Últimos temas
» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyMiér Sep 11, 2019 11:19 pm por Kotaro Hoshijiro

» Entre copas y licores.- Privado.-
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

» Antes de la tormenta de Plomo -Priv
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptyDom Jun 23, 2019 12:01 am por Erik & Namor Warfield

» TÆNDING CITY ✦Elite
M1ST4K3 ─Priv Serena─ EmptySáb Jun 22, 2019 2:50 am por Invitado

M1ST4K3 ─Priv Serena─ 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

M1ST4K3 ─Priv Serena─

Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Abarai Kaito el Vie Mar 08, 2019 6:51 pm

❝I’m
Pure D a r k n e s s


Era raro verlo por esos lados, justo a él. Aquel antro no era uno de los más exclusivos para un mafioso de su porte, sin embargo él decidió visitarlo de todas maneras. Ojo, el lugar tampoco era uno de esos sitios abiertos para cualquiera, ahí habían personalidades muy fuertes del bajo mundo y también, de la política y las empresas aunque suene increíble o desacertado. La sola presencia del pelinegro generaba algunas miradas de temor porque nada bueno podía pasar en un sitio donde aquel portador de muerte, maldad y desastre hacía presencia. Sin embargo, podían quedarse tranquilos ya que al menos durante lo que restaba de la noche, Kaito Abarai no tenía la mínima intención de traer el mal.

Era un hecho que Kaito estaba en un lugar que lo dejaba expuesto públicamente, pero eso no lo jodía en lo absoluto ya que le daba exactamente igual puesto que había venido por una razón en particular y si la otra persona también aceptaba venir a "territorio neutral" entonces tendría la misma exposición que él. Lo que Kaito no podía asegurar a ciencia cierta era si aquella persona vendría con montones de empleados de seguridad mezclados entre la multitud del antro con el único fin de jugarle una rastrera traición, de ser ese el caso... Lamentablemente ahí sí todos los presentes correrían peligro ya que Kaito no suele tener demasiada paciencia para jugadas tan estúpidas como esa, no habría piedad alguna.

El pelinegro avanzó a paso rápido con una leve sonrisa en su rostro, el traje negro denotaba una clara elegancia aunque por el calor del lugar, procedía a quitarse el saco para llevarlo en su antebrazo derecho con mucho cuidado para no arrugar demasiado la tela. Su mirada reflejaba confianza, la sola presencia del pelinegro era imponente incluso para quienes no lo conocían. Luego de tanto caminar, llegó a una zona que bien podría considerarse lo top de lo top en aquella discoteca/bar/casino, un amplio salón dedicado para la alta sociedad y la gente con mayor poder adquisitivo, ese mismo salón guardaba a su vez cubículos que bien podrían servir como algo todavía más exclusivo para charlar.

Una vez en su cubículo selecto, tomó asiento en un cómodo sofá que no estaba demasiado lejos del suelo en cuanto a altura por lo que sus piernas quedaban un poco incómodas debido a su propia estatura. Maldijo por lo bajo a quien sea que haya organizado la estructura de aquella pequeña habitación y agradeció la llegada de vino, habanos caros y un whisky importado que había pedido para aquella ocasión en caso de que su visita se concrete, en caso de que aquella persona haya decidido ponerse en riesgo al hacerle frente a quien probablemente era su mayor competencia en ese momento... Un rival directo. Dos cabezas de las mafias más poderosas se verían cara a cara.

Abarai Kaito
Mensajes :
25
Edad :
26 años
Genes :
Impío
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Pareja?...
Pb utilizado :
Shokudaikiri Mitsutada
Procedencia del PB :
Touken Ranbu
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Serena Alighieri el Vie Mar 08, 2019 7:37 pm

❝I’m
The devil in disguise
Sonrió, mirando su propio reflejo tan elegante y apetecible frente al espejo, no tenía queja del vestido Chanel color negro que luciría esa noche que tan buen juego hacía en su curvilínea figura ni mucho menos de la fragancia que desprendía su escote con un Coco Noir de la misma marca en el ámbito de perfumería. Toda ella en sí era un encanto pecaminoso y se regodeaba de ello, porque ese exquisito platillo que caminaba tan estilizada en un par de tacones altos sería el show de aquella noche, un show que justamente él podía ver y no tocar.

Su humor nunca variaba, siempre era tan serena como su propio nombre ratificaba pero quizás la idea de ver la otra cara de la moneda, su competencia, le provocaba una adrenalina tan especial que ni siquiera podía controlar. Aunque no estaba en sus planes hacerlo de todos modos. — Al Blue Ram, Dedrick. Por favor. — Puntualizó sin devolver una sola mirada al chófer a través del retrovisor una vez tomó asiento sobre el tapizado de cuero en la parte trasera de la limo; el muchacho siempre atento, siempre dispuesto, acató la orden sin poder sacarse la vista de esos muslos preciosos y desnudos. No se había percatado de ello, ni nada a su alrededor porque el recorrido desde su mansión en las residencias lujosas dentro de la megápolis de Neogardhia hasta la entrada del Blue Ram la había hecho meditando en la figura masculina, no con deseo, tal vez, sino con la curiosidad de un felino.

Agradeció mentalmente una vez que tocó el asfalto frente al local tan popular y exclusivo, aunque para la mujer de gustos refinados se le hacía una pocilga cualquiera. Agradecía porque ese territorio tan imparcial servía para evitar un encuentro violento de los que alguna vez llegó a tener con Abarai, supuso fue un movimiento acertado del caballero para limar ciertas asperezas o bien, acrecentarlas y volver el terreno una peligrosa mina de la que solo uno de los dos saldría vivo.

No se dignó a mirar a ninguno de los individuos sentados en sus pocilgas fuera del salón VIP una vez se abrió paso dentro del local, a sabiendas que causaría furor con esa erguida figura hasta desaparecerse en los telones de la zona exclusiva. Sus ojos buscaron con calma al varón entre los cubículos al caminar y, una vez encontrado, cambió su expresión neutral por un esbozo de sonrisa especial para la ocasión. — Es un placer que vuelvas a verme una vez más, Kaitito. — Su acercamiento a la mesa fue repentino, como un jaguar saltando desde el sigilo por su presa y sus palabras, siempre suaves, no pudieron evitar mencionar ese apodo cariñoso y burlesco que el varón se ganó con los años de conocerlo frente a su egocentrismo nato de fémina vanidosa que era.

La contienda había empezado.
Serena Alighieri
Mensajes :
8
Edad :
25.
Genes :
Impía.
Sexualidad :
Serenasexual.
Pareja :
Tú.
Pb utilizado :
Morrigan Aensland.
Procedencia del PB :
Darkstalkers.
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Abarai Kaito el Sáb Mar 09, 2019 2:16 am

❝I’m
Pure D a r k n e s s


Le tocaba ser quien esperaba, a diferencia de otras ocasiones donde se tomaba el papel protagónico del que llegaba tarde a la escena. El pelinegro acomodaba su parche con sumo cuidado mientras apoyaba cómodamente la espalda en el respaldo de aquel sofá, un sofá ciertamente cómodo. Pensó en eso durante unos instantes demostrando que de verdad estaba aburriéndose ¿desde cuándo analizaba detalles tan insignificantes? ¿Alguien cómo él alabando el tapizado de un antro como ese? Por favor, lo que faltaba. Negó brevemente dejando de lado su aburrimiento para tomar un trago.

El whisky era para esa visita que supuestamente estaba a punto de llegar, pero como podía bien tardar diez minutos, una hora o varias, o directamente no venir ¿por qué no beber un poco para saber si la bebida estaba en condiciones? Después de todo Kaito era un hombre responsable y de palabra, habría prometido una buena velada y cumpliría con creces o destruiría el lugar entero en caso de que el whisky más caro de todos sea una completa mierda, no quería faltarle el respeto a su posible compañía así que primero haría las veces de catador para comprobar el sabor de ese whisky añejo.

Sirvió en uno de los típicos vasos de cristal con el hielo circular que perfectamente encajaba dentro para envolver o mejor dicho, para recibir al whisky con la precisión exacta de quien quiere beber un buen trago elegante y refinado, pero era alcohol a fin de cuentas y lo que buscaba el hombre del parche era comenzar a ponerse a tono de una noche que pintaba bien, pintaba muy bien. Si había suerte todo terminaría con una gran balacera entre bandas, con él batiendo sus alas negras en la noche oscura para traerle muerte a quienes osen desafiarlo y hacerle frente... ¿O no pasaría eso?

Quizás exageraba al pensar que las cosas podían ir a tomar esos rumbos, quizás era él quien pensaba traer ese tipo de problemas por lo que mejor... Calmarse, le convenía calmarse para no quedar como un mal educado en frente de esa elegante mujer que estaba llegando. Las miradas la seguían ya que obviamente una dama con ese porte, con esas características, con esos pasos que incendian el lugar a cada pisotón... Sin duda algunas se acapararía todas las miradas, después de todo ella nació para eso: Destacar. Pero Kaito no se dejaría engatusar tan fácil, después de todo no vino para eso.

Su sonrisa se borró repentinamente y retomó esa seriedad suya antes de beber un poco más y hablar, señalando a la mujer con el meñique mientras sostenía el vaso con esa misma mano. ─Kaito. Mi nombre es Kaito, Serena ─Se podía notar cierta tensión entre ambos, se notaba que ninguno de los dos cedería un solo centímetro. Sin embargo, eso no impedía que el pelinegro haga uso de su único ojo para ver las facciones de la fémina, sin dudas elegancia le sobraba pero había que admitirlo... Era bellísima, más allá de lo físico. Obviamente, el pelinegro jamás lo admitiría.

Significaría perder, y Kaito nunca acepta la derrota.

Abarai Kaito
Mensajes :
25
Edad :
26 años
Genes :
Impío
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Pareja?...
Pb utilizado :
Shokudaikiri Mitsutada
Procedencia del PB :
Touken Ranbu
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Serena Alighieri el Dom Mar 10, 2019 11:47 pm

❝I’m
The devil in disguise

Está bien, Kaitito. — Respondió, estoica. Con esa clara sonrisa que reflejaba muchas intenciones y pensamientos escondidos que, a gran escala, asustaría a cualquiera. Cualquiera que hubiese escuchado el nombre de Serena Alighieri sabría que a ella le encantaba jugar y la falta de paciencia de Kaito era un festín para la fémina, misma que tomaba asiento en el sofá con las piernas cruzadas tal cuál dama lo más cómoda posible para disfrutar el banquete a unos 20 centímetros de distancia. Él era su banquete. — No he de mentir, tu invitación me sorprendió aunque se va de mi comprensión el qué pretendes con esta reunión.

Sus manos se movieron con sutileza y gracia aún al tomar el vaso de cristal y servirse de tan exquisito whisky frente a ella. El pelinegro la conocía realmente bien, o quizás ella pecaba de predecible en cuanto a gustos, lo importante es que iba a disfrutar cada sorbo y esperaba fervientemente que la conversación no cayera en picada. Una picada con disparos y una enorme brecha entre las dos mafias, no quería poner en peligro almas inocentes dentro del Blue Ram. — Admito también que tuve mis dudas, espero esto no se trate de algún tipo de trampa, Abarai. No respondo con buenos ánimos a una traición, nos conocemos desde hace más de un año y lo sabes. — Entonces sorbió de tan apetitosa bebida. Un ronroneo de gusto escapó y no pudo evitar empapar sus papilas gustativas con el licor reteniendo el sorbido en su boca por unos instantes antes de tragar.

Colocando el vaso de cristal nuevamente en la mesa, aprovechó unos instantes para observar de reojo la elegancia del varón y esbozó una sonrisa. Nunca pensaba en voz alta lo mucho que sus ojos se refrescaban la vista con su atractivo y por supuesto, no daría el brazo a torcer acceder a tal afirmación sin él hacerlo primero, era orgullosa y se jactaba de ello muchas veces. — Sabes mi especial gusto por los negocios, me gustaría salir con uno de aquí, algo que nos beneficie profundamente a ti y a mi, ¿qué te parece? — Puso entonces las cartas sobre la mesa. — Tienes algo que yo quiero, que tengo claro, pero quiero más que solo conformarme con lo mío... Poder.

La zurda tomó el mentón del hombre del parche, acercándose peligrosamente al rostro masculino sin ninguna otra intención más que verle directamente, cara a cara. — Estoy dispuesta a ceder a casi cualquier trato por ello, mientras no me ponga en una posición de la cual quede contra la espada y la pared ni haga que retire mi confianza de ti, no me gustan los juegos con niñerías y berrinches.

¿Dinero?, ¿armas?, ¿contactos?, ¿ella como posesión suya, como un trofeo? No determinaba qué podía pasar por la mente del azabache en esos instantes mas se mantuvo expectante. La zurda soltó el agarre hasta colocarse sobre el muslo y esperar, apacible, a su respuesta. La inquietud de una respuesta la obligó a beber nuevamente del licor, enjuagándose las penas y el mal sabor de boca que podría generar una respuesta negativa del muchacho, estaba todo calculado y ella, en su mente retorcida y neurótica, emulaba posibles respuestas para cualquier ocasión o elección.
Serena Alighieri
Mensajes :
8
Edad :
25.
Genes :
Impía.
Sexualidad :
Serenasexual.
Pareja :
Tú.
Pb utilizado :
Morrigan Aensland.
Procedencia del PB :
Darkstalkers.
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Abarai Kaito el Mar Mar 12, 2019 12:08 pm

❝I’m
Pure D a r k n e s s


Sí, sin duda alguna esa mujer sabía como hacer enojar "un poco" al pelinegro del ojo parchado. Sin embargo, Kaito no mostraría abiertamente la facilidad que esa chica tenía para sacarlo de sus cabales con un simple apodo desagradable a opinión propia, disimulaba bastante bien ese pequeño enfado con una sonrisa socarrona. De momento se dedicaba a escucharla, aprovechaba para beber un poco de ese whisky tan refinado y de paso escuchaba las palabras de la mafiosa que como él, había venido a negociar y no pensaba irse con las manos vacías de aquel sitio. Algo debían conseguir, los dos.

Luego de beber un poco, el pelinegro rascó su nariz por la superficie y se dejó caer hacia atrás dejando esa postura que curvaba un poco su espalda y espina dorsal. Apoyó espalda y nuca contra el respaldo rojo de aquel sillón que más bien se asemejaba a un trono y miró de reojo a uno de los guardias que custodiaba la puerta de aquel salón VIP, no había razón alguna para que el sonido de la música en ese antro siga interrumpiendo la posible charla por lo que Abarai ordenó con un simple movimiento de cabeza que aquel guardia cierre la puerta y se retire, privacidad era necesaria.

─Mucho mejor ─Respondió el del parche luego de que aquel empleado acatara sus órdenes y los deje ahora sí, con un silencio no tan silencio como tal ya que seguía escuchándose el sonido de la música con las fuertes vibraciones en las paredes, pero era más fácil hablar en esas condiciones que con la puerta abierta y los rostros de los chusmas observándolo todo. Dejando de lado tales cuestiones, Abarai observó a la fémina de arriba hacia abajo nuevamente y carraspeó luego de beber, estaba listo para responder todas sus dudas pero primero le venía bien remojar los labios.

Sin embargo, el cambio de planes fue drástico cuando la mafiosa parecía tomar las riendas de la situación, sujetando su mentón como si él fuera otro ciudadano más ¿acaso esa fémina valoraba poco su vida? No, no era eso... Quizás sabía que con Kaito podía tomarse esas libertades ya que el pelinegro la veía como su competencia directa pero si quisiera ejercer con maldad hacia ella ya lo habría hecho antes. Una sonrisa pícara se dibujó en el rostro del mafioso cuando escuchó lo que ella y dijo y se preparó para responder.

─¿Tengo algo que quieres? Partamos desde ahí, de ahora en más claro. ¿Qué es ese supuesto "algo"? ─Ideas rondaban su mente y tenía varias hipótesis dando vueltas, algunas un tanto locas y otras con todo el sentido del mundo, sin embargo prefería escuchar por boca de la contraria alguna verdad e incluso alguna mentira para sacar conclusiones de lo que podrían llevarse ambos esa noche. Antes de continuar, decidió "jugar" un poco el juego de esa bella mujer. ─Y ya preguntas el por qué de mi invitación, te lo diré con gusto.

De la misma manera, el mafioso tomó el mentón de la contraria y se acercó un poco luego de ponerse de pie dejando de lado aquella especie de trono. Con delicadeza presionó las mejillas de la fémina a modo de broma y la observó seriamente, sus ojos brillaban ante la luz tenue de aquel salón vip y murmuró bajo su respuesta definitiva a las palabras anteriores mencionadas por él mismo. ─No necesito explicación para invitar a una bella mujer ¿o sí? Velo tú misma como una cita amistosa, pero con negocios de por medio. Ahora habla ¿qué quieres a cambio?

Abarai Kaito
Mensajes :
25
Edad :
26 años
Genes :
Impío
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Pareja?...
Pb utilizado :
Shokudaikiri Mitsutada
Procedencia del PB :
Touken Ranbu
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Serena Alighieri el Vie Mar 15, 2019 6:31 am

❝I’m
The devil in disguise
Su padre — en aquellas épocas doradas donde el Alzheimer no se hacía presente, es decir, con una Serena de 12 años — solía decir que poco valía el conocimiento sin sabiduría y que en consecuencia, quien más conocía tenía una obligación para con la humanidad. Quizás ella no tenía la madurez necesaria y evidente para entender que lo que su padre se refería era un tipo de excusa para asesinar a quien se le pegara en gana por "el bien común", un bien común que solo lo incluía a él. Para entonces apenas y podía entender las frases filosóficas desde el punto de una infante, ¿ahora? todo era distinto.

Le gustaba pensar que el whisky aligeraba sus pensamientos y que además, la ayudaba a tomar decisiones congruentes sin caer en el alcoholismo vulgar, quizás por ello se vio obligada a servirse un segundo trago, a sabiendas que ambos eran un par de demonios en contienda, buscando lo mejor individualmente aún si eso hundía al otro. Se decía que en la guerra y el amor todo era válido, excepto arrastrarse y con la reciente privacidad no pudo sentirse más que cómoda con la sola idea de jugar con dicha validez dentro del juego.

Acostumbrada a las actitudes de Kaito se tomaba el libre albedrío de tomar el destino de la situación, de jugar con él cuanto quisiera y sabía perfectamente que a placer, él haría lo mismo. Ninguno de los dos titubeaba, no mostraba miedo ni asombro porque aquella no era la primera ni última vez que el que el demonio se enfrentaba al otro por su corona y trono, eso sí, esperaba obtener cierto acuerdo de paz, un cese a las armas al menos por un periodo de tiempo. Sus objetivos eran otros más que una batalla campal por descubrir quién era el mejor porque ninguno de los dos impíos daría el brazo a torcer, especialmente Serena, aunque sabía que no trataba con la plebe sino con el rey de otro reino.

Esbozó entonces una sonrisa, todo iba caminando lentamente a lo que ella personalmente imaginaba como la boca del lobo, ¿perdería más ella, él, o se trataba de algo neutro? Las inquietudes la emocionaban, se notaba en su labio inferior mordido, sin embargo dejó fluir las palabras del un año mayor, Kaito, antes de extenderse en una charla profunda. Para entonces, el primer vislumbro de interés prendió una chispa en la fémina, una casi imposible de extinguir y que frente a un no de respuesta, volvería a pujar como si se tratara de algún tipo de apuesta, una contra si misma claro.

Se le hizo inevitable reír, irónicamente. Las acciones calcables y el apretón de mejillas no provocó más que el hecho de saber que no hacía más que burlarse, sus palabras expresaban con transparencia y meditó entonces un contraataque, silencioso; pero solo extendió sus brazos en el respaldar del sofá, con la pierna cruzada y el rostro echado hacía atrás rozando casi la altanería. Lo observaba ahora desde su propio trono. De pie. Con una sola sonrisa pícara antes de aventurarse a la propuesta.

¿Alguna vez soñaste vagamente el ser dueño del mundo? — Inquirió. — Me deprime sentarme en la oficina de la mansión y observar como las megacorps se apuñalan entre sí para obtener un dominio político en solo una parte de este plano, como si no quisieran nada más, como si solo esto fuera suficiente. — Cayó entonces en la embriaguez de su avaricia, deleitándose con solo la idea. Bastaba verla a los ojos para saber que esa idea no se le había ocurrido de la noche a la mañana, solo fue naciendo hasta gradualmente convertirse en un objetivo.

No solo planteo hacerme de una megacorp, lo cuál veo difícil a estas alturas del partido, no soy la única persona famosa en el mundo criminalistico, ni tampoco la más ingenua para tragarme ese verso poético de que todo se basa en la justicia y verdad, todos escondemos cosas, ellos más. Quiero convertirme en algo similar a una potencia mundial y se que tú, especialmente, no me dejarás progresar, a menos que mueras. — Se detuvo para no ahogarlo en su charla, sorbió un poco del whisky, dándole la oportunidad de hacer uso de las palabras si deseaba preguntar o añadir algo. Luego, continuó. — Evidentemente no voy a pedir que te suicides, aunque sería gracioso, ni tampoco mandarte a matar, eres fuerte y orgulloso, no vas a caer frente a un grupo de italianos peones por dignidad.

Para cuando pensó en detenerse, sus palabras salieron como el agua, sin remordimiento. — Quiero una alianza, un cese al fuego, que me ayudes. Si te cuento esto no es por mero acto de confianza de colegiala enamorada, sino porque mis objetivos son evidentes para cualquiera que haya tenido la bendición de cruzar palabras conmigo, no tengo nada que esconder, pero sé de antemano lo peligroso que eres; estoy dispuesta a compartir mi territorio solo contigo.
Serena Alighieri
Mensajes :
8
Edad :
25.
Genes :
Impía.
Sexualidad :
Serenasexual.
Pareja :
Tú.
Pb utilizado :
Morrigan Aensland.
Procedencia del PB :
Darkstalkers.
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Abarai Kaito el Sáb Mar 16, 2019 8:04 pm

❝I’m
Pure D a r k n e s s


De momento el contacto había llegado a su fin. Abarai dio media vuelta para darle la espalda momentáneamente, sabiendo que era blanco fácil para una puñalada rastrera o para recibir un disparo cruel que haga un inútil intento de acabar con su existencia. Caminó con lentitud y mucha calma hacia su lugar y sirvió un poco más de whisky luego de dejarse caer en aquel trono suyo. Escuchó atentamente las palabras de la elegante italiana pero de momento su respuesta fue el absoluto silencio que mostraba en esos minutos donde la protagonista, de momento era ella y solo ella quien tomaba la palabra y las riendas.

Al tomar asiento la miró con su único ojo, el parche ocultaba algo más que de momento ella no tenía chance de ver ni de imaginar tampoco. Una leve sonrisa demostró que sí, él entendía el sentimiento que exponía abiertamente la contraria y poco a poco esa sonrisa se ensanchó mostrando total complicidad ya que efectivamente la respuesta era afirmativa. ─Ya soy el dueño del mundo, soy dueño de mi mundo y por ahora no pretendo extender los límites del mismo. Pero eso ocurrirá en algún momento. Por el lado de la política, he de decir que me aburre bastante todo eso del palabrerío y blabla, soy más del "Pium pium".

Y de repente su boca mostró una mueca de risa mucho más grande hasta que no pudo evitarlo, soltó una carcajada que resonó en toda la habitación antes de negar con la cabeza manteniendo esa sonrisa suya y buscando nuevamente el vaso, bebió otra vez más en la noche oscura pero entretenida de momento. Efectivamente la mujer tenía toda la razón del mundo al suponer que Kaito no permitiría algo así tan a la ligera, estaba en lo cierto al pensar que el mafioso no estaba de acuerdo con ver crecer a sus enemigos directo ante sus narices. ─Eres más graciosa de lo que pensaba, he de decirlo y espero no te ofenda. Bueno, da lo mismo.

Carraspeó antes de acomodarse una vez más apoyando la espalda en el cómodo asiento y recobró la seriedad apoyando ambas manos en su zona abdominal luego de desabrochar el botón superior que ya comenzaba a interponerse entre su cuerpo y la necesidad de no sentir tanto calor, la noche estaba pesada y el whisky añejo no ayudaba a mantener la temperatura corporal con una sensación fresca. Mostró una mueca rara en su boca y luego alzó la cabeza para hablar simulando la altanería contraria. ─No tengo planes de morir ni tampoco tengo planes de suicidarme ya que tengo muchas cosas que hacer de momento, arruinarle la vida a mis enemigos es una.

El orgullo de esos dos presentes era casi palpable y podía cortarse con un cuchillo de untar mantequilla en caso de ser necesario, ninguno de los dos cedería con facilidad y Kaito no sería el primero, jamás. ─Haces bien en reconocer el peligro que represento no solo yo, sino mis muchachos. Haces muy bien. Por otro lado hay algo que hace eco en mi cabeza... ¿Compartirás TU territorio? Porque tengo mucho terreno, más del que puedo abarcar y eso no entra en discusión. Supongamos que formo una alianza contigo y todo sale bien ¿qué más hay además de territorios? ¿Me permitirás desplegar mis alas de guerra y arrasar un campo de batalla?

Nuevamente se puso de pie pero esta vez como si fuera a emular un acto político, alzó su mano derecha para gesticular y su mueca se mantuvo seria en todo momento, el parche le daba un estilo más siniestro aún, más del que ya tenía gracias al leve bajón de luz en ese habitáculo presuntamente vip. ─Lo dicho, tengo mucho territorio y lo único que me mantiene entretenido en estos días es ir al sitio donde las balas danzan para poner un alto al fuego... A mi manera, claro está. No tengo interés en nuevos territorios y sigo sin encontrar una razón válida para ayudarte. Pero ¿sabes qué? Haré un cese al fuego solo por curiosidad, pero he de decir que me aburro fácil.

Y si me aburro, todos mueren.


Abarai Kaito
Mensajes :
25
Edad :
26 años
Genes :
Impío
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Pareja?...
Pb utilizado :
Shokudaikiri Mitsutada
Procedencia del PB :
Touken Ranbu
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
M1ST4K3 ─Priv Serena─ HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

M1ST4K3 ─Priv Serena─ Empty Re: M1ST4K3 ─Priv Serena─

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.