Últimos temas
» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
Ven a mi {PRIV} EmptyMiér Sep 11, 2019 11:19 pm por Kotaro Hoshijiro

» Entre copas y licores.- Privado.-
Ven a mi {PRIV} EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
Ven a mi {PRIV} EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
Ven a mi {PRIV} EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
Ven a mi {PRIV} EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
Ven a mi {PRIV} EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
Ven a mi {PRIV} EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
Ven a mi {PRIV} EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
Ven a mi {PRIV} EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
Ven a mi {PRIV} EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
Ven a mi {PRIV} EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
Ven a mi {PRIV} EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
Ven a mi {PRIV} EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

» Antes de la tormenta de Plomo -Priv
Ven a mi {PRIV} EmptyDom Jun 23, 2019 12:01 am por Erik & Namor Warfield

» TÆNDING CITY ✦Elite
Ven a mi {PRIV} EmptySáb Jun 22, 2019 2:50 am por Invitado

Ven a mi {PRIV} 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

Ven a mi {PRIV}

Ir abajo

Ven a mi {PRIV} Empty Ven a mi {PRIV}

Mensaje por Audhild el Miér Mar 20, 2019 9:54 am

Una suave voz a lo lejos anunciaba la salida de un nuevo platillo, el aroma de la comida era simplemente exquisita, tanto que hasta la propia cocinera no podía evitar sentir un hambre voraz al ver tan majestuosos platos servidos por ella misma, si, se trataba de Audhild, aquella chica que poseía una piel singular ahora se encontraba llamando a las meseras de turno para que las mismas comenzaran a repartir la nueva oleada de pedidos realizados a los clientes que esperaban pacientes –unos más que otros- en sus mesas, una sonrisa amplia se dibujaba en el rostro de la chica quien en ese momento parecía disfrutar mucho lo que hacía y era así, no siempre tenía días tan movidos como lo era aquel —¡Listo el pedido de la mesa 5! — Anunció nuevamente la chica mientras colocaba dos platos que contenía sobre ellos unas hamburguesas grandes y jugosas, junto a ellas colocaba también dos vasos de gaseosas , todo aquello sería recogido por una de las meseras. Su tiempo en la cocina poco a poco culminaba y una vez este finalizó por completo se quitó aquel delantal algo sucio por la grasa y se coloco uno negro mucho más estético para comenzar a pasar por las mesas que no habían sido atendidas aún.

Su mirada se fijo en un hombre de tez  verde, justo igual a la de ella con unos colmillos que sobresalían de entre sus labios, muy parecidos a los de ella, en ese momento la sensación en su cuerpo de que se le hacía familiar le invadió, estaba claro que se trataba de alguien de su raza ¿Qué más si no? No había conocido otros que tuvieran las mismas características así que era imposible que alguien de otra raza pudiera llegar a confundirse con la de ella ¿Sería eso cierto? ¿Aquel hombre de expresión seria o mejor dicho molesta había vivido en el planeta donde ella había nacido? Poco a poco se fue acercando con la libreta en una mano y el bolígrafo en la otra para así hablar — ¿Qué ordenará, señor? — Su mirada se encontraba fija sobre el rostro de aquel desconocido, examinándolo a detalle. Una vez el hombre le dio la orden, tomó nota — Muy bien, en un santiamén estará degustando un delicioso platillo — respondió con una pequeña sonrisa para así darse la vuelta e irse, aún no estaba del todo segura de si aquel hombre pudiera resultar un anterior habitante de su planeta pero no quería incomodar si la respuesta al final resultaba siendo negativa   así que esperaría un poco más para hacerle tan esperada pregunta.

Luego de que el pedido fue realizado la chica lo llevó a la mesa de aquel hombre —Aquí está, espero que lo disfrute — comentó antes de que aquel hombre pudiera decir aunque sea una palabra, podía llegar a ser algo molesta con sus comentarios uno detrás de otro sin dejar que los demás se expresaran pero en ese momento los nervios le ganaban y por mucho que quisiera ocultarlos aquel pequeño detalle los delataba. Hizo un pequeño movimiento con su cabeza algo avergonzada y se alejó, no podía quitarle los ojos de encima a aquel hombre, quizás simplemente debía ser directa y preguntarle aquello que tanto le desesperaba por saber, después de todo encontrarse con alguien de su misma raza era simplemente extraordinario, algo que no pasaba todos los días y menos con una población que fue extinguiéndose tan rápidamente como la de ella. Luego de unos minutos de estar atendiendo otras mesas su mirada se dirigió nuevamente a la de aquel hombre notando como este ya no se encontraba en el lugar ¡Se le había escapado! Un fuerte “¡Rayos!” se escuchó en su mente al darse cuenta de que su oportunidad había pasado.

Los ánimos de la chica decayeron rápidamente debido a aquella cobardía que le había invadido hasta el punto de no poder siquiera decirle a aquel hombre lo que tanto anhelaba saber, conocer después de tanto tiempo a alguien que tuvo vivencias similares que ella en su planeta era como un sueño para ella, estaba claro que se sentía sola entre tantos humanos, entre tantos seres de otros lugares que no tenían nada que ver con el suyo, aquel que un día fue llamado hogar por ella y por los suyos y que ahora simplemente vivía en su recuerdo. Sin pensarlo mucho salió a la parte trasera del restaurant para asi apoyar su espalda en la pared junto a la puerta, aquel callejón solitario podría ayudarle a despejar un poco su mente en ese momento aunque luego de unos momentos lo que hizo fue perturbarla más de lo que ya se encontraba, tres hombres corpulentos ahora se encontraban rodeándola, por muy alta que fuera ellos también llegaban a medir lo mismo que ella o incluso unos centímetros de más –eso no la detendría si comenzaban los problemas- uno de los hombres se acercó más a ella —Oye ¿Sabes dónde está, Tyr? Sabemos que entró a tu restaurant, dinos dónde está — La chica completamente confundida simplemente se quedó paralizada y con una mueca en su rostro —¡Que nos digas! Eres igual a él, seguro eres su compañera, dinos dónde está— Un leve quejido escapó de entre los labios de la chica al sentir que el hombre tomaba su antebrazo con algo de fuerza, apretando el mismo con sus gruesos dedos.

No sé de qué me está hablando, no conozco a nadie con ese nombre — respondió la azabache, empujando al hombre para que dejara de molestarle a lo cual los dos que estaban a sus lados reaccionaron tomándola de ambos brazos para que no pudiera atacarle más, leves gruñidos comenzaron a escapar de entre sus labios — Es en serio, suéltenme antes de que terminen con la cabeza rota — Amenazó  aunque aquel hombre no parecía estar ni asustado ni mucho menos considerando que lo que ella había dicho pudiera ser cierto —Vamos a ver, no tengo todo el día, necesito que me digas donde está ¿Me entiendes, perra? — Aquel insulto fue lo que hizo hervir la sangre de Audhild, sin pensarlo dio un cabezazo al hombre frente a ella haciendo que comenzara a sangrar por la nariz y que soltara un “¡maldición!” junto a un quejido de dolor, ella parecía estar hablando muy en serio con romperle los huesos aunque parecía imposible al ser tres contra una.
Audhild
Mensajes :
9
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Tyrsexual
Pareja :
Tyr
Pb utilizado :
Nina
Procedencia del PB :
Procedencia PB
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Ven a mi {PRIV} HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Ven a mi {PRIV} Empty Re: Ven a mi {PRIV}

Mensaje por TYR el Jue Mar 21, 2019 3:29 pm

Un ambiente agradable reinaba en aquel restaurante, los corresponsales entraban y salían con una gran sonrisa, y era evidente que había crecido de ser un lugar humilde gracias al sabor de sus platillos y el apoyo de sus clientes que regresaban día a día para poder saciar su apetito, un lugar totalmente trascendental para los propósitos con los cuales el cliente del Hombre de tes verde lo había convocado, Tyr que en esos momentos esperaba con un semblante serio que fácilmente podía ser malinterpretado gracias a su fuerte expresión y características intimidantes, había esperado ya por varios minutos sin siquiera recibir la atención de las meseras que parecían intimidadas por su presencia —“¿Tal vez debería levantarme a pedir?”— Su interrogante fue interrumpida por un hombre el cual solo dejo una carta en la mesa, la paranoia y el misterio que manejaba su cliente le tenia un poco alarmado, mostrándose paranoico al mirar a todos lados.

Un fuerte sonido trajo al azabache a la realidad, dejando la mirada de aquella carta para contemplar a una mesera, su mirada fue fija y aunque este desease expresar algo su mente simplemente no podía procesar aquello que se encontraba frente a él, por breves momentos intento responder moviendo los labios sin siquiera entonar una palabra y luego pensando lo mas racional termino ordenando — Dos Hamburguesa doble con tocino, una orden de papas bañadas en salsa buffalo — Su apetito era tan grande como las dimensiones del corpulento hombre y aunque estaba sorprendido lo mas racional era pensar que ella era una deriva genética —“Malditos sueños… ¿no pudieron prevenirme de eso?”— Aun a su edad sus sueños eran muy peculiares y no siempre eran proféticos, aun así al verla retirarse pudo tragar saliva de manera pesada.

Su mirada se posaba sobre la mesa y esporádicamente la buscaba con la mirada, muchas dudas recorrían aquella mente —“¿Quién era?, ¿Era posible?, ¿Conocería las viejas tradiciones?, ¿Cómo sería posible comprobarlo?”— Su dedo golpeaba la mesa esperando ahora no solo a su cliente sino la comida, y con un poco de suerte a la hermosa hembra que le había atendido, aun tenia presente aquella sonrisa y aquella mirada firme, y para su suerte estaba ahí nuevamente, entregando el gran pedido mientras ambos se miraban fijamente a los ojos — Gracias — Su voz era seria y grave, y tras unos segundos de silencio absoluto este finalmente estaba dispuesto a cuestionarla, aun así sus intenciones terminaron siendo en vano, pues la fémina se alejo antes de escuchar sus palabras, y en un reflejo extendió su mano pero fue incapaz de alcanzarla y antes de levantarse para alcanzarla contemplo a su cliente entrar al establecimiento.

Se trataba de un hombre de apariencia un tanto estrafalaria ante los estándares de Tyr, trenzas largas con algunos cables expuestos, usando un abrigo largo y al sentarse finalmente el azabache contemplo como su rostro no era humano, era mas una pantalla la cual se encendió y dejo ver a un hombre de lentes psicodélicos —“¿No existe nadie normal?”— Claro que las quejas eran debatibles, alguien verde con los colmillos de fuera no era el termino normal en la tokyo, bajo sus manos para comenzar a devorar una de las Hamburguesas mientras aquel hombre exponía su caso — Disculpe las precauciones, me dijeron que hacia lo que fuese por dinero ¿Me equivoco? — Se chupo los dedos y relamió sus labios haciendo ver que sus modales no eran su punto fuerte — Siempre y cuando no vaya contra mis estándares morales — No era muy difícil, no planeaba saciar sexualmente a algún depravado o matar a alguien, fuera de eso las excepciones eran escazas — ¿Y bien dígame? — El hombre se quedo mirando a Tyr por breves segundos observando como terminaba con una de las hamburguesas las cuales había devorado en cuatro mordidas, y parecía había engullido — ¿No come gatos verdad? — La duda le pareció un tanto curiosa pero aun así este respondió poniendo una amplia sonrisa — No mato gatos… comerlos es otro asuntos, mucha de esta carne dudo que sea de vaca — Con un rostro de disgusto ante el comentario simplemente se estremeció a través de la pantalla — Como sea este es Misifuz, la mascota familiar, estoy dispuesto a pagar por quien me traiga a mi queridísimo gato… es importante que sea discreto ya que alguien podría haberlo raptado o peor aún… que termine… glup — Trago saliva y se llevo media hamburguesa a la boca para dar seis masticadas y pasarla — Descuide buscare a su gato, con un poco de suerte no ha sido el platillo principal en algún restaurante — El hombre estaba nervioso pero la fama de Tyr no era mala, por lo que podía confiar.

Finalizando sus asuntos con el droide ambos se levantaron, Tyr por su parte levanto el plato para comer el resto de los bocadillos a la boca, y el Droide busco la salida mas próxima, ya estando solo el corresponsal camino a los servicios sanitarios para buscar liberar un poco la carga con naturalidad y de regreso busco a la chica, sin embargo, parecía que ya no se encontraba en el establecimiento, tras pagar la cuenta este salió del lugar para no asustar mas a las pobres meseras —“La comida fue buena, debería regresar en otra ocasiones, ¿tal vez pueda verla otra vez?”— Premeditaba mientras se alejaba del umbral del establecimiento cuando algo llamo su atención, parecía una pequeña comitiva un poco molesta rodeando a alguien, por unos momentos pensó en retirarse al oír su nombre —“¿Qué desean de mí?”— Aquella duda nació en su cabeza, pero al escuchar la voz de una chica su sentido del deber le recrimino, haciéndole pensar dos veces cuál sería su siguiente acción.

Los hombres insistían hasta que finalmente uno recibió un poco de lo que tan fervientemente buscaba, pronto otro molesto grito — ¡Maten a la perra! — Y cuando estaba por sacar su arma una gran mano tomo su cabeza y jalo de ella hacia atrás haciéndolo caer de espaldas, dejando a la mujer con solo un posible agresor, su mirada contemplo a Ainhild por unos momentos —“Si ella es de mi planeta seguro podrá con al menos uno”— Desvió su mirada y se centro en el herido que al ver al corpulento engendro verde tembló un poco — ¿Tu eres Tyr?... Sabemos de tu cliente si d… — Su gran mano sujeto su rostro aplastándole la lastimada nariz y pronto este cayo inconsciente al ser estampado contra la pared de atrás. Un fuerte estruendo resonó y la mirada de Tyr contemplo al hombre que segundos atrás estaba en el suelo con una arma en la mano apuntándole a el y luego a Ainhild, con el seño fruncido este corrió — Primero le dices perra y luego le apuntas… ¿Qué clase de hombre eres cobarde? — Un segundo disparo resonó y temblando ante la mole que lo estaba por embestir, sus reflejos le fallaron y salió impulsado contra la pared de un solo impacto en la boca del estómago, mientras Tyr apretaba los dientes y se quitaba una tela de un polímero resistente a las balas — ¿Para que me buscan? — Se acerco al humano que se sujetaba el estomago — Si sigues buscando date por muerto — Y de la nada el hombre desapareció ante sus ojos, usando alguna deriva genética.
TYR
Mensajes :
11
Edad :
31
Genes :
Visitante
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
Audhild
Pb utilizado :
Thrall
Procedencia del PB :
World of Warcraft
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Ven a mi {PRIV} HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Ven a mi {PRIV} Empty Re: Ven a mi {PRIV}

Mensaje por Audhild el Miér Abr 10, 2019 1:30 am

Audhild ya sabía lo que se le venía encima, aquel hombre con la nariz sangrante se veía tan furioso que podría pensar que de sus ojos salían llamaradas de fuego, los otros dos que se encontraban a los lados arremeterían contra ella en cualquier momento y por muy fuerte que ella fuese ya le tenían tomada de ambos brazos, sabía que no podría salir ilesa de los ataques que probablemente vendrían uno detrás de otro por parte de ambos hombres que seguían intactos, quizá su momento de actuar era en ese momento, antes de que pudiera hacerle algo más, ya había dejado fuera de combate al jefe por unos cuantos minutos así que sería sencillo poder quitarse de encima a aquellos dos grandes hombres que parecían ahora apretar con más fuerza sus brazos, probablemente dejarían una marca roja en aquellas zonas aunque debido a su tono de piel eso podría ser casi imperceptible. Sus ojos se detuvieron firmes en aquel hombre que cubría su nariz con una de sus manos, estaba claro que ella no jugaba en cuanto a sus palabras y ya le había dado una probada de lo que podría hacerles si no se alejaban.  

Antes de que pudiera reaccionar uno de estos gritó ordenando que le mataran junto con un insulto el cual había aprendido al llegar a aquel mundo, “perra” vaya manera de llamar a alguien que simplemente le partió la nariz a su jefe, tan solo eso fue motivo suficiente como para que la ira que estaba comenzando a acumularse en su interior buscara salir cual relámpago el cual les aplastaría la cabeza con fuerza hasta que los huesos de sus cráneos se hicieran polvo, después de todo romperlos no era tan complicado pues había aprendido que los humanos eran una raza muy delicada y que a comparación de los suyos resultaban tan débiles que cualquier cosa podría ser fatal para ellos. Ya estaba lista para golpear al menos a uno de estos pero antes de que pudiera alzar su brazo vio como su objetivo ahora era alejado por una gran mano de tono verdusco, sus ojos se abrieron mucho más ante la impresión de ver a aquel hombre grande interferir en su pequeña pelea aunque debía agradecerle el haberle quitado a uno de encima.

Una pequeña sonrisa apareció en su rostro dejando ver los colmillos en la parte inferior de su boca los cuales resultaban bastante puntiagudos y grandes, el hombre que ahora permanecía tomando uno de sus brazos había cambiado por completo su expresión,  seguramente ya sabía lo que le venía. Alzó el brazo libre con rapidez y haciendo un puño con su mano lo estampó contra el rostro del hombre rompiéndole la boca y haciéndolo retroceder, tambaleándose y dejándole libre su otro brazo, antes de que pudiera caerse de espaldas ella le tomó del cuello de la camisa y lo atrajo nuevamente para darle un segundo golpe, tras este un tercero y un cuarto, continuamente hasta que parecía estar deformándole el rostro. Sus manos soltaron al hombre ya inconsciente al momento de escuchar aquel fuerte estruendo el cual le hizo erizar la piel, el sonido le resultaba tan familiar como aterrador pues había tenido varios encuentros con aquel tipo de armas, su mirada  se dirigió rápidamente al hombre que se encontraba en el suelo con un arma de fuego entre sus manos, apuntando a ambos seres verdes, ella por su parte se quedó paralizada pues normalmente no solía meterse en problemas cuando habían ese tipo de artefactos de por medio, le causaban tanto pánico que podía incluso sentir como sus piernas llegaron a flaquear un poco.

Cada vez que el cañón de la pistola apuntaba su cuerpo una mueca esperando lo inevitable se formaba en su rostro pero a diferencia de ella, aquel hombre que le había quitado a esos tipos de encima actuaba cual rinoceronte corriendo hasta embestirlo tan fuerte que le hizo chocar contra la pared que se encontraba a su espalda. La mirada expectante de la chica ahora se encontraba sobre aquel hombre verde del cual no conocía su nombre buscando alguna herida pues había escuchado el segundo disparo, sería imposible no darle a un ser tan grande y que prácticamente corrió frente de ti. Ella no había prestado atención a la conversación que aquellos hombres habían tenido durante el combate pero al momento de escuchar el “¿Para qué me buscan?” rápidamente supuso que se trataba del tipo al que tanto nombraban cuando la interrogaron unos minutos antes. Un leve suspiro de alivio escapó de entre sus labios al momento de ver que su “aliado” se quitaba una tela en la cual se encontraba incrustada la bala que suponía debía perforar su cuerpo.

Ella sabía que aquel hombre ya se encontraba lo suficientemente fuera de combate como para volver a apuntarles así que al momento de dar unos pasos para acercarse lo vio desaparecer luego de una amenaza, sus compañeros por otra parte aún se encontraban en el suelo completamente inconscientes y probablemente adoloridos —¿Por qué te estaban buscando? — Fue la primera pregunta que escapó de entre sus labios aunque más importan — ¿Quién eres? ¿Eres ese tal Tyr? — frunce levemente el ceño encogiéndose de hombros — Yo ni te conozco y solo porque tienes la piel similar a la mía me metieron en su problema —murmuró con un tono el cual demostraba lo molesta que estaba ante aquella confusión. Por un momento se olvidó del sonido de disparos que aquel hombre había soltado con su arma el cual seguramente había llamado la atención de los transeúntes e incluso de los locales cercanos — De..deberíamos irnos, no quiero tener que ser interrogada por segunda vez —propuso la chica algo nerviosa al pensar que probablemente la policía ya estaría en camino.

Por un momento incluso llegó a olvidar el hecho de que antes sintió curiosidad por aquel gran hombre y el lugar del cual provenía, realmente su mente había deshechado la idea de poder preguntarle aquello una vez lo perdió de vista en el restaurant y luego de aquel encuentro nada agradable con esos tres hombres que buscaban problemas por su cabeza ya no pasaban esas preguntas que tanto le inquietaban, ahora solo se encontraba el temor de ser vista con un hombre grande a su lado y dos completamente desmayados en el suelo los cuales obviamente se veían agredidos, la escena en su mente no pintaba nada bien y mucho menos cuando sabía lo egoístas que podrían llegar a ser los humanos.
Audhild
Mensajes :
9
Edad :
Edad
Genes :
Raza
Sexualidad :
Tyrsexual
Pareja :
Tyr
Pb utilizado :
Nina
Procedencia del PB :
Procedencia PB
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Ven a mi {PRIV} HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Ven a mi {PRIV} Empty Re: Ven a mi {PRIV}

Mensaje por TYR el Lun Abr 22, 2019 8:38 am

Con la ausencia de las amenazas, Tyr vio a su alrededor de manera fugaz y entrecerró los ojos cuestionándose un poco sobre el asunto —“¿Por qué los ricos eran así?”— Parecían disputarse por alguna razón a un gato, claramente el valor sentimental del gato era algo invaluable, pero en realidad valía tanto como para contratar asesinos y mercenarios para matarse por la posesión de dicho felino —“¿Qué tanto le faltara a este mundo antes de acabar como mi mundo?”— Estaba absorto en sus pensamientos, la ultima frase del hombre aun resonaba en su cabeza, y con solo conocer la esencia de la naturaleza humana y la irracionalidad que nacía de su raciocinio, era capas de hacerse una idea de los peligros a los que se enfrentaría si continuaba con la encomienda — Debí cobrar más — Murmuro para si mismo, solo para luego regresar la mirada a aquella joven de tez verdusca y figura sensual, la cual cuestionaba a Tyr intentando encontrar una razón valida por la cual esta había terminado pasando por el mal momento de ser apuntada por una arma de fuego.

La seriedad de Tyr fue la primera respuesta a las interrogantes de Aunhild, pero tras pensar como decir las cosas termino respondiendo de manera muy honesta y casi absurda — Por un gato al parecer — Claro que las dudas surgirían una tras otra, no podía culpar a Aunhild de cuestionar incluso por su fecha de nacimiento — Así es y discúlpame no pretendía involucrarte en mis negocios — No había manera de disculparse con ella por el momento que había pasado, pero aun y cuando lo sucedido tenía mucho más relevancia, parecía que ella no parecía entender las verdaderas similitudes entre ambos seres —“¿En realidad solo tenemos la piel similar, o habrá algo mas que una efímera similitud?”— La probabilidad de encontrar alguien de su planeta era astronómicamente baja, y que fuese una jovencita solo hacia que esa posibilidad fuese casi nula.

Aunhild comenzó a acelerarse, dejando a un lado la molestia para atender algo mucho mas importante, eran momentos como esos donde era muy sabio emprender la graciosa y tradicional huida — Necesitamos un lugar seguro — No deseaba inmiscuir mas de la cuenta a la joven, pero por desgracia ya habían visto su rostro y también habían visto como él la había protegido, sin cuestionar Tyr extendió su mano para sujetar la suya y comenzar a alejarse de la escena del crimen, seguro eventualmente darían con los dos seres verdes, pero con un poco de suerte ellos estarían listos, y a diferencia de lo que muchos pensarían, el problema no era la policía, involucrar a Tyr seria comprometer a sus clientes, era una ventaja y una desventaja de trabajar como mercenario, muchas veces por la comercialidad debían trabajar a espaldas de la ley.

Unos minutos mas alejados el trafico resonaba y las sirenas se escuchaban a lo lejos, para ventaja de ellos no estaban enterados del asunto cuando cruzaron frente a ellos unas calles mas adelante, y con una fuerte exhalación, miro la mano de Aunhild, era delicada y pequeña a comparación de los gruesos dedos y grandes manos del hombre — Lo lamento actúe por impulso… También lamento involucrarle en mis negocios, mi nombre es Tyr — Soltó su mano y pensó en soltar más información sobre él, pero el lugar no era apropiado para tener una platica tranquila — ¿Conocerá un lugar cercano donde podamos platicar sin ser interrumpidos? — Su mirada estaba fija en la chica de cabello Azabache y tras escuchar las opciones que ella daba, simplemente mostro una sutil sonrisa que no se apreciaba demasiado debido a los colmillos y la forma de su boca — Entonces le seguiré — Su andar lo regulaba para caminar a lado de la chica y aunque estaba intentando mostrarse normal, había algo que le hacia respirar mas rápido, su olfato era agudo y la simple presencia de Aunhild, era suficiente como para alterar a Tyr.

Fue en el momento que llegaron un piso, la primera en entrar fue Aunhild, y mirando a ambos lados antes de entrar — Con permiso — Mostraba cierto nivel de educación y modales y al ver el interior comenzó a mirar a los lados en busca de algo que pudiera darle alguna pista de la procedencia de Aunhild eso solo hasta escuchar como cerraba con llave, y tras eso se giro para verla directamente con los ojos entrecerrados y la respiración agitada — Seguro tiene muchas preguntas… las aclarare todas, pero antes de eso por favor dígame su nombre y porque al verle no puedo evitar pensar que no es una casualidad que este parado frente a usted — Dentro de la raza a la que ambos pertenecían, la atracción física nacía de la compatibilidad genética no de algo frívolo como el deseo, era por esa razón que su sociedad solía hacer arreglos prenupciales en base a castas, casi siempre acertando que la hembra era compatible con el macho.
TYR
Mensajes :
11
Edad :
31
Genes :
Visitante
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
Audhild
Pb utilizado :
Thrall
Procedencia del PB :
World of Warcraft
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Ven a mi {PRIV} HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Ven a mi {PRIV} Empty Re: Ven a mi {PRIV}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.