punta de sus botas y cerrando los ojos con fuerza, conteniendo los sollozos y las lágrimas.

Habría matado por tener el revólver bajo las ropas, para darse a respetar y proteger sus miedos, protegerse a sí misma. Maldijo que Alan se la arrebatase con la excusa de que ya no la necesitaba, que había vuelto a la vida y que estaría segura mientras no se separase de él o de Rhaenor, que no necesitaba mancharse las manos de sangre. Que una musa como ella no necesitaba presenciar el horror de un cadáver frente a ella por ser la culpable de arrebatarle la vida. Quizás esa sobreprotección la estaba aterrando más que aquél hombre, por no sentirse fuerte como para revolverse y clavar el picahielos dentro del cubo de una botella de champagne, colocado sobre la mesa del salón, o de usar el pisapapeles pesado para golpearle el cráneo.

Su labio inferior tembló, sintiendo el nudo en su garganta y negando con la cabeza, notando su nariz taponada por las lágrimas y la tensión. —No… Yo sólo vine para entregarle algo que no pudo mi hermano— le corrigió en voz baja, temerosa de alzar el tono por si él se molestaba. «¿Dónde quedaron tus fuerzas y tu rabia, Agnes? Eres patética». Giró el rostro para mirar a Aren, suplicando con la mirada, buscando ayuda de él pese a que sabía que aquél chico tenía más miedo de aquél hombre que ella. —Aren— llamó con la voz quebrada, carraspeando para deshacerse del nudo y evitar que su grito de ayuda fuese descubierto por Dante. No quería meter al chico en problemas por su culpa. —Necesito que llames a mi hermano y le pidas que venga a por mi. Rápido— sonó insistente, desesperada. —Por favor, hazlo por mí. Necesito volver a casa.

 


The rabbit down the hole [pRIV.] LFYSNNre_o
Agnes Muller
Mensajes :
115
Edad :
25 años
Genes :
Dracónica
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
*Laughs maniacally with a sexual undertone*
Pb utilizado :
Jinx
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Vie Mar 15, 2019 8:40 pm

Sus súplicas entre susurros lejos de hacerme sentir mal eran refrescantes incluso. Como una niña que pedía desesperadamente que le dieran algo que no le correspondía, los dos sabían por qué ella había ido allí, no es que fuera por mi claro pero el destino la había puesto delante y si la tenia en mi propia casa con mi propio hijo presente, oh si, aquello era una señal divina y todos saben que yo las aprovechaba y exprimía al máximo. -Ni por asomo. -sentencié aferrando aun mas su perfecto y redondo trasero cuando se sentó en el sofá, evidentemente conmigo al lado, la mesa nos cubría así que el listo de mi hijo no vería nada aunque en realidad podría haberlo percibido si no fueran tan estúpido como yo sabia que lo era. Hice caso omiso a lo que me dijera, incluso si intentaba golpearme o apartarse ella seria la primera que necesitara tener las apariencias bien contenidas, ¿como quedaría alguien que decía ser solo una desconocida si de repente se mostraba muy violenta. -Ah ¿si? Vaya, espero que no te haga perder el tiempo mucho -aunque por la mirada de odio que me mandó Aren supe precisamente que el tenia un interés notorio por la contraria. -Vamos... -le susurré, inclinándome fugazmente contra su rostro, mordiendo el cartílago de su oreja antes de negar con la cabeza y tirando del lóbulo juguetonamente proseguí -...tu cuerpo lo esta disfrutando, ¿crees que no noto lo húmeda y caliente que estas? -porque bastaba aquel lento e intenso contacto con las yemas de sus dedos para saber que por mas que le incomodara estaba de acuerdo.

-Aquí tenéis. -¿por qué diablos tenia que ser yo quien le trajera las bebidas? ¿Acaso no podía llamar a uno de sus androides? Si, podía, pero mi padre se había acostumbrado a humillarme y casi que prefería eso al resto de cosas que haría si podía centrarse enteramente en mi. Fruncí el ceño al verlo tan junto de Agnes aunque no era consciente de que pasaba, tenia que fingir que ella no era nada o conociendo a mi padre ademas de lanzarme unas cuantas cuchillas invisibles entre sus palabras. Tomé asiento al otro lado, mi padre sabia cuanto odiaba tener que compartir siquiera la mínima de las palabras como para estar sentado junto a él. Abrí el refresco y apenas antes del segundo sorbo las palabras de Agnes, casi desesperadas me hicieron fruncir el ceño. -¿Eh? Claro.-para qué se había sentado entonces. -Vamos, ¿ya te vas? Si apenas ha... -pero mi hijo había sido demasiado rápido, quizás su única muestra de decisión pues se levantó asintiendo y cogió el teléfono. - entonces -diría carraspeando la garganta, liberando el trasero de la contraria cuando ella se levantó y cogí aquel refresco y me marché no sin antes dirigir una mirada a la contraria. -un placer conocerte, espero que vengas mas, serás más que bien recibida aquí.

-¿Quieres que te acompañe a tu casa?
-pregunté mientras marcaba el teléfono de Alan, había dado tono pero nadie contestaba, quizás seguía ocupado. Me acerque a ella que parecía extremadamente nerviosa hasta el punto que abrí la puerta si tanta urgencia tenia por irse. -Oye, también puedo llamar a un taxi, no te acompañare si no quieres. -no sabia porque estaba así pero quizás era porque yo había resultado realmente exasperante, lo cual no podía negarse porque ya se había notado lo poco bien que le caía pese a mis esfuerzos porque no se quisiera ir porque bueno a mi si me gustaba.


Hablo (solitario) - Aren/Dante (conjunto)
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Agnes Muller el Dom Mar 17, 2019 9:22 pm

 
   
—the rabbit down the hole


 


No me toques— volvió a insistir. Si lo único que le quedaba ahora mismo era la voz, pensaba usarla como pudiese para demostrar que estaba harta de aquél trato, de que básicamente todo el mundo se riera de ella en sus narices, que la redujeran a mera carne, o que simplemente le hicieran creer que ella valía una mierda y debía callar, bajar la cabeza y aceptar todo el daño que quisieran provocarle sin poder quejarse. Contuvo las lágrimas, sintiéndose agobiada, con aquél hormigueo ascendiendo por sus pies, paralizando sus piernas y manos, yendo directo a su cuello y escote, los cuales se enrojecieron. Comenzó a sudar, a respirar de forma más brusca y a temblar sin poder controlarlo. —No me toques— mencionó de nuevo, de forma más lenta y autoritaria, con rabia, incorporándose cuando vio a Aren en el marco de la entrada al salón. Agarró la botella de champagne sobre la mesa, ¿eso era una burla hacia ella, el tenerla allí presente junto a aquél licor que ella dejaba caer por su cuerpo como una cascada cuando se conocieron? Supo que no debía hacerlo, pero estaba acorralada, no le quedaba otra.

La agarró del cuello y estampó la parte las gruesa del vidrio contra la cabeza del adulto, librándose de aquél agarre tan incómodo para ella, apartándose para evitar manchar y humedecerse la ropa y saliendo corriendo a la puerta de salida. Se dejó caer acuclillada en la entrada, sujetándose la cabeza y escondiéndola entre sus rodillas rompiendo allí a llorar, palideciendo por el terror que aquella situación le estaba generando. Acababa de romper en un ataque de ansiedad que ni siquiera Agnes era capaz de controlar. Tembló aún más al escuchar pasos junto a ella, llorando con más fuerza y tratando de alejarse de quien quiera que parase a su lado. —¡Déjame!— chilló, quebrándose la garganta, alzando la mirada para encarar al pequeño y tragar saliva. —¡Me has dejado sola con él! ¡Eres una mierda de amigo!— vociferó. Más si aún él conocía cómo era su padre y le dejaba allí con una mujer. —Llama a mi hermano, quiero salir de aquí. Quiero irme con Alan— insistió de forma quebrada, sin poder controlar el llanto. —Con él me siento segura, aquí puede pasarme cualquier cosa— continuó, tragando saliva y apoyándose en la pared de piedra para alzarse, mareada por perder la respiración y haberla agitado tanto, dando traspiés hacia los lados y perdiendo el equilibrio. —Llámale ya, dile que venga a por mi cuanto antes. Quiero alejarme de vosotros, quiero alejarme de esta maldita casa.


 


The rabbit down the hole [pRIV.] LFYSNNre_o
Agnes Muller
Mensajes :
115
Edad :
25 años
Genes :
Dracónica
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
*Laughs maniacally with a sexual undertone*
Pb utilizado :
Jinx
Procedencia del PB :
League of Legends
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Lun Mar 18, 2019 11:25 pm

Me sorprendió aquella reacción, sus palabras eran desesperadas y casi parecía que yo le había hecho algo. ¿Por qué se había puesto así? Pensé que a lo sumo habría estado incomoda por bueno tener que aguantar de repente a mi padre como si fuera un policía que pudiera detenerla e interrogarla y yo había hecho todo lo posible por sacarla de allí incluso estaba llamando a su hermano para que la recogiera. -¡Si es lo que estoy haciendo! -¿es que acaso era yo tan invisible y menospreciable que todo el mundo me tenía que dar órdenes sobre que hacer y encima tacharme a mi como el culpable. -¿Amigo? -le pregunté encarandola, aunque no realmente, más bien me apoye en el muro que delimitaba aquel enorme terreno que era la vivienda familiar y fruncí el ceño. -Lo último que has hecho tú es intentar ser mi amiga, y tú no puedes decir lo mismo de mi. -quizás ese había sido el único acto de rebeldía que había mostrado y solo porque ella me había presionado, porque cuando la gente se comportaba conmigo como mi padre había una gran parte de mi que luchaba por oponerse y resistir.

Fruncí el ceño ante lo que decía y luego miré hacia atrás, sí, no podía estar más de acuerdo con lo que decía esa joven la verdad, aunque supongo que de los dos yo era el joven y ella la madura. En cualquier caso ya estaba intentando hablar con su hermano. -¡Que si! -chillé nervioso, asustado incluso, yo solo intentaba ayudar y no podía evitar sentirme aún mas frustrado cuando ella me chillaba. -Alan, tengo aquí a tu hermana, no se que le ha pasado pero quiere que vengas inmediatamente -negué la cabeza mientras la miraba -no no, esta...intacta pero no se porqué esta tan nerviosa y está chillándome -y no es que nadie me chillara, pero no solían hacerlo por traerle unos refrescos y pagarle todo lo que quería y más. Había sido más que amable con ella y lo agradecía casi escupiendome. -Sí, no te preocupes, no me separare de ella, bueno, en la distancia. -porque temía que realmente si daba un paso hacia ella me abofeteara o algo así.

-Dice que estará aquí enseguida. -y preferí no responder a lo que dijo, ¿para qué? Ella sí que sabía dañar con las palabras porque aquello me había dolido, como ella no se hacia idea. Al cabo de unos minutos Alan apareció y ella se montó en el coche. Yo no dije nada, no tenia nada que pudiera explicar que había pasado y tampoco podía decirle nada aunque creí ver que Alan no estaba molesto conmigo lo cual le aliviaba. Yo no quería que nada de eso hubiera pasado. Y su coche se fue y ahí me quedé yo, recostado contra el muro de la entrada, sentado sobre mi trasero y mirando la noche con su frío viento, esperando hasta que...tras quizás diez o quince minutos regresé a dentro.

TEMA CERRADO


Hablo (solitario) - Aren/Dante (conjunto)
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
The rabbit down the hole [pRIV.] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

The rabbit down the hole [pRIV.] Empty Re: The rabbit down the hole [pRIV.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.