Últimos temas
» — Dangerous Euphoria [+18] {Priv. Kotaro Hoshijiro}
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyMiér Sep 11, 2019 11:19 pm por Kotaro Hoshijiro

» Entre copas y licores.- Privado.-
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyLun Sep 09, 2019 12:16 am por Blitz Lohengrin

» Planes - Privado +18
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyDom Sep 08, 2019 11:10 pm por Erik & Namor Warfield

» Boku no hero Academia Ultimate //Cambio de Botón
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyMiér Sep 04, 2019 3:21 am por Invitado

» Deus Relinquit [Elite]
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyJue Ago 29, 2019 8:39 pm por Invitado

» Juegos y drogas [tema libre]
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyDom Ago 25, 2019 9:22 pm por Mako

» Fire Emblem Factions - Afiliación normal
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyVie Ago 23, 2019 5:16 pm por Invitado

» Affection RPG —afiliación elite.
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyMiér Jul 31, 2019 6:01 pm por Invitado

» Sᴀɪsɢᴀʟᴇ +18 [Éʟɪᴛᴇ]​​
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyJue Jul 25, 2019 11:49 am por Chaos Bloom

» BLOOD MEMORIES [Élite]
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyVie Jun 28, 2019 8:08 pm por Invitado

» Starcrossed Winners | Priv. Morgan
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyMar Jun 25, 2019 12:20 pm por Ashley Luschek

» Lahnrix [Élite].
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyLun Jun 24, 2019 3:00 pm por Invitado

» [ another way out | priv. hellen ]
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyDom Jun 23, 2019 4:11 am por Ayumu & Nemuri

» Antes de la tormenta de Plomo -Priv
Bubblegum Bitch [Aren] EmptyDom Jun 23, 2019 12:01 am por Erik & Namor Warfield

» TÆNDING CITY ✦Elite
Bubblegum Bitch [Aren] EmptySáb Jun 22, 2019 2:50 am por Invitado

Bubblegum Bitch [Aren] 986VYjLhttps://i.imgur.com/EEmrEMA.jpg
Elite&Brothers

Bubblegum Bitch [Aren]

Ir abajo

Bubblegum Bitch [Aren] Empty Bubblegum Bitch [Aren]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Lun Mayo 06, 2019 1:00 pm

Bubblegum
bitch

No supo si eso de pedir ayuda psicológica y revelar sus crímenes había sido una buena idea o no, sobretodo cuando el psicólogo era tu padre y te iba a obligar a realizar cosas que no te interesaban sólo por librarte de lo peor. Le había tocado trabajar gratuitamente durante 300 horas en una tienda vieja regentada por un señor mayor. Supuestamente, era para integrarse nuevamente en la sociedad, poder convivir con humanos normales y corrientes, adaptarse al mundo que le quedaba por conocer y poco a poco ir recuperándose.

Estaba tirada en el suelo de rodillas con cajas viejas de vinilos y casettes, ¿quién en ésa época compraba tales cachivaches? No había visto entrar aún a nadie a aquella tienda de antigüedades buscando lo que ella andaba ordenando de forma tan minuciosa, a pesar de que quisiera marcharse ya y dejarlo todo tirado de cualquier forma. Aún así, allí estaba, aguantando simplemente por su padre, para no oírle quejarse más bien, y para quitarse cuanto antes aquella condena de encima.

Levantó la mirada al oír la puerta abrirse, con la brisa silbando al colarse entre las maderas viejas de la puerta con cristal semiquebrado. El polvo flotaba en el aire, olía a humedad allí dentro, a viejo como ella diría. Casi le daba asco tocar cualquier cosa, como si ésta estuviese impregnada del sudor de otras personas, sus anteriores dueños quizás, de sustancias corporales que ella no podría quitarse de las palmas de las manos. Incluso estaba tan obsesionada que apretaba los labios con fuerza, como si no quisiera respirar ni el aire o que se le colase una mota de polvo en la boca.

Bienvenido al Cajón de Pandora— recitó, como aquél hombre anciano que tenía por jefe siempre comentaba tras unas enormes gafas sucias y una sonrisa mellada. —Si buscas vender algo, el dueño no se encuentra ahora. Si quieres comprar, las manos donde pueda verlas y te pasas por caja en cuanto acabes— continuó, entornando la vista para poder ver bien a la persona que entró, porque al contraluz era algo difícil distinguir la silueta. Se levantó, sacudiéndose de polvo la falda y los calcetines altos, ladeando el rostro y frunciendo el ceño. —¿Aren?— siseó, atreviéndose a mencionar un nombre. —¿Qué cojones haces tú aquí? ¿Y por qué vistes así, y qué coño es ese tatuaje?— insistió, yendo rápida hacia él y parándose delante, conteniendo las ganas de abrazarle con fuerza.


¿Es que estás saliendo con la modelo de mierda esa?— soltó sin más, con asco, arrugando el ceño. —Estás muy cambiado, no eres el pardillo que conocí puteándole en su propia casa por culpa de tus hermanas. Que por cierto, espero que estén todas muertas, porque no entiendo cómo no tienen aún enemigos por la ciudad con lo gilipollas que son. E insoportables—, y ahí, dejaba claro que por más terapia que le hicieran o pastillas se metiera en el cuerpo, ella seguiría siendo una mujer sin modales y sin temor a soltar cualquier bomba por la boca.






Bubblegum Bitch [Aren] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Bubblegum Bitch [Aren] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Bubblegum Bitch [Aren] Empty Re: Bubblegum Bitch [Aren]

Mensaje por Aren/Dante Akishino el Dom Mayo 12, 2019 12:58 pm

Estar en Neoarghia era, ya de por sí, algo mas inusual para mi que para cualquier otra persona. Yo pertenecía al mundo de arriba, no a la estación, sino mas allá. Mucho mas allá. Por eso mismo estar en una ciudad, aunque se sentía diferente y quizás los únicos conocidos que no querían aprovecharse de quien era se encontraban allí, mis escapadas no podían ser ni tan frecuentes ni tan duraderas como quisiera. Al menos no una vez comenzara oficialmente mi trabajo, aunque nadie me pagaría por cumplir mi sueño tampoco es que fueran a pagarme por hacer de héroe y hasta el mas noble de ellos necesita comer y dinero para pagar lo que se lleva a la boca. Como puedes intuir nunca había dejado eso de ser un héroe, solo que es mas complicado que entrar a un examen y que te den un carnet y un rango al que perteneces (si tan solo la vida fuera como los animes y las novelas todo sería bastante mas fácil) y, de hecho, lo que me había llevado a aquel local, situado en un barrio que no destacaba por nada en especifico mas que por ser incomunmente común y normal era que vendían antigüedades que podían serme útiles. Pese al calor intempestivo que hacía en pleno Mayo seguía llevando aun así una sudadera medio abierta con solo una camisa de lo mas común bajo esta y unos vaqueros. Ese era mi uniforme: ir absolutamente no uniformado.

La tienda no se parecía a lo que era una casa de empeños, algo normal hoy en día donde las deudas parecían estar a la orden del día. Y por mas rico que yo fuera no podía ni iba a salvarlos a todos: el dinero nunca seria suficiente para salvarlos a todos y mi padre se aseguraba de darme el mínimo y ahora andaba yo en las últimas así que no podía tampoco ir a una tienda de electrónica o una ferretería industrial para conseguir lo que seguramente necesitarían mis inventos. Así que abro la puerta y veo una serie de estantes perfectamente colocados, con todo tipo de cosas, algunas, muy probablemente, no las había visto nunca, pero esas también me interesarían, probablemente, no cosas como los recuerdos de marcas que ya no existen, de grupos que nadie oye, esas cosas simplemente eran para otro tipo de gente. No vi a primera vista a nadie que estuviera allí listo para atenderme así que pensé que podría ojear un poco por mi cuenta (sin tocar nada claro). Pero alguien salió de uno de los laterales de la tienda, y giré el rostro para buscar el origen de aquella voz femenina. -Eh...claro -murmuré inseguro, no era la primera vez que alguien hablaba así de directo pero la sorpresa fue tan evidente que simplemente levanté las manos en señal de paz. -Nada de tocar cosas.

La voz se me hizo familiar aunque no supe decir por que y no fue hasta que se levantó y se dio la vuelta y entonces frunció el ceño cuando la vio, ¿que hacia ella allí? ¿Y cuando fue la última vez que se vieron? Hace bastante, bastante tiempo. Y ella estaba también bastante cambiada para que mentir. Si ella decía que yo había cambiado (pese a que no había hecho nada para ello, simplemente bueno, estar vivo hasta su reencuentro) ella mostraba un cuerpo mucho mas desarrollado y femenino. Y estaba estupenda aunque bueno, eso para ella no había sido nunca un problema, realmente era como decir que yo estaba mucho mas raro, siempre había sido raro, eso no debía de ser novedad alguna. -Yo también me alegro de verte, Sköll. -no es que no supiera quien era, mas bien al contrario, pero ella había demostrado en muchas ocasiones que su afecto por mi persona era nulo, y eso que yo no le había hecho nada, ni se me pasaría nunca por la cabeza. -¿Y que les pasa a mis pintas? -preguntó mirándose, ni siquiera estaba imitando la forma de vestir de Alan, ser parecía pero era todo improvisado, así era como tarde o temprano tendría que vestir, como lo haría él pero sin ser él, ademas ya me había acostumbrado y era bastante cómodo. Me miré el brazo antes de mirar aquel breve tatuaje, al final era solo el primero de muchos componentes de aquel mapa cósmico que quería hacerse, sí. Era bonito y se veía en aquella camisa de manga corta asomándose por su antebrazo. -Es un proyecto personal -dije con calma tendiendo el brazo. -¿te gusta?

Pero por supuesto tuvo que salir por aquel tema que no sabia explicar, ni responder realmente. -Si me conoces deberías de saber la respuesta, incluso con las pocas veces que nos hemos visto. -porque no es que fueran amigos, ni nos conocemos mucho mas allá de lo que habían coincidido en las tres o cuatro ocasiones realmente pero yo no podía decir que ella me cayera mal o que no me importara, era uno de los pocos conocidos que tenía ahí abajo. -No estoy saliendo con nadie. -le confesé aunque no se porque preguntaba eso. Lo de mis hermanas bueno, intenté que no me importara, eran sentimientos encontrados porque aunque sabia lo mal que ellas me caían y lo que yo les caía a ellas en el fondo seguían siendo mis hermanas y eso era algo importante pues confiaba con que en el fondo en otra ocasión, de otra forma quizás nos hubiéramos llevado bien, como una buena familia en realidad. -Ya, dejemos lo de mis hermanas, el bicho raro soy yo, allí arriba ellas son el cúlmen de la excelencia. -por que el que seguía siendo una deshonra para su apellido era yo. -¿Y que haces tu aquí? -le pregunté mientras caminaba hacia una de las repisas mirando aquellos artilugios, reconocía algunos, sobretodo las piezas que conformaban los mas mecánicos, dudaba de que encontrara algo tan concreto como lo que quería, no obstante no perdía la esperanza de encontrar algo que mereciera la pena. -Quiero decir, este sitio no parece a la altura de una...mujer como tu. Un sitio lleno de cachivaches antiguos casi se parece a mi almacén. -reí brevemente antes de mirarla, caminando hacia ella casi como si ella fuera un campo magnético y yo una viruta de hierro minúscula en comparación. -Pero supongo que por eso mismo he entrado, vi el escaparate y pensé que encontraría algún cachivache por ahí que pudiera desmontar por sus piezas. -suspiré lentamente antes de mirarla. -¿Y tu que tal estas? Pareces diferente de la ultima vez que nos vimos pero...diría que hasta te ha sentado bien. -y eso que no sabia el qué había cambiado en ella pero...lo notaba. Y estaba estupenda pese a cualquier cosa.


Hablo (solitario) - Aren/Dante (conjunto)
Aren/Dante Akishino
Mensajes :
30
Edad :
18 años // 44 años
Genes :
Humanos
Sexualidad :
Heterosexuales
Pareja :
¡Ba-basta! // mi mujer Kanae
Pb utilizado :
Izuku Midoriya / Carlnes (OC)
Procedencia del PB :
Boku no hero academy / Aenaluck
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Bubblegum Bitch [Aren] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Bubblegum Bitch [Aren] Empty Re: Bubblegum Bitch [Aren]

Mensaje por Sköll H. Heaton el Vie Mayo 17, 2019 1:42 am

Bubblegum
bitch



Era extraño. En los ojos de aquella criminal no se reflejaba ira, o locura, sino emoción, excitación por volver a verle; le añoraba realmente, le apreciaba, lo adoraba. Adoraba aquella fuerza que sacaba de no sabía dónde, lo distinto que era de ella. Mientras Sköll sólo quería saciar su sed de sangre, seguir con todo lo que su madre metió en su cabeza, recibiendo placer del dolor ajeno y propio, del maltrato durante años y de la autodestrucción, él simplemente quería ayudar a todo el mundo, porque para él nadie era distinto, todos merecían una mano que agarrar cuando estabas tirado en la tierra y un hombro en el que apoyarte para llorar. –Pareces un puto nerd– se burló, con una sonrisa en los labios. –Rarito– continuó con aquella sorna, mirando al techo de aquél viejo local, pensativa –, de otro planeta. Sí, eres el Aren que conozco– llegó a la conclusión, soltando una de aquellas risitas aterciopeladas que a su padre le encantaban, de las que siempre le alentaban a soltar cuando estuviese feliz porque según él, le hacía lucir bella, una mujer normal y feliz. Encogió los hombros con aquella respuesta; no le pareció indicado soltar nada más en cuanto a lo de la pareja, ella prefería que siguiera siendo así, que de alguna forma, siguiese siendo de su propiedad.

Trabajos sociales. Era eso o un correccional, o cárcel por ser mayor de edad–confesó, encogiendo los hombros. –Ya sabes todo lo que hice en el pasado por culpa de Alexei– y de verdad quería que él recordase aquél nombre, que no hubiese olvidado nada de ella o su familia porque aquello le dolería; que retuviese información de la modelo y de ella no, como si no fuese importante para él y ella sí, y era lo que más rasgaba su corazón perturbado. –Puberty goals, amigo. Mi padre me alimenta bien y le acompaño a hacer ejercicio. Dice que eso me sanará por dentro mentalmente– bromeó, con una minúscula sonrisa. –Aunque supongo que simplemente son los genes de mi madre. Es una mujer guapa, y fue bellísima en el pasado, con mi edad– continuó, tampoco le daba mucha importancia. Seguro que le seguía pareciendo mejor aquella anoréxica que ella.

No pudo evitar mirar sus brazos, ladeando la cabeza y frunciendo los labios. –¿Tú también fuiste a un gimnasio?– extraña conversación, pero lo único que se le ocurría para evitar el silencio que, aunque no le parecía incómodo junto a él, no quería que para Aren se lo pareciera. –Quiero decir, me has enseñado el tatuaje y tienes el brazo fuerte– aunque no quería sonar demasiado acosadora, como si se fijase sólo en su físico o algo así. Reaccionó chasqueando la lengua, extendiendo la mano hacia la tienda y arrugando los labios en una mueca aburrida, como si no hubiese nada interesante allí dentro, como si simplemente fuese todo un basurero. –Dijiste que querías cachivaches raros, ¿no? Echa un vistazo entonces, yo invito a toda la mierda que veas por aquí– añadió, comenzando a caminar hacia él para llevarle entre las estanterías, bostezando sin pudor alguno, rascándose la nuca entre los cabellos rubios mal recogidos en moñitos a cada lado de su cráneo.

Pero estoy bien, Aren. Me siento algo extraña, me estoy encontrando a mí misma, y no sé qué narices quiero ni quién soy, pero las terapias de mi padre me ayudan– confesó, aunque quería evitar el tema en todo lo posible. Él ya sabía que estaba loca, que era una enferma mental, una criminal sociópata y una amante del dolor. Una asesina joven. Y ya no se enorgullecía de aquello. –Pero no puedo alejarme del pasado mucho tiempo. A veces una también tiene… sed– y supuso que él sabría qué significaba aquello. Él se volvió su obsesión el día que dejó que la rubia bebiese de su sangre en un arrebato en su casa. Por un simple vaso roto y un corte en el dedo índice del peliverde. Por un simple minuto, él no era consciente de todo lo que desencadenó en ella. –De hecho, tengo sed ahora– aclaró, relamiendo sus labios secos y agrietados, mirándole de reojo mientras le conducía a los rincones más muertos y apartados de los escaparates posibles, aquellos puntos que la cámara no podía vigilar. Conocía los puntos ciegos de aquél lugar como a la palma de su mano. Le empujó con fuerza de un golpe seco en el pecho del chico, derribándole sobre cajas de cartón a medio desembalar y subiéndose sobre él, presionando sus manos con las rodillas para tenerle inmovilizado y rebuscando bajo las ligas de cuero de su falda alguna pequeña daga que siempre la acompañaba.

La sacó de su funda, dejando que las vagas luces del local mostrasen los grabados de su hoja y la blandió en el aire un par de veces, cortándolo, haciéndolo silbar en mitad de la nada y clavando los ojos en los verdes del aspirante a héroe espacial que él se creía. –Déjame volver a beber de ti, Aren. No me hagas hacerte daño a la fuerza; si colaboras, todo saldrá bien y habrá menos posibilidades de que la herida sea mortal– sentenció de forma fría, entornando aquellos luceros y siseando.




Bubblegum Bitch [Aren] AvKKMLdy_o
Sköll H. Heaton
Mensajes :
44
Edad :
18
Genes :
Humano
Sexualidad :
Heterosexual
Pareja :
HAHAHAHAHA no.
Pb utilizado :
Himiko Toga
Procedencia del PB :
Boku no Hero Academia
Imagen Interior Mensajes (100x100) :
Bubblegum Bitch [Aren] HTI5lIN

Volver arriba Ir abajo

Bubblegum Bitch [Aren] Empty Re: Bubblegum Bitch [Aren]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.