Últimos temas
» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
business, that's what we are here for. — priv. EmptyLun Oct 14, 2019 12:34 pm por Natsume

» BLOOD MEMORIES +18 [Cambio de botón]
business, that's what we are here for. — priv. EmptyLun Sep 23, 2019 7:13 pm por Invitado

» Entre copas y licores.- Privado.-
business, that's what we are here for. — priv. EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
business, that's what we are here for. — priv. EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
business, that's what we are here for. — priv. EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
business, that's what we are here for. — priv. EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
business, that's what we are here for. — priv. EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
business, that's what we are here for. — priv. EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
business, that's what we are here for. — priv. EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
business, that's what we are here for. — priv. EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
business, that's what we are here for. — priv. EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
business, that's what we are here for. — priv. EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
business, that's what we are here for. — priv. EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
business, that's what we are here for. — priv. EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

» Antes de la tormenta de Plomo -Priv
business, that's what we are here for. — priv. EmptyDom Jun 23, 2019 12:01 am por Erik & Namor Warfield

business, that's what we are here for. — priv. 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

business, that's what we are here for. — priv.

Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Cain Drargyaz el Dom Mar 24, 2019 1:19 pm



«business, that's what we are here for.»

Hellen Jäger — Cain Drargyaz.



¿Eres gilipollas o qué coño te pasa? — La voz masculina sonaba dura, áspera y con un tono exasperante y tosco. Pocas cosas lograban sacarle de sus casillas pero ese mequetrefe lo había conseguido. — ¿Cómo se te ocurre sacar un kilo de cristal en mitad del local? ¿Y además tener los santos cojones de venir a mí en persona? — Lanzó un suspiro ahogado, cargado de tensión. El humo de un cigarrillo ascendía despacio a su alrededor. Se consumía casi sin ser tocado, lento pero constante. No fue hasta unos segundos más tarde que el albino le dio la primera calada, acabando con la mitad del mismo de una sola vez. — Da las putas gracias por que no te haya cortado esa inútil cabeza que tienes sobre tus hombros. Ahora lárgate. No te quiero volver a ver cerca del club nunca más, ¿entendido?

Con esas últimas palabras, se giró y volvió a entrar por la puerta trasera del Sinful Minds. Estaba vacío, era aún por la mañana, después de todo. Y el motivo de su cabreo no era más que aquel niñato se había presentado en la barra, dónde él se encontraba escogiendo un par de botellas, y había sacado una bolsa transparente con la mercancía que había ordenado. Por supuesto que había comprado esa droga a un traficante. ¿Pero tenía que ser todo tan vulgar y poco discreto? Le habían asegurado que eran unos profesionales. Estaba claro que le habían subestimado. No cometería un error así de nuevo. Un nuevo suspiro salió de sus labios mientras apagaba el resto del cigarro sobre un cenicero.

Llevándose un par de dedos al puente nasal, se frotó este con cierta suavidad mientras trataba de liberar la tensión acumulada. ¿Desde cuándo se había vuelto todo tan complicado? Con la nueva fama del local, había empezado a acoger a clientes con más recursos económicos de lo normal. Clientes selectos que deseaban disfrutar de otro tipo de entretenimiento junto al más puro placer carnal. Drogas caras y exóticas. Cain nunca había sido muy fan de aquel tema, pero le habría muchas puertas a contactos más que interesantes.

Con aquel último proveedor fuera de servicio a Cain se le acababan las opciones. Sabía de alguien que resultaba perfecta para el trabajo. Según los rumores tenía a disposición información privilegiada de las corporaciones, así cómo una ingente cantidad de material que él mismo podría colocar. Sonaba bien. Demasiado bien. Por eso no la había contactado antes. No la conocía de nada y al albino le gustaba ser discreto y seguro en sus negocios. Pero las opciones se acababan.

Tomó el móvil y realizó una rápida llamada a un conocido de ambos. — Soy yo. ¿Recuerdas la chica de la que me hablaste? Quiero una reunión con ella. Dile que es bienvenida al Sinful Minds, la invito a una copa. Tengo asuntos que tratar con ella. — Ni siquiera esperó a la respuesta del contrario. Colgó sin más, dejando el móvil olvidado a un lado mientras se servía una copa de vino que guardaba en su despacho. Tras el primer trago, se acomodó en el sillón de piel negra, cerrando los ojos por un instante. Esperaba que ella no tardase demasiado, realmente sentía curiosidad por conocer a una mujer así.






Última edición por Cain Drargyaz el Dom Mar 24, 2019 6:38 pm, editado 3 veces
Cain Drargyaz
Mensajes :
12
Edad :
treinta y cuatro —
Genes :
impío —
Sexualidad :
heterosexual —
Pareja :
Pb utilizado :
dante sparda —
Procedencia del PB :
devil may cry —
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Hellen Jäger el Dom Mar 24, 2019 5:51 pm

Business, that's what we are here for.
Me adentro al lugar sin pensármelo demasiado, desde fuera posee una pinta decente y en el interior solamente puedo decir que no decepciona. No es un agujero apestoso en el que los criminales se reúnen para comprar carne barata y llenar las barrigas con brebajes repugnantes que a duras penas merecen llamarse alcohol. Mi fiel cliente y contacto no me mintió respecto a éste lugar, es uno de alta gama donde se gasta un buen número de créditos todos los días aunque sin lugar a dudas el lugar podría mejorarse en algunos aspectos, no obstante no me quejo. Es perfecto para colocar mi estandarte como proveedora, puedo llenar mis arcas y el sujeto que reclamó mi presencia también puede hacerlo siempre y cuando lleguemos a un acuerdo, claro está.

Un seguridad me examina con la mirada de pies a cabeza tal vez un poco extrañado con mis vestimentas. A pesar de que a la hora de negociar enseñar un poco de carne nunca viene mal, yo no soy de enseñar mi silueta femenina, los vestidos no son para mí al menos no a la hora de llevar a cabo negocios, de intentar formar lazos con una potencial clientela dispuesta a arrojar una buena suma de créditos a mi mercadería. No llevo un vestido, sino que llevo un traje negro adornado con una corbata y servilleta carmesí sobre mi pecho junto con mis manos cubiertas con finos guantes de cuero negro y finalmente un par de tacones, formal en exceso pero me gusta mantener cierto profesionalismo, las primeras impresiones lo son todo.

Efectivamente soy revisada y desde luego que me apartan la pistola compacta que suelo llevar conmigo siempre que salgo de casa, mi último recurso en caso de que mi ingenio y mi afilada lengua no puedan sacarme de muy peligrosos apuros. No digo nada al respecto más no me quedo callada cuando intentan apartarme de un pequeño paquete plástico transparente que deja ver al guardia y a mí pequeños cristales de un color carmesí —Vengo a negociar con tu jefe, él desea reunirse conmigo y ésto es para él. Además desea invitarme a una copa— me explico con voz severa pero rostro inexpresivo mientras le tomo con delicadeza de la muñeca. Tras unos segundos accede y yo vuelvo a guardar la mercadería en el interior de mi traje. Un segundo guardia aparece aunque ésta vez él es quien decide acompañarme hacia el despacho del dueño del lugar. Sonrío levemente mientras sigo a la figura, siempre me dan escalofríos de solo pensar que estoy abarcando más y más mercado, dejando a los demás sin vender esa basura sin pureza alguna en lugares de alta gama como éstos. El lugar está vacío y es normal considerando que no son horarios pero me lo puedo imaginar lleno de vida, carne de alta calidad bailando para satisfacer a las hienas, bebidas heladas y de buena cosecha siendo servidas a los sedientos y por supuesto que falta la fresa del pastel, falto yo, falta lo que vendo. Sexo, alcohol y finalmente una buena dosis para cerrar la noche, dormir plácidamente como un bebé.

Algo ansiosa por llevar a cabo una negociación me acaricio suavemente mi diestra, mi mano biónica, una réplica casi exacta de la original que perdí mucho tiempo atrás como señal de advertencia para no vender lo mío y largarme de la ciudad, una mano cercenada no es suficiente para dejarme fuera de juego. El guardia me hace una seña de que espere parada delante del despacho mientras éste ingresa para informar al hombre que desea reunirse conmigo. Me relamo los labios fugazmente y espero algo impaciente la luz verde para ingresar. ¿Me espero una trampa? Siempre lo hago, en todo momento me siento amenazada y más aún sin la androide de Hex cubriéndome las espaldas pero ésta vez estoy algo relajada al respecto.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. Sgocco

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Cain Drargyaz el Lun Mar 25, 2019 9:57 am



«business, that's what we are here for.»

Hellen Jäger — Cain Drargyaz



Un líquido ambarino, dorado como el sol cae de forma elegante con fluidez sobre una copa de cristal que descansaba plácidamente sobre una mesa de caoba. Cuando tuvo unos dos dedos de grosor, la mano del hombre se volteó lo justo para detener su acción, volviendo a cerrar la botella segundos antes de guardarla. Distraído, leía unos papeles sin importancia, matando el tiempo hasta que la susodicha mujer a la que esperaba se presentase frente a su puerta. Según tenía entendido, ella traficaba con unos cristales rojos de la más alta pureza. Ignoraba si los fabricaba ella misma o los conseguía por otros medios, pero eso no le importaba. Él quería calidad y discreción y ella prometía dárselos.

No hubo de esperar demasiado. Pronto recibió una llamada diciendo que una mujer se acercaba. El local estaba semicerrado a esas horas, así que sólo podía ser ella. Dio instrucciones de que la dejasen pasar, no sin antes el previo cacheo, por supuesto; y de que la guiasen directamente hasta su despacho. Unos minutos más tarde, unos gruesos nudillos llamaban a su puerta, abriéndose momentos después. Junto al jefe de seguridad apareció una hermosa mujer de elegante traje. Atípico, pero no podía negar que le sentaba bien. Si lo que pretendía era dar un aire de profesionalidad lo lograba con creces. Él, por su parte, vestía mucho más cómodo. Una camiseta negra perfectamente ajustada a su torso, unos pantalones igualmente oscuros y botas militares; todo ello acompañado de su inseparable gabardina granate que tantas veces había usado. Se sentía a gusto entre aquellas prendas.

Así que ella era la que movía todo. ¿Trabajaría para alguien más? Puede ser, pero no tenía pinta de ser una don nadie dentro de la organización. Que ella fuera la jefa o no realmente le traía sin cuidado mientras el trato fuera satisfactorio. Además, no estaba del todo seguro pero, según tenía entendido, drogas no era todo lo que le podía ofrecer aquella joven frente a él. No, poseía algo mucho más valioso para él. Algo que, de ser cierto, debía conseguir sin importar el coste. Algo que movía el mundo: información. Información sobre las megacorporaciones, sobre sus movimientos y sus miembros. Información que daría un vuelco a sus planes.

Una cordial sonrisa apareció en los labios del albino, ladeando la cabeza, dirigió brevemente la mirada hacia el de seguridad, indicándole que se marchase mientras invitaba a la dama a pasar. — Adelante, querida. Póngase cómoda. — Con una mano indicó un cómodo sillón junto a su escritorio mientras él mismo volvía a acomodarse en el que estaba. — Es un placer conocerla al fin. Me han dicho cosas realmente interesantes de usted. Aunque, por desgracia, aún no conozco su nombre. Yo soy Cain, dueño de este modesto establecimiento. — Inquirió con su tono tranquilo habitual, fijando su mirada en ella antes de continuar hablando. — Supongo que nuestro… amigo, ya le habrá contado por qué está aquí, así que permíteme que vaya directo al grano. Necesito la mejor mercancía. Y tengo entendido que me la puedes proporcionar.

Con la ceja arqueada, negó un par de veces con la cabeza para sí mismo antes de añadir. — Soy un maleducado, disculpe. Ni siquiera le he ofrecido una copa. ¿Le apetece algo? Tengo todo lo que pueda desear, querida. Sólo tiene que pedirlo. — Extendió la mano, mostrando un pequeño pero lujoso minibar privado con algunas de las bebidas más exóticas que se podían conseguir. — Cuando termines con este pequeño asunto hay otros temas en los que quizás me podría ayudar. Pero no entraremos en detalles por ahora. De momento, lo primero es lo primero. ¿Ha traído lo que le pedí, querida?






Cain Drargyaz
Mensajes :
12
Edad :
treinta y cuatro —
Genes :
impío —
Sexualidad :
heterosexual —
Pareja :
Pb utilizado :
dante sparda —
Procedencia del PB :
devil may cry —
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Hellen Jäger el Lun Mar 25, 2019 4:39 pm

Business, that's what we are here for.
Con un claro y sencillo gesto, el albino, el dueño de todo ésto indica al guardia que ya se puede marchar y dejarnos a solas para llevar a cabo los objetivos por los cuales él pidió por mi presencia y por los cuales yo asistí sin demorarme demasiado, negocios, enriquecernos de una manera u otra. Le examino brevemente no más que un par de segundos, un hombre joven de cabellos blancos, algo mayor que yo me atrevería a decir con vestimentas algo casuales y nada en exceso elegante y profesional como los ropajes que llevo yo encima. Una buena imagen, la primera impresión lo son todo en los negocios, o eso solía decirme papá, el narco jefe de Múnich —Con su permiso— siguiendo su instrucción tomo asiento justo delante de su escritorio, con piernas y brazos cruzados junto con una fina sonrisa adornando mi rostro. Posee modales más que decentes y no me extraña demasiado, he conocido mucha basura desde que llevo trabajando en éste negocio que ni siquiera puede mantener una imagen medianamente pulcra pero él parece ser la imagen personificada de su establecimiento

—Mi nombre es Hellen, cocinera y distribuidora, entre otras cosas— dejo escapar una pequeña risita antes de proseguir con la presentación —El placer es todo mío pues da gusto colocar los pies en un lugar que dista muchísimo de ser un basurero— dejando los cumplidos de lado, Caín va directo al grano y me informa de sus necesidades, necesidades que estoy dispuesta a satisfacer siempre y cuando él me ofrezca el mejor precio. Sus disculpas me hacen observarle confundida brevemente antes de ofrecerme una bebida y ésta vez mi sonrisa se ensancha un poco. Posee un minibar repleto de una buena cantidad de bebidas extravagantes —Un whiskey sería ideal, gracias— y tras aquello reviso nuevamente el interior de mi traje, en un bolsillo escondido yace ese paquete transparente con una prueba de la mercadería, solamente una parte de lo que soy capaz de proveer pero sin lugar a dudas es uno de los productos más caros de mi "cocina".

Lo tomo y coloco con delicadeza sobre su escritorio, justo delante de él —Además de discreción y compromiso también te he traído eso— y entre nosotros yacen los cristales carmesí, un producto que no es para cualquiera —Los cristales carmesí son solamente una pequeña parte de lo que soy capaz de hacer y proveer además de que me encargo de que la pureza sea del noventa y nueve coma dos por ciento— hago una pequeña pausa y me muerdo el labio inferior fugazmente, no quiero entrar en términos técnicos con él —La alta sociedad lo disfruta, queda muy satisfecha con él— y eso es todo lo que importa en nuestros negocios, ¿verdad? Que consuman lo que somos capaz de proveer y que por supuesto nos paguen unos cuantos créditos por ello —Si es lo que usted busca puedo hacerla y traerla cuanto antes, antes de lo que puede llegar a imaginar— poseo cantidades de emergencia para salir de algunos imprevistos pero en rapidez no me gana nadie —Sea como sea, si no es lo que busca o tal vez incluso necesite algo más aparte de éste producto, estoy segura de que soy la indicada para satisfacerlo a usted o su clientela— soy la indicada, la mejor de la ciudad para éstos trabajos.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. Sgocco

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Cain Drargyaz el Mar Mar 26, 2019 11:55 am



«BUSINESS, THAT'S WHAT WE ARE HERE FOR.»

HELLEN JÄGER — CAIN DRARGYAZ



La agradable voz de ella contrastaba con la áspera del hombre, un contraste que provocó una escasa sonrisa en su rostro mientras esta finalmente pasaba y se acomodaba en el despacho tal y cómo él le había invitado previamente. El guardia se retira una vez que la mujer entra, cerrando la puerta una vez más para conferirles total intimidad. El local tenía fuertes medidas de seguridad no sólo con los guardias. Cierres automáticos, láseres y otros dispositivos de defensa más propios de un búnker de guerra. Y su despacho no era una excepción. Perfectamente aislado acústicamente del resto, el lugar inhibía todo tipo de dispositivos de escucha y grabación que cualquiera pudiese traer. Fuera lo que fuera lo que hablasen entre ellos, no podría salir de allí, ni habría constancia. Después de todo, no era un local de copas corriente, ni mucho menos.

Esperó a que ella tomase asiento, asintiendo con lentitud ante su presentación. Una vez ambos acomodados, el hombre se levantó unos instantes para tomar una copa, servir un hielo grueso en la misma y después verter el mismo líquido que minutos antes se había servido para él mismo. Se lo colocó en frente y le dirigió una vez más una de sus calmadas sonrisas. — Espero lo disfrute. Es uno de mis favoritos. — Alzó su propio vaso, dejando evidencia de que estaba bebiendo lo mismo antes  de seguir escuchando sus explicaciones. Cuando sacó aquel paquete sus ojos vagaron por el contenido del mismo. Nunca había consumido drogas, al menos no con asiduidad, así que él mismo reconocía sin problema que no era un experto en el tema ni muchísimos menos. Eso, no obstante, no restaba que no supiese diferenciar el producto bueno y el malo. Y aquello era de los mejores que había visto. El cristal era puro y transparente, con aquel brillo rojo tan característico. Aún tenía que comprobarlo, pero no dudaba de la veracidad de sus palabras. — Creo que podremos hacer grandes negocios tú y yo. Me quedaré con esta bolsa, se la dejaré a uno de mis hombres que la analice, para estar seguros. Ya sabe cómo son los negocios. — Añadió. No quería que ella se lo tomara a mal, ni mucho menos. Pero no podía ir confiando en cualquiera a las primeras de cambio. Estaba seguro de que una mujer como ella lo entendería.

Dicho esto, y si es tan bueno como parece, ten por seguro que compraré más. Diré a las chicas que vayan pasando algunos entre clientes de confianza. — Dio un largo trago a su whisky, vaciando la copa del contenido. Cayó ardiente por su garganta. Una sensación que el varón adoraba. — Pero nos falta hablar del precio. Estoy seguro de que tu habitual clientela ofrecerán unos buenos créditos por un material así, después de todo, son los mandamases. — Si ella respondía afirmativamente, sabría que estaría trabajando con las megacorps. Y de ser así, los negocios se tornarían mucho más turbios en todos los aspectos. — Quizás no lo aparento, pero el dinero no es un problema. Quiero todo lo que puedas ofrecerme. — Ese “todo” era, por supuesto, una referencia a la información que ella poseía sobre las corporaciones.





Cain Drargyaz
Mensajes :
12
Edad :
treinta y cuatro —
Genes :
impío —
Sexualidad :
heterosexual —
Pareja :
Pb utilizado :
dante sparda —
Procedencia del PB :
devil may cry —
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Hellen Jäger el Mar Mar 26, 2019 3:15 pm

Business, that's what we are here for.
Mis ojos bailotean unos escasos segundos por el despacho en el cual nos encontramos ambos. Estoy más que segura de que soy capaz de hacerme de un club similar a éste si pongo unos cuantos créditos encima y contacto con ciertos individuos, sin embargo me siento a gusto en mis posiciones actuales, sin embargo es una opción a tener en cuenta para algún futuro —Seguro no decepciona, salud— levanto mi vaso y llevo la bebida hacia mis labios. A pesar de no ser una ávida bebedora de whisky sé apreciar el sabor de éste brebaje y es en extremo agradable, seguro que también podría convertirse en mi favorito. Me relamo los labios de manera fugaz y cual serpiente tras apartar brevemente el vaso de mis labios y me encojo de hombros ante sus palabras, es precavido.

—Hombre prevenido vale por dos— y tras aquello le regalo una pequeña y fina sonrisa. ¿Me ofende que desconfíe y sea precavido conmigo? En absoluto, es un movimiento inteligente por su parte y en cuanto a la mía, sé que mi producto es excelente por lo que en verdad no hay problema alguno, cuando ese sujeto suyo lo analice se dará cuenta de que no le he mentido respecto a la calidad. Asiento con la cabeza y entrecierro los ojos, clavando los mismos sobre los suyos —Desde luego, poseo una clientela selecta y exigente que no puedo defraudar, sin embargo ellos tampoco defraudan con la paga— sospecho más o menos el camino que está tomando ésto pero no me incomoda ni desagrada ya que después de todo no solamente hago dinero con sustancias ilegales, hay algo mucho, mucho más valioso que un chute por diversión en algún momento de la noche.

Bebo el resto del contenido del vaso de un rápido trago y lo dejo sobre su escritorio aún con los restos de hielo en su interior, derritiéndose poco a poco —Exceptuando a la mujer sobre la cual yacen tus ojos, todo está a la venta— suelto un pequeño suspiro, aún así necesito algunas cosas antes de lograr venderle todo lo que puedo proveer —Aunque antes de venderte algo más que mi producto, necesito saber algunas cosas como lo es por ejemplo, con quién o quienes estoy tratando— no soy estúpida, no quiero vender información a cualquier individuo que me encuentre y pida que le venda todo lo que pueda ofrecerle. No puedo arrojarme a ciegas así como así —Vender lo que cocino es una cosa, vender lo que hay aquí dentro...— llevo mi mano diestra a mi cabeza y golpeo el costado de la misma con mi dedo índice —Es otra completamente distinta y no es en absoluto barata— las cosas claras. Él tiene créditos pero no sé si quiero eso en específico. Si veo que es capaz de ofrecerme una "ayuda" o un "empujón" en éste juego de tronos en el que estoy jugando desde que llegué a la ciudad desde los diecinueve años, seguro que puede obtener casi todo de mí, estaría dispuesta a dárselo.
Hellen Jäger
Mensajes :
118
Edad :
25
Genes :
Humana - Kinética
Sexualidad :
Bisexual
Pareja :
-
Pb utilizado :
Jalter
Procedencia del PB :
Fate Grand/Order
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
business, that's what we are here for. — priv. Sgocco

Volver arriba Ir abajo

business, that's what we are here for. — priv. Empty Re: business, that's what we are here for. — priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.