Últimos temas
» El Cuervo // Afiliación de élite
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyAyer a las 6:18 pm por Invitado

» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyAyer a las 5:26 pm por Natsume

» BLOOD MEMORIES +18 [Cambio de botón]
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyLun Sep 23, 2019 7:13 pm por Invitado

» Entre copas y licores.- Privado.-
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
Atom bomb baby | Priv. Johan EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

Atom bomb baby | Priv. Johan 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

Atom bomb baby | Priv. Johan

Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Dom Mar 17, 2019 3:40 am

Finalmente el momento había llegado. Prácticamente no había pasado demasiado tiempo desde que me encontré con Johan por primera vez o más bien él se encargó de dar conmigo haciendo pequeños tratos y negocios tras mi espalda, dos días habían pasado, sí. Pero dejando de lado ese disgusto mínimo, tras aquello comencé a idear distintos planes. He de admitir que la primera noche mi cabeza dio mil vueltas a causa de aquella tormenta de ideas que tuve pero al final me quedé simplemente con dos, dos planes de lo que en un principio podría haber sido tranquilamente una veintena de ellos. Dos planes sólidos que difícilmente podrían fallar a menos que él fallara de alguna manera, por mi parte no hay margen para el fracaso en asuntos así.

Apenas son las seis de la mañana pero ya me he encargado de contactar con él, de informar con pocas palabras pero muy claras en dónde nos reuniríamos él y yo. Un parque sumamente discreto, tranquilo el cual por las mañanas suele ser consumido por una niebla de mediana densidad. Lugar para la relajación, el ejercicio matutino de algunos individuos y por supuesto, algunas veces para llevar a cabo algunas reuniones de perfil bajo y con intenciones mal vistas por la ley.

Con la herramienta a salvo en una mochila tras mi espalda y con Asher corriendo a mi lado pronto me encuentro con el pequeño gatito al lado de un gran pino, aquí es donde comienza todo entonces —Hola gatito— le saludo parándome a su lado. El pastor alemán parece desconfiar un poco de él, lo suficiente como para oler su pierna izquierda de punta a punta pero éste pronto comienza a mover la cola. Lleva un bozal así que en caso de querer hacerlo no podría hacerle daño —¿Has estado ejercitándote y comiendo bien? Recuerda que las megacorps no quieren sujetos de prueba mal alimentados, debes estar fuerte y sano— y a pesar de que esbozo una fina media sonrisa en todo momento, yo no estoy de broma. No quiero que se inyecte drogas en caso de hacerlo, que coma medianamente bien y que tenga horarios de sueño decentes, debe estar en buen estado físico si de verdad desea que mi plan de infiltrarlo en la megacorp sea un éxito.

—Sea como sea, hoy es el día en que haremos nuestro primer trabajito juntos y será algo grande, me atrevería a decir que jamás en tu vida has hecho algo como ésto— mi sonrisa se ensancha por momentos mientras pronuncio aquellas palabras, orgullosa en exceso porque todo había salido como estaba planeado al menos en el momento de conseguir la información necesaria para llevar a cabo mis movimientos y también el elemento que él, el gatito utilizará en unas horas —Quiero que estés centrado en todo momento en ésto, ¿de acuerdo?— le entregaría la mochila pero en lugar de eso le hago entrega de un par de guantes de fino cuero para que cubra sus manos, detalles que pueden hacer la diferencia en todo momento. Tras asegurarme de que se los ha colocado, finalmente le hago entrega de la mochila.

Carraspeo un poco y mi rostro se torna serio, lo próximo no es broma —Quiero que te dirijas a los barrios oscuros cuanto antes. En cuanto llegue a casa te llamaré y te daré más instrucciones— Asher se encuentra algo inquieto y yo suspiro. Le rasco la cabeza al chucho, todo irá bien, todo irá de maravilla —Esa mochila lleva una bomba pero no temas, no explota con simples golpes— le informo qué hay en el interior de la mochila y también me apresuro en pronunciar aquellas palabras para despejar ciertos niveles de preocupación en el muchacho. Deberá cargar con ella encima por un buen rato así que espero se acostumbre —Tú confía en mí, mantente centrado y demuestra que eres capaz de llevar un golpe de tal magnitud— clavo mis ojos sobre los suyos. Me atrevería a preguntarle en qué está pensando ahora mismo al igual que aquella noche en el taxi pero es irrelevante.

Me giro y tiro de la correa de Asher el cual llora levemente mientras mira a Johan —Le caes bien a Asher— murmuro antes de empezar a trotar nuevamente hacia casa junto con mi fiel guardián. A mí me sorprenderá y me caerá de maravilla si es capaz de hacer ésto. Más le vale mantener el móvil a mano, necesitaremos estar comunicados antes y después de dar cada paso hasta finalmente propinar el golpe final. No hay margen para la duda ni los errores, todo o nada.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Dom Mar 17, 2019 5:13 am

El día llego mas temprano que tarde, demasiado temprano si se lo preguntan. Johan debió madrugar al día para llegar a tiempo a la cita predestinada con Hellen, quien no mentía cuando dijo que esperaba que madrugara, pues ya en las primeras horas fueron las ordenes para la reunión de negocios. De todas formas su mala gana le duro poco, pues luego de darse una ducha y buscar sus ropajes usuales, se dirigió sin mayor inconvenientes al punto de encuentro, el cual trataría de un parque donde la gente suele ir a correr solos o con mascotas, una costumbre que sin importar la época no se ha perdido.

Se ha de decir que una mezcla de emoción con cierta preocupaciones asechaban en su subconsciente, todo al no saber el deber que le tocaría cumplir o si estaría a la altura para lograrlo. Nada que un golpe de su propia mano, la de carne y hueso, en su cabezota no resolviera al despertarlo de todos esos problemas futuros. Esas cosas serian problemas del Johan de varias horas mas adelante, no del actual al cual su única preocupación es llegar a tiempo para la cita del destino.

Y ahí, bajo un pino y entre la niebla, ocurrió la tan ansiada reunión, la cual resulto algo incomoda cuando Johan vio en principio al perro. No es que no se lleve bien con ellos, pero ha tenido malas experiencias con perros callejeros que se han robado su brazo desplegadle y lo han orinado encima. Igual, este parecía caerle bien por alguna razón del destino.

General—imitando un saludo militar al mandar su brazo derecho a su frente y un curioso bostezo al mismo tiempo usando su brazo restante para tapar su boca, el joven se presento con toda su locuacidad—. Digiero y me ejercito como todo buen gato, aunque con estos horarios que impones diría que fallare en los exámenes por falta de sueño—declaró simulando cansancio, estando en realidad tan despierto como en sus mejores momentos. Seguido a eso asintió con cierta emoción a sus palabras, pues hoy comenzaba a dar sus primeros pasos para alcanzar su meta final, una donde muchos cabos sueltos llegarían a su fin. Mas, cuando le dio para vestir dos guantes algo lejanos a su estilo de moda, solo rió un poco—No son mucho de mi estilo, he de decir. ¿No los tenias en amarillo? Combinarían con mis ojos— alegó, colocándose los guantes y exhibiéndolos como si fuera una diva.

Y finalmente el paquete le fue entregado, uno con puesto dentro de una mochila y del cual no tardo en enterarse de su naturaleza. En cuanto escucho la palabra "bomba" casi, pero casi lo echo al suelo por la sorpresa, sosteniéndolo luego con la suficiente fuerza para que nunca tocara el suelo. Es la primera vez en que participaba de un asalto donde involucraría explosivos, algo sumamente emocionante pero temerario en toda razón de ser, pues en esta clase de misiones el mas mínimo error seria fatal.

Un primer trabajo bastante explosivo, si me preguntas. ¿No serás parte de algunas de esos cultos que gustan hacer explotar cosas, verdad? Pensé que pasaron de moda hace uno o tres siglos atrás— con el corazón calmado y su humor normal, coloco la mochila a sus espaldas, confiando en las palabras de la contraria—. Será divertido. ¿Alguna vez jugaste Bomberman? Solo debo evitar quedar atrapado en las explosiones y seguro ganaremos esta partida, sea lo que sea—con confianza, luego de escuchar que el perro era de su agrado, lo acaricia ligeramente antes de que su jefa se salga de la escena— No siempre me hago amigo de perros, pero se nota que eres genial, Asher. Cuida de mi jefa y luego jugaremos cuando vuelva, ¿vale?— dicho esto y luego de despedirse, se encamino de nuevo al submundo.

...

El mundo de los criminales siempre le ha resultado tan familiar como desconocido, especialmente ahora cuando hallaba su estadía ahí desconocida por una misión de carácter intrigante. ¿Dónde colocaría el explosivo? ¿Casa de sus enemigos? ¿Fabricas de la competencia? ¿Su ex pareja que le metió los cuernos y ahora buscaba un final explosivo para él? Nadie lo sabe y él tampoco, quien ahora se apoyaba en uno de los muchos callejones de ese mundo aparte de la ciudad, subido sobre un basurero a la espera de las ordenes.

Show Time— se dijo a si mismo al momento en que el celular empezó a sonar, respondiendo la llamada y mandando el aparato a sus oídos— El gato esta en el basurero. Repito; el gato esta en el basurero— como si fuera una misión de espías, hasta se invento una frase en clave. Todo un clásico.


Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Dom Mar 17, 2019 11:59 pm

Empaqueto unos cinco kilos de cristal carmesí con algo de cuidado un poco exagerado. Luego otros cinco kilos y luego otros más. La remesa semanal para un cliente de una megacorp, una cara famosa que disfruta enormemente de fiestas privadas, exclusivas para sus socios y amigos más cercanos, fiestas en las que casi no hay límites y todos los participantes de las mismas se dejan llevar por sus más bajos instintos. Animales, proveo producto de excelente calidad a animales trajeados y con billetes que no caben en sus bolsillos.

El móvil comienza a sonar y en circunstancias normales no atendería o tal vez lo haría para mandar a la mierda a cualquiera que se atreve a interrumpirme en horas de trabajo, interrumpir mi concentración y osa afectar la calidad de mi producto. Sé que es Johan y es por eso mismo que me quito la mascarilla que cubre mi boca y nariz para atenderle casi de inmediato —Hola de nuevo gatito— le saludo para proceder con el plan sin perder demasiado tiempo —Suponiendo que te encuentras por los barrios bajos debes de buscar un bar de mala muerte llamado Rocket Girl, un bar con muy mala reputación— un bar espantoso en pintas y más aún en bebidas en donde se reúnen a diario criminales de poca monta —Delante del bar habrá un camión de color rojo y en un estado algo lamentable que debió de haber dejado de deambular por las calles según las normativas de tránsito de Japón hace mucho tiempo— me voy un poco por las ramas con aquello pero prosigo.

—Es clave que consigas la llave de ese camión, lleva mercadería en su interior, mercadería de mi competencia— una mercadería hábilmente disfrazada y la cual supondría un duro golpe para aquellos que compiten conmigo, los mismos que han intentado matarme un total de dos veces seguidas, los objetivos de mi venganza personal —El chofer de ese camión se pasa algunas horas temprano por la mañana en el Rocket Girl. Un hombre que ama la bebida y el dinero fácil— observo unos cuantos trozos de cristal que yacen delante de mí, sobre una de las mesas en las que trabajo, intentan competir conmigo en ésto y saben que no pueden, no les culpo por intentar asesinarme a sangre fría.

Llevo un fragmento de cristal a escasos centímetros de mi ojo izquierdo para examinarlo, apreciarlo con mayor detalle —Lo identificarás muy fácilmente, está plagado de implantes bióticos, tu especialidad— esbozo una media sonrisa por unos pocos segundos. A Johan se le da muy bien combatir contra lo electrónico, abusa mucho de su pequeño talento y ésta vez puede que sea idóneo para el trabajo —Consigue esa llave, gatito y en cuanto comiences a conducir ese camión vuelves a llamarme, ¿de acuerdo?— tras esperar un par de segundos finalizo la llamada y suspiro. Me vuelvo a colocar la mascarilla y regreso de lleno a mi tarea, tantos clientes que satisfacer y el tiempo amenaza con huir entre mis dedos. Es difícil estar "sola" en éste negocio, sin un verdadero equipo con el que trabajar más que con individuos contratados personalmente. Me es tan difícil confiar pero aún así el trabajo no me supera, mi padre no defrauda a sus clientes y yo a los míos tampoco, soy más que capaz.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Lun Mar 18, 2019 4:16 am

¿Rocket Girl? No solo es uno de los peores, sino que de paso su bebida es tan rancia y áspera que nadie en su sano juicio bebería ahí. ¡Es genial!— declaro quizás para sorpresa de la otra, pues a parecía conocer el establecimiento en mas detalles de lo esperado—. El barman es un conocido, un antiguo empresario que luego de acostarse con una de las prostitutas de un dirigente de las Megacorps huyo a la zona criminal. Su vida no ha ido para mejor pero se mantiene— al igual que la contraria al hablar sobre el incidente del camión, Johan también desvarió unos segundos contando algo sin tanta importancia para esa misión.

Tras su divague respecto al establecimiento, escuchó con atención la primera parte de su labor, una donde debería hurtar unas llaves para seguidamente conducir un camión. Trabajo fácil si no fuera porque, ciertamente, creía conocer al tipo de quien se refería Hellen, encantando en la descripción con un antiguo no muy querido conocido a quien quizás estafo una o dos veces en un juego de cartas. Con su borrachera manera se le complicaría en demasía despojarle de las llaves, pero quien sabe como irían los acontecimientos.

¿Quieres que conduzca? ¿Mal momento para mencionar que nunca quite la licencia? Mucho menos he manejado un modelo tan viejo, pero será divertido. Tener a mis espaldas una bomba es una motivación suficiente para no chocar o volcar—susurró Johan, quien a pesar de sus dudas internas, su tono detonaba la emoción por el simple hecho de conducir un camión, algo divertido en las épocas actuales— Tendrás tu camión, condesa. Puedes acostarte a ver televisión y hacer crecer una barriga mientras tomas latas de cerveza.

Colgó y de inmediato se dirigió al bar, lugar no muy alejado de su posición actual al encontrarse cerca del centro del área de los bajos fondos. En su ultima visita se desato tal pelea entre los borrachos que casi destrozan todo el establecimiento, algo que suele pasar muy seguido por razones difíciles de explicar. ¿Quizás la simple tradición de una buena pelea llama la atención a mas de uno? ¿Simplemente es el destino que un bar no exista sin sus borrachos y sus luchas?

Quizás solo sea la pésima fortuna de Johan, quien a pesar de ser un gato negro recibe mas mala suerte de la que da.

Hey, Sarutobi, ¿Qué hay por estos nuevos… lares?— cuando entro a Rocket Girl de buenas a primeras, con su humor alegre de toda la vida, lo ultimo que esperaba encontrar era una emboscada. Por un lado el barman, Sarutobi, se encontraba tras su estante limpiando sus copas como todo buen barman; por el otro, y con todo un grupo de su parte, Big Joe bebía de una botella de vodka sujetando esta con su mano buena, mientras la otra, con cierta reticencia, resguardaba las llaves de cierto camión algo pasado de moda. Si, Big Joe es el sujeto a quien debía hurtar su vehículo y quien ahora se encontraba rodeado de tantos matones como latas de alcohol en una licorería— Hay que ver, toda la banda reunida y ni me invitaron a la fiesta— dijo, soltando dos risas fingidas al tiempo en que cerraba la puerta tras de sí.

Lo siguiente puede resumirse en algo tan ruidoso como un concierto de música electrónica, pero en lugar de volar notas musicales solo salieron disparados dientes, implantes electrónicos y mucha sangre; alegremente, casi nada de esto perteneciente a Johan. El chico, a quien buscaban por razones desconocidas, se las ingenio para evadir a algunos, electrocutar a otros y arrancarle el brazo biónico metálico al Big Joe, justo donde resguardaba la llave. ¿Lo descubrieron? ¿Cómo? ¿El repentino ataque era por otras razones? Dudaba que todo ese alboroto fuera por timarle en las cartas, mas cuando justo era su primer día de misión.

Las cosas no saldrían como en principio estaban planeadas.

¿Hola? ¿Houston? Tenemos un problema y necesito de tus capacidades— estas fueron las primeras palabras dichas por Johan una vez subido al camión, encendiendo la marcha y salido disparado de ahí, justo al tiempo en que llamaba a Hellen para dar su informe— Las buenas noticias es que estoy conduciendo tu queridísimo camión. Las malas son creo me están persiguiendo…, si, creo que lo están haciendo— giro bruscamente en una esquina, sintiendo como el gigante retumbaba al doblar, no lejos de chocar contra alguna pared. Su voz no dejaba duda de la adrenalina sentida, sin alguna pizca de desesperación o algún sentimiento parecido— Me emboscaron en el bar por alguna razón. ¿Alguna forma en la que sabrían que iría ahí? ¿O solo es la dicha de un grupo de gente que desea matarme? Lo ultimo es factible, vamos— continuando la veloz marcha, Johan observo un sistema de GPS mas actualizado en comparación al vehículo, el cual contaba con conectividad vía red. Debió ser implantado al camión hace poco— Necesito que hagas del "Tipo detrás de la computadora" y me ayudes a perderlos. Tengo un sistema GPS aquí, te enviare la ubicación y, como soy pésimo con direcciones, agradecería si tuvieras una computadora cerca para que me guíes— el aire fue cortado por balas, las cuales dieron en uno de los espejos laterales. Incluso contaban con armas los bastardos y el con un explosivo a sus espaldas—¿Sabes ingresar al sistema de cámaras de los barrios bajos? Son tan fáciles de descifrar que hasta yo lo he llegado a hacer, y eso que mi capacidad con la tecnología es precaria. Te ayudaría a tener un primer plano de todo y así disfrutar de tus palomitas mientras me ayudas— sentencio, volviendo a girar.

Y a pesar de todo el jaleo, ese chico lo estaba pasando en grande. ¿No es el sueño de todo idiota ser parte de una persecución de película? ¿Por mas que él sea el perseguido? Bueno, este idiota obtuvo lo que deseaba, y seguro lo mataría.
Spoiler:
Perdón, esta vez el post me ha quedado mas largo de lo usual. Quería abarcar varias cosas, por lo que en los siguientes lo resumiré mas para que no sea cansado de leer por su longitud u.u


Última edición por Johan Christie el Lun Mar 18, 2019 9:09 pm, editado 1 vez
Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Lun Mar 18, 2019 8:39 pm

Luego de empaquetar aquellas remesas que debería repartir el fin de semana decidí relajarme un poco en la bañera. ¿Qué podía ser mejor a la hora de relajarme y de quitarme de encima ese tóxico aroma que desprenden los químicos con los que trato que un buen baño caliente? Todo parece ir sobre ruedas de forma casi literal. Cada día que pasa, cada día que mi mercancía recorre las calles de ésta ciudad y Dios, la nación inclusive, mi clientela crece. Rostros desconocidos que al probar una dosis de lo que yo soy capaz de otorgar buscan desesperadamente más, intentar dar conmigo o con aquellas personas encargadas de repartir lo mío. Yo trabajo para esa gente y lo amo, me apasiona lo que hago y debo de admitirlo, no me enorgullece mancharme las manos con sangre pero ellos lo han pedido, hoy mucha sangre correrá a causa de los planes que he orquestado.

¿La bomba? Se la compré a un capataz de minería corrupto, aunque fue relativamente fácil de dar con ese sujeto y el instrumento de muerte, eso me costó su buen precio aunque no tanto como la información. Los horarios de entrega, los movimientos del personal clave como el maldito camionero al cual Johan debía de quitarle la llave y llevarse ese oxidado camión repleto de pescado congelado y en el interior del mismo estaba la basura ajena, nada de mercadería, eso no es más que basura tóxica. Johan, se está demorando un poco en llamarme y...

El móvil comienza a sonar y lo tomo con mi diestra sin salirme de la bañera, es él, el gatito el cual no tiene nada bueno para decirme —Problemas— me quedo de piedra en el interior de la bañera sin terminar de comprender muy bien a qué se refiere con que él y yo tenemos problemas. Por momentos abro y cierro la boca sin saber qué decir pero él pronto se explica y frunzo el ceño. ¿Una emboscada? Imposible, ¿o no lo es? Me muerdo el labio inferior hasta sentir mi propio néctar carmesí. ¿Me habían traicionado acaso? Es posible que algún desgraciado hubiera delatado mis planes, de alguna manera eso podía suceder, por supuesto pero no logra cerrarme del todo.

Estoy incrédula, sorprendida por el rumbo repentino que mis planes han tomado pero no dejo que eso me domine. Salgo casi de un salto de la bañera, rodeando mi cuerpo con una toalla blanca y corro hacia mi cuarto sin apartar el móvil de mi oído —No he tocado mi ordenador aún pero quiero que te dirijas a la intersección que marca la línea, los límites con los barrios bajos, ¿de acuerdo?— no me hace falta tocar mi ordenador para estar dos pasos por delante e idear un plan. Creen que pueden frustrar mis planes pero deberían de saber de sobra que soy demasiado buena a la hora de jugar mis cartas.

Me arrojo sobre mi cama y tomo mi ordenador. No pierdo ni un segundo en encenderlo e infiltrarme en la red de cámaras de seguridad de los barrios bajos. Es una red tan simple de usar para el favor y la conveniencia personal de cada uno que hasta se consideraría trampa utilizarla en cualquier clase de negocios, una red fácil de sabotear, casi no hay criminal que no tenga poder sobre ellas —Te veo en las cámaras, a ti y a tus perseguidores. Ni se te ocurra dañar el camión, es una pieza clave en ésta partida de ajedrez, mira, yo...— me quedo en blanco por unos segundos antes de suspirar y volver a hablar —Dirígete a la intersección, tengo algo en mente— y sin nada más que decir le cuelgo en el rostro.

Marco un número, uno que no suelo utilizar muy a menudo a menos que desee gastar una buena suma de mis créditos, a menos que esté desesperada, a menos que de verdad desee conseguir lo que yo quiero y vaya, yo de verdad deseo salirme con la mía ésta vez —¿Qué demonios está pasando? No entiendo por...— la voz distorsionada a causa de un programa habla pero es interrumpida, no tengo tiempo para responder a ni una de sus preguntas —Necesito que hagas un pequeño trabajito para mí, ¿vale? Sé que es algo muy inesperado pero es muy importante y te aseguro, no, te prometo que te lo pagaré muy bien— aprieto mi mandíbula y frunzo el ceño a la espera de que me responda. Tras unos eternos cinco segundos estoy lista para volver a arremeter pero la voz es la que rompe el silencio —Supongo— festejo para mis adentros no más que un segundo, el tiempo es oro y mis planes y la vida de Johan están en juego.

—En los barrios bajos un camión carmesí muy antiguo está siendo perseguido, a unas seis manzanas de Rocket Girl y necesito que mi conductor los pierda. Él se dirige a la intersección ahora mismo, tal vez puedas...— un fuerte tosido desde el otro lado me manda a callar —Luces verdes para él, parpadeantes una vez deje atrás la intersección, simple— y así, sin nada más que decirnos es esa persona la que me cuelga en la cara pero yo me encuentro con una sonrisa de oreja a oreja. Es una oportunidad que no pienso desaprovechar. Envío velozmente un texto a Johan, debe leerlo cuanto antes. "Intersección, luces en verde, acelera. Llámame cuando los pierdas". Y allí me quedo arrodillada sobre mi cama, esperando pronto las buenas nuevas.

Spoiler:
Long = Fun (?)
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Lun Mar 18, 2019 10:08 pm

Intersección…,tendré que dar una vuelta algo brusca. Un momentito—al ser un camión con cambios mecánicos Johan necesitaba de ambas manos, una al volante y la otra en la palanca para hacer los cambios. Tantos años jugando en los simuladores de carreras con temática del siglo veinte le rindieron frutos, pues con una gran maniobrabilidad consiguió que el camión girara ciento ochenta grados, tomando una calle paralela. Sus perseguidores casi terminaron aplastados por el compartimiento ya que estos se movían en motocicletas en su mayoría. Solo un grupo diminuto atravesaba las calles con un automóvil de ultima generación, incapaces incluso con este de atrapar el gato por la bestialidad que conducía.

A pesar de las constantes embestidas y los disparos de los otros, Johan se las ingenio para evitar ser atrapado o que lo tumbaran de alguna de sus maneras. Dado el horario la cantidad de obstáculos se vio reducida, mas de vez en cuando debía evitar personas, animales o maquinas, todo para evitar un vuelco y que todos murieran. ¿Cuánto seria el rango de la explosión de la bomba en la mochila? Él no se encontraba seguro de cuanto daño causaría esa cosa, pero prefería no enterarse hasta encontrarse bien lejos, seguro tras cientos de metros de diferencia.

Es un bonito camión y todo, aunque yo me preocuparía mas por esa maldita bomba. En como alguno de los disparos atraviese el metal y…,¡ya dejen de hostigar tanto!—ya algo cansado de tantas balas, Johan toco con su mano buena por unos segundos en la pantalla del GPS, para acto seguido llevar sus reservas de electricidad a su brazo biónico. Una corriente de electricidad salio disparada directo de las puntas de sus dedos, impactando a quemarropa a dos motociclistas y dejándolos fuera de juego al instante. Penosamente de poco sirvió cuando son tantos—Ya ni hablar por teléfono se puede. Bien, ahora voy. Confió en ti, no lo olvides.

Continuando su camino, y ciertamente ya volviéndose el centro de atención de todos, Johan paso a continuar atropellando chatarra y abriéndose paso entre otros autos y la gente, quienes al ser parte del mundo de abajo ya no estarían tan sorprendidos. Constantemente uno ve balaceras, guerras de pandillas, cuerpos mutilados en los alrededores u otros asuntos turbios; no es por nada el sitio donde incluso los Jueces temen ingresar. Con todo esto, una persecución a las luces del día y con matones disparando armas automáticas solo significaba desviar la mirada y alejarse, ya luego volverían cuando todos estén muertos para tomarse una selfie con el cuerpo.

Espero que sea bueno— se dijo cuando escucho el timbre del móvil sonar, viendo a continuación el mensaje. Las palabras fueron fáciles de comprender y no iba a pensar mucho en las razones de ello, así que simplemente apretó el pedal del acelerador con toda su fuerza para llegar la zona de la intercepción de una buena vez. El semáforo se encontraba en verde como anticipaba, y seguramente ya se encontraba así desde hace un tiempo atrás. Johan no pensó en nada, pues sus perseguidores se ubicaban a menos de cien metros luego de la ultima embestida recibida—¡Mas rápido, pedazo de chatarra ambulante!—gritó, apretando con ambos pies ahora el acelerador.

Finalmente, en el clímax de esta persecución, Johan atravesó con gloria la intercepción entre ambos puntos, para ver por el espejo retrovisor como de inmediato las luces se tornaban rojas y el caos empezaba. Un boulevard de autos, motocicletas y trasportes que siquiera tocaban el suelo se metieron encima y los cazadores no solo quedaron atrapados, sino que terminaron con sus vehículos destrozados luego de varios choques contra otros. Si esto fuera una película el chico estaba seguro de que todo explotaría mientras daba su salida triunfal, pero de momento prefería no contar con ello para variar.

¿Te he contado alguna vez lo divertido que es estar vivo? Porque ahora te lo cuento. Nada como una experiencia cercana a la muerte para amarse un poco mas, Jefa— le dijo cuando apenas tomo la ruta comercial y disco el numero de Hellen, contactando con ella con cierto aire de satisfacción— He logrado perderlos, pero estoy seguro que no puedo darme esta victoria yo solo. No se como lograste entrar en los sistemas de seguridad y eléctricos de la zona para controlar los semáforos, pero tienes mi agradecimiento— Johan, mas calmado, incluso se puso a buscar música en la vieja radio del camión. ¿Tendría buena música?— ¿Ahora que? Al parecer los planes cambiaran un poco si ya me emboscaron una vez, pues lo harán de nuevo. Tu carga esta en perfecto estado y tu conductor también. ¿Qué sigue ahora?

A pesar de todo lo ocurrido, el no dudo en continuar hacia delante. No es solo por ganarse la confianza de Hellen y así obtener lo que buscaba, sino que él no es de aquellos que decepcione al final. Si acepta un reto o un trabajo, lo llevara hasta el final de sus consecuencias, sin importar nada.

Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Mar Mar 19, 2019 8:56 pm

Me quedo allí tendida sobre la cama con el móvil entre mis manos, sobre mi busto. ¿Cómo puede ser que se hayan enterado acerca de uno de mis pasos? El robo del camión para ser más específica. Estaban esperando a Johan, en teoría nadie debía de tener ni la más mínima idea de que él iría a Rocket Girl para apoderarse de aquella llave y largarse con el camión. Por más que evalúo las posibilidades, los tropiezos que pudimos haber tenido él y yo no logro dar con el problema, sin embargo sucedió y ahora necesito que Johan sea rápido antes de que el tiempo se nos acabe y se corra la voz de lo sucedido.

—¡Gatito!— exclamo a la vez que me reincorporo casi de un salto cuando llevo el móvil a mi oído. Mi corazón palpita aliviado pues él ha logrado perderlos gracias a la ayuda de aquella llamada que me vi obligada a efectuar, puede que no todo esté perdido entonces —Dame las gracias cuando ésto se acabe, las cosas se han torcido demasiado y necesito que me escuches con atención— hago un muy breve repaso mental de lo que él debe hacer ahora con ese camión repleto de productos marinos congelados con mercadería de pésima calidad en su interior. Bien, podemos hacerlo —Escucha, debes regresar a Oikashi. Allí hay un frigorífico en donde se destripan, empaquetan y entregan todo producto pesquero. Claro está que es una tapadera bien elaborada para reunir y repartir sustancias ilegales— allí es en donde se lleva un recuento de la mercadería y se entrega por toda la ciudad y más allá.

Me aparto de la cama y me observo a mi misma en un espejo de pared, me tiembla el labio inferior, no por los nervios, no por el miedo ni la ansiedad, sino porque puedo sentir una victoria casi inminente —El frigorífico se llama The Fisherman's Bait. La mafia que controla el lugar trabaja con cierta desconfianza con la mafia del tipo al que le robaste el camión— si Johan es lo suficientemente listo sabrá qué es lo siguiente que viene, cual es el paso final que le seguirá un golpe decisivo y mortal —En la parte trasera está la entrada para que los camiones carguen y descarguen mercadería, está vigilada por guardias pero si eres rápido, muy rápido llegarás antes de que se corra la voz de que el camión de Sarutobi ha sido robado— y ahora es cuando el carisma y astucia del gatito entran en juego y deberá ganarse a los guardias cueste lo que cueste, su vida dependerá de ello.

—Repaso breve, ve al frigorífico, conquista a los guardias, estaciona el camión en el interior y activa la bomba. Treinta segundos es todo lo que tendrás antes de que estalle— es simple, no hay forma alguna de meter la pata aquí. Johan posee mi absoluta confianza y fe ahora mismo. Si ésto resulta como es debido él estará en el punto de mira de interesados que deseen sus servicios y yo... habré ascendido un par de escalones para obtener mi trono y mi corona —La suerte es para los perdedores, éxitos, gatito— me quedo un par de segundos en silencio y finalmente corto la llamada. Debo cambiarme y cocinarme algo, no suelo cocinar pero siento que ésta será una ocasión especial para beber y comer algo delicioso.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Jue Mar 21, 2019 12:58 am

¿Estas mandando al felino a un frigorífico lleno de pescado fresco? ¿Y me estas pidiendo que lo explote? Voy a ser odiado por todos los gatos del mundo luego de esto, no se si podré con tanta culpa— dijo Johan, simulando una voz tan triste como melancólica. En su mente se alegro de que este fuera el destino final de la bomba, temiendo en un principio ser obligado a colocarlo en el asedio de los enemigos de Hellen, quienes debían hallarse en algún refugio o mansión a prueba de fisgones como él—. La bomba no solo destruirá en general los suministros de tu competencia, sino que cortara lazos entre dos de tus competidores y posiblemente inicien una guerra entre ellos. Nada mal.—Giro al desvió para recuperar terreno y dirigirse nuevamente a los barrios bajos, directo al frigorífico ya marcado por él en el GPS.— Soy como un gato negro, reina de la droga. No necesito de suerte o existo, pues yo normalmente doy de mala suerte a todos. Esperemos que esa desdicha caiga bien en tus enemigos— agrego al final con una risa—. Cuando termine esto debemos discutir seriamente los horarios de tus siguientes planes. Primer día madrugando y ya toda una mafia intentó asesinarme…, ¿la próxima no podría ser todo un burdel el que me persiga? Creo ser capaz de manejar ello— terminando con sus usuales bromas, colgó el móvil para apretar el acelerador y dirigirse al final de esa misión.

Tardo aproximadamente quince minutos en llegar en las entradas del gran frigorífico, algo tétrico a su gusto. Su tamaño colosal ameritaba su fama al creerse uno de los mejores sitios para congelar el pescado de la ciudad, pero su estado daba a desear. Ventanas sucias, cartel gigante con letras apunto de caerse o inexistentes, basura por las veredas y alrededores entre un centenar de detalles poco pulcros. Johan se sorprendió que los jueces no sospecharan que nada sucio ocurría ahí con semejante estado, pero luego recordó la capacidad de sobornar de algunas mafias y lo fácil de convencer de otros jueces.

El dinero realmente mueve el mundo, a pesar de que a él en especial no le era interesante o realmente necesario. La mayor parte de lo que tiene lo obtiene por apuestas, robos ligeros o ganado justamente luego de vencer en sus peleas callejeras, todo con merito de su representante. ¿Abandonaría tal vida luego de todo esto? Lo dudaba.

Hola, traigo la carga de la madrugada—saludó cuando llego a la zona trasera, justo donde dos guardias custodiaban la entrada. Ambos lo miraron como quien ve a un muerto— Ya saben que a Sarutobi le agrada madrugar y todo ello, cosas de la vida. ¿Quieren revisar la carga? ¿O mis cosas y documentos? Vengan a verlos, lo tengo aquí, ¿ven?— de forma improvisada agarró el primer papel que encontró entre los documentos del asiento y lo presentó. Uno de ellos, el mas grande, se acercó con arma en mano para la inspeccionar lo dicho, quedando al lado del gran camión— ¿Ves? Lo dice perfectamente, letra por letra— cuando pasó la supuesta carta a manos del guardia, este se llevo la mala fortuna de que su mano entro en contacto con el dedo metálico de Johan. Instantáneamente el grandullón quedo paralizado por la descarga estafita en su cuerpo, cayendo al suelo inmovilizado. Su compañero, alarmado, levantó su escopeta automática dispuesto a asesinar al chico, pero Johan ya se había anticipado y acelero el camión antes de tiempo. Ni con todos sus músculos evitó el parachoques del vehículo, que lo tumbo al frente y dejo inconsciente— En verdad, ¿ustedes creían que nosotros íbamos a seguir haciendo tratos con inútiles como ustedes? Ya no mas, Sarutobi ha sido claro al decirme que los negocios con ustedes acabaron, hijos de puta— imitando su mejor tono de pandillero malote, copiado de todas las películas vistas, Johan habló con el paralizado por la electricidad, quien no debería ser capaz de moverse pero si de escuchar.

¿Por qué de estas palabras? Anunciar abiertamente ser del bando de Sarutobi solo aumentaría las dudas entre sus filas luego del atraco. Ellos obviamente se dirían que todo fue una trampa y que robaron su camión, pero conociendo a Hellen ese joven estaba seguro que ella se encargaría de borrar todos los registros de las cámaras y demás pruebas. Solo quedaría la desconfianza y el caos, lo que llevaría a esos dos grupos a matarse entre si poco a poco hasta desaparecer.

Salio un rato del camión para apartar al atropellado del camino y luego, usando la huella digital de su mano, abrió sin problemas las rejas para pasar al interior. Una vez dentro y luego de estacionar justo en el medio, atendiendo a no visualizar a nadie mas en los alrededores, se dispuso a quitar la bomba de la mochila usando los guantes provistos por su Jefa.

Hizo la llamada antes de comenzar el conteo.

¿Te acuerdas que te dije que haría las cosas a mi modo? Bueno, le di un significado diferente a eso de "conquistar a los guardias"— comentó, observando el pequeño aparato que debía tratarse de la bomba. Le sorprendía que tan pequeño objeto sea capaz de tanta destrucción— Todavía no coloque la bomba, pero ya estoy dentro del frigorífico. ¿Cuál es el rango de la explosión? ¿Una cuadra? Me será suficiente para escapar, pero quiero estar seguro— ya sea por confianza o arrogancia, ese gato siempre gusta perder el tiempo cuando lo cree conveniente— El lugar esta vació, solo los guardias quedaban. Con las palabras que les dije veo conveniente que permanezcan vivos para luego " difundir la palabra". ¿Si los dejo en las afueras al lado serán alcanzados? ¿O simplemente quieres que los elimine?— pregunto, encontrando finalmente el botón o interruptor con el cual daría fin a todo.

Que gran diversión se la pasaría cuando tuviera que correr.
Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Jue Mar 21, 2019 5:13 pm

Corto los vegetales a un buen ritmo pero no estoy completamente centrada en esa tarea, mi cuerpo está aquí, preparando los ingredientes para comer algo caliente y delicioso una vez el golpe de gracia sea ejecutado, sin embargo mi mente está en otra parte. Había empezado con el pie izquierdo a la corta edad de diecinueve años, llegué aquí con muchas energías para comenzar mis negocios. No conocía el lugar pero aún así obtuve algunos contactos que me serían de utilidad pero pequé de arrogante y ambiciosa, quería abarcar la clientela ajena y dieron conmigo. Como advertencia destrozaron mi mano derecha la cual fue reemplazada por una copia muy fiel, realista de lo que una vez había sido esa mano y yo desaparecí momentáneamente.

Aprendí a moverme mejor, a controlar mercado que era tierra de nadie, a hacerme con algunos pocos clientes los cuales al ser sorprendidos por la buena calidad de los productos que yo ofrecía decidieron correr la voz. Cuando comencé a hacerme mínimamente popular en el submundo intenté contactar con la jerarquía de Andrómeda. La corrupción en forma humana, vestida con trajes y bellos vestidos caros, individuos pomposos que disfrutan de dar rienda suelta a sus más bajos instintos en fiestas y también de acabar los unos con los otros con una puñalada trapera por la espalda. Ellos al igual que cualquier vagabundo que reside en los callejones tienen sus debilidades y jugué mis cartas de forma apropiada, logré sorprenderlos. Poco a poco fui adquiriendo cartas y las piezas que me faltaban en mi tablero de ajedrez. Se me concedieron más contactos, más herramientas e ingredientes para cocinar lo mío.

El móvil comienza a sonar y vuelvo a la realidad no sin antes cortar parcialmente la yema de mi dedo índice izquierdo con el cuchillo para los vegetales pero no le doy demasiada importancia —No he escuchado ni una explosión, gatito— pronuncio con voz neutra y con un rostro inexpresivo. Elevo mi mano para comprobar como la sangre brota y fluye sobre mi dedo, tan tibia —Quiero destrozar ese maldito lugar, no la manzana entera. Sin embargo las edificaciones en un radio de cien metros a la redonda del lugar sufrirán daños— entiendo lo que Johan ha hecho y en verdad aprecio que haya colocado una deliciosa fresa al pastel —De hecho, sí, quiero que los arrastres a las afueras del lugar. Recordarán lo que has hecho y dicho y eso alimentará aún más el odio en esa mafia— una pequeña gota de sangre cae al suelo y Asher agacha la cabeza para lamer esa gota tan pequeña.

—Te recomiendo que no pierdas el tiempo una vez que actives la bomba, tienes el tiempo justo para escapar de ahí. La explosión será potente, no vayas a perder todas tus vidas a la vez— finalizo la llamada. Ya está, solamente faltan unos últimos pasos de bebé y yo habré ascendido un par de escalones en éste mundo. Llevo el dedo herido hacia mi boca y succiono algo de la sangre antes de decidirme en envolverlo apropiadamente y encender el televisor que yace en la cocina misma. Quiero ver las noticias, seguramente aparecerá algo interesante en muy poco tiempo.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Jue Mar 21, 2019 7:19 pm

Bien, me alegra escuchar eso—comentó por teléfono, alegre de que al menos, de momento, aun no ha tenido que matar a nadie por medios directos. Claro que todos los que morirían en la futura guerra de mafias serian en parte su culpa, pero ellos se lo buscaron por si solos—Ya puedes acomodarte y poner la TV, los fuegos artificiales están por comenzar y seguro nuestros reporteros lo gravaran en su mayoría. En mi próxima llamada espero que digas algo parecido a "Bien hecho, Mr. Bond". Dale algo de tu carisma a esto y nos llevaremos mucho mejor, alcaldesa— y luego de finalizar aquella llamada, se puso manos a la obra.

Primero se encargo de arrastrar a ambos guardias a un rango donde no serian alcanzados, recordándoles con sus palabras ofensivas sobre que trabajaba para Sarutobi y sobre algunas remesas en caso de buscar venganza, lo típico de una guerra entre bandas. Blindo de un duro golpe en la cabeza al paralizado por la electricidad, esta vez dejándolo totalmente inconsciente al igual que su compañero. No tardo mucho al encontrar un callejón totalmente baldío y apartado de la gente, lugar donde serian encontrados una vez las llamas cesaran y los bomberos u otras organizaciones se acercaran para el espectáculo.

Finalizadas las contramedidas, Johan ingreso una vez mas al camión y coloco en este la bomba, asegurándose de no dejar nada que pudiera incriminarlo. Tampoco importaría cuando todo volara en llamas, pero deseaba asegurarse para no incriminarse tanto él como su agente de negocios, quien seguro ya estaría clavada a la televisión. Un pequeño clip al botón para luego, con la velocidad de un guepardo, salir corriendo a las ventanas y escaparse en tiempo record de incluso las cuadras cercanas. Con su agilidad incluso tuvo tiempo de subir a la terraza de uno de los edificios cercanos, donde obtendría una vista sublime de su primera misión como rufián de la capa de drogas.

En instantes una luz tan potente como el sol ilumino las calles y los alrededores, seguido al sonido de la explosión, una tan fuerte que casi deja sordo el joven a pesar de encontrarse lejos. Lo siguiente que vio fue al viejo frigorífico totalmente irreconocible; una parte destruida por completo, otra en llamas que se iban expandiendo en los alrededores próximos. Escucho la alarma de las sirenas contra incendio en las cercanías y, en dos minutos apenas, ya una patrulla robótica de bomberos llego para intentar calmar el asunto. Daba miedo la velocidad con la que trabajaban, pero seguían siendo muy lentos para cachar al joven.

Y esa llamada fue realizada.

Vamos, quiero escucharlo, Miss Hellen. Con la mejor voz de una mafiosa al mejor estilo del padrino, o madrina en tu caso— con una sonrisa observando el espectáculo, Johan detonaba en su voz un triunfo sin precedentes. Ha sido un dia divertido— "Hai fatto un ottimo lavoro, gattino", pero con acento italiano e intenta mostrar pasión cuando lo digas. A partir de ahora, Hellen Jager, subirás escalones y necesitas abandonar esa voz tan femenina que no intimida mucho— medio en broma y medio en serio, Johan proclamo estas palabras a su victoria.

¿Quién diría que sabia algunas palabras en italiano? Ver las nuevas versiones de "El Padrino" en un mundo ciberpunk le han servido.
Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Hellen Jäger el Vie Mar 22, 2019 11:53 pm

El humor de Johan a veces me resulta tan encantador como una lluvia de puñaladas dirigidos a mis ovarios pero supongo que es parte de su encanto natural y además no se lo tengo en cuenta ya que ha sobrevivido y llevado mis planes casi a la realidad demostrando así que más allá de sus pintas e impresión inicial es muy capaz, más de lo que cualquiera podría pensar.

La comida no tarda demasiado en estar lista, un guisado simple pero muy bien especiado y con un aroma tan provocativo, suculento que deja a mi Asher super inquieto por probar aunque sea un poquito de la carne que hay en el mismo. Me siento a un lado de la misma mesa donde prepare todo en medio de la cocina y rápidamente voy cambiando de canal hasta dar con mi noticiero favorito. Abro mi lata de cerveza negra, muy helada. Bebo un largo trago justo a tiempo cuando logro escuchar aquella tremenda explosión a los lejos, el suelo, los elementos de cocina e inclusive Asher, se alteran el tiempo que dura aquello. Un escalofrío recorre mi cuerpo y es aquí cuando todo comienza.

Una sonrisa se dibuja sobre mi rostro de forma lenta pero constante. Lo hace cuando la rubia es interrumpida para dar las "buenas nuevas". Su rostro me causa en exceso gracia, es un poema de sorpresa, incredulidad. Mi sonrisa se ensancha más cuando muestran de manera rápida y eficaz las primeras imágenes de lo sucedido. Bendita sea la expansión tecnológica y del internet por brindarme de semejantes secuencias para mi deleite. Mi rostro es iluminado por aquellas voraces llamas dignas del mismísimo hades, tan voraces y tan incontenibles, devorando la edificación en ruinas sobre las que yacen y amenazando con expandir su imperio de muerte y terror.

No me puedo contener ni un segundo más y comienzo a reír casi a carcajadas. Me veo a mí misma entre las llamas, subiendo escalones sin quemarme, decidida a seguir avanzando. ¿Qué hay en la cima? Un trono y una corona pero no soy la única que desea estar sentada allí en la cima dominándolo todo. De reojo puedo contemplar a más siluetas a mis lados que suben escalones, otras se mantienen en su lugar y otras tropiezan cayendo sobre las llamas. Es un juego peligroso pero he logrado dejar fuera del mismo a un par de grandes competidores.

La visión no dura demasiado, el móvil suena y vuelvo a la realidad, algo agitada pero pronto vuelvo a retomar la compostura —Hola gatito— saludo a Johan con un acento algo juguetón y risueño, algo normalmente impropio de mí pero a la mierda, estoy feliz, estoy demasiado feliz —¿Qué te parece si me guardo esas palabras la próxima vez que nos bebamos algo bien helado para festejar?— deseo festejar ya mismo y creo que de hecho lo haré pero también deseo hacerlo con él, él ha llevado mis planes a la realidad —¿Sabes una cosa? En éste mundo en el que trabajamos tú y yo, cuando juegas al juego de tronos, tú ganas o tú mueres— probablemente no tiene ni la menor idea de a lo que me refiero pero no importa. Comienzan a dolerme las mejillas por sonreír tanto —Yo no he sido la única que ha subido escalones hoy, gatito— él era una de esas siluetas entre las llamas, no me sorprende —Pronto tendrás noticias de mí, festejaremos juntos— suspiro como una quinceañera enamorada y cuelgo. Me recuesto sobre el respaldo de la silla y le doy mi plato de comida a Asher antes de activar las alarmas y salir de casa. Mi rostro es iluminado por ambulancias, camiones de bomberos e inclusive vehículos transportando Jueces. El daño ya está hecho y en los próximos días las heridas se abrirán más y más. Aún tengo piezas para mover en el tablero.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan Sgocco

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Johan Christie el Sáb Mar 23, 2019 3:14 am

Finalmente y luego de varios problemas, ese par a concretado la primera de muchas tretas a sus rivales, pues ahora también eran los rivales de Johan. Si todo marchaba según los planes de la joven quien aspira al trono, sus enemigos se destruirían y siquiera notarían a los verdaderos culpables de tal desenlace, mas uno nunca estaría seguro en un mundo como ese. Johan quizás se gano el respeto de no solo Hellen, sino de una gran cantidad de otros peces gordos que escucharían de su proeza por los labios de la joven adulta, quienes seguro considerarían sus habilidades. Esto, como es costumbre, también traería a una buena cantidad de nuevos enemigos y feroces perros con mucha hambre por la piel de ese gato, pero él no se los dejaría fácil.

Que vengan, incluso si lo matan ese chico seguirá hostigándolos desde el otro mundo.

Volviendo a lo presente, el caos se adueño de las calles y el fuego fue el centro de atención, como la comidilla de un vecindario plagado de viejas curiosas y chismosas, llevando el chisme de puerta en puerta hasta que todos estaban al tanto de lo acontecido. Entre todo esto ese gato seguía recostado en la terraza, observando cómodo como sus acciones han provocado tanto alboroto. Este día seria recordado por un largo tiempo y él tendría en su memoria el hecho de ser el causante, o uno de los causante, de tan magnate desastre.

Cuanta gloria y alegría en tan poco tiempo.

¿Eres en verdad tu, capitán? Se te escucha demasiado…feliz. ¿Has estado tomando de tus propios productos?— con disimulo en su voz el chico daba a notar que no se tomaba en serio tantas alabanzas, mas con lo siguiente— Primer trabajo bien hecho y ya tengo una cita con mi jefe para beber juntos. Me agrada como va esto—se sentó en los limites de la terraza, dejando colgar sus pies en el vació. Sus ojos continuaban admirando el fuego, mientras el resto conversaba con Hellen. Le era una real sorpresa atenderla tan feliz, algo bueno en su lista inquietudes para tachar. En un primer momento creyó que esta seria la típica relación de cualquier mafia del mundo, donde lo máximo que reciben algunos es un "buen trabajo, ahora vete a la mierda hasta que te llame". Hellen Jager no es de esos, para su satisfacción— ¿Cómo un juego de tronos, eh? Supongo que si estamos en esto juntos, escalando, nos ira bien. Solo no te vuelvas loca como Cercei y yo prometo durar mas que Ned en este juego. ¿Sabes que el nieto de R.R. Martín por fin quitara el ultimo libro de la saga en unas semanas? Y hace mas de un siglo atrás había fulanos que creían que el viejo lo terminaría antes de morir. Pobres ilusos— ya luego, aceptando con alegría la promesa de que beberían juntos para celebrar, finalmente colgó el móvil y lo dejo a un lado sobre el frió tejado.

¿Qué depararía en el futuro a ese par? Ambos siguen ambiciones diferentes que se cruzan en una línea recta a un final similar, pero quizás converja en algún punto cuando esta historia se torne algo violenta. Las cartas ya han sido lanzadas sobre la mesa y a este juego se unen cada vez mas jugadores tan sedientos de poder como de presas a las que devorar, capaces de todo con tal de ganar.

¿Esa alianza sobreviviría al porvenir?
Johan Christie
Mensajes :
96
Edad :
24
Genes :
Kinetica
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
¿Comida?
Pb utilizado :
Train Heartnet
Procedencia del PB :
Black Cat
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Atom bomb baby | Priv. Johan HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Atom bomb baby | Priv. Johan Empty Re: Atom bomb baby | Priv. Johan

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.